Ciencia
A 500 años de su muerte, investigarán el ADN de Leonardo Da Vinci a partir de su pelo
Jueves, 2 de mayo de 2019

 Un enigmático mechón de pelo que podría provenir de Leonardo da Vinci, presentado por primera vez este jueves en Italia, será objeto de una investigación científica destinada a recuperar el ADN del genio del Renacimiento, cinco siglos después de su muerte.

"Este mechón de cabello fue descubierto hace tres años en Estados Unidos y nos permitirá realizar investigaciones sobre el ADN de Leonardo", explicó a la AFP el histórico del arte y erudito en Renacimiento Alessandro Vezzosi.

"Después de estudiar por 40 años la genealogía de Leonardo, en el 2016 logramos establecer que tenía 35 descendientes (indirectos) vivos, tras lo cual me contactó el coleccionista propietario del mechón, el cual accedió a exhibirlo", contó.

Nacido el 15 de abril de 1452 de una unión ilegítima entre un notario y una campesina, el joven Leonardo fue criado por su abuelo y su tío. Según su biografía oficial no tuvo hijos pero sí una veintena de medio hermanos.

Con ocasión del 500 aniversario de la muerte del maestro toscano, Vezzosi decidió exponer al público el mechón del maestro en la sede de la biblioteca dedicada a Leonardo en su pueblo natal, Vinci, en Toscana.

La "reliquia", como la llama, está formada por una docena de cabellos claros, entre blancos y rubios, enmarcados con escrito en el marco en francés "El cabello de Leonardo da Vinci".

También hay un anillo de bronce que según documentos históricos era el que solía llevar el genio florentino en uno de sus dedos.

El descubrimiento del mechón suscitó inmediatamente polémicas. El director del prestigioso museo de los Oficios de Florencia, Eike Schmidt, considera que es una noticia "poco creíble".

"Me resulta algo tonto. Es poco probable que un mechón se encuentre en una colección estadounidense", comentó a la prensa.

A lo largo de los siglos, el mito de Leonardo ha generado todo tipo de descubrimientos, pseudonoticias y falsas noticias.

En busca de los descendientes vivos

"No estamos seguros al 100% que sean sus cabellos, pero lo que creemos es que hoy en día es posible, basándose en una investigación genealógica, comparar el ADN de ese material con el de los descendientes vivos encontrados en Toscana y en sepulturas de Francia y España", precisó Alessandro Vezzosi.

Según este experto en Renacimiento, el cabello y el anillo exhibidos en Vinci pertenecían a la escritora francesa Arsène Houssaye (1814-1896), inspectora general de los museos provinciales, encargada en 1863 de realizar excavaciones en la tumba de Leonardo, que se encuentra en el castillo de Amboise, en el valle del Loira, centro de Francia.

Durante esas excavaciones se halló un esqueleto con la mano derecha colocada detrás de la cabeza y fragmentos de la tumba con las letras -EO -AR -DUS -VINC- , lo que podría corresponder a Leonardo y a Vinci.

También fueron encontradas medallas francesas e italianas de comienzos del reinado de Francisco I y algunos restos de barba y pelo blanco.

Fallecido el 2 de mayo de 1519 Leonardo pasó los últimos tres años de su vida en Francia bajo la protección de Francisco I, aunque sus obras más emblemáticas vieron la luz en Italia.

Enterrado en la capilla del castillo de Amboise, debido a que el edificio fue destruido en 1807, sus presuntos huesos, encontrados por Arsène Houssaye, se conservan desde 1874 en la capilla de Saint-Hubert en Amboise.

Los investigadores italianos reconocieron que no quieren perturbar el descanso del genio para realizar análisis del ADN de sus restos, lo que consideran podría ser "percibido como una profanación", explicó Vezzosi.

"Con los descendientes vivos y los descendientes sepultados podemos hacer estudios comparados sin tocar su tumba, que hay que respetar por su significado histórico y simbólico", asegura el historiador.

Las conclusiones de su investigación serán divulgadas en los próximos meses. Fuente: AFP

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario