Fútbol Mendoza
El fútbol de Mendoza sabe de escalar y ascender, con el Aconcagua como centinela
Lunes, 22 de abril de 2019
Por: Pablo Pérez

Mejor que un montañés no encontrarás para ascender algún cerro con destino al cielo y pocos recorridos en el mundo tienen a la Cordillera de Los Andes con su majestuoso guardián de nombre Aconcagua aguardando en su cúspide el esfuerzo sobrehumano que pise y la conquiste.

Y así hoy, tras décadas de intentar hacer cumbre y con cientos de resbalones sin apoyar pie, más refugios oscuros con nada de oxigeno; este fútbol de los montañeses comienza a conquistar intensamente el panorama de la pelota nacional. 

Porqué el fútbol mendocino sabe de escalar, porqué la historia de tantas laderas superadas por años no podía resultar solo un mero recuerdo de anécdotas antojadizas, por eso y tras los vientos gélidos que abofetearon con el paso del tiempo a esta entidad propia y pasional nacida en los barrios curtidos por las vides, debía volver a ser aquel de los conquistadores de los 6,962 metros.

Entonces llevar adelante un paralelismo de lo que fue, pudo ser y es, con el reflejo del sol haciendo mella en cada sombra que se escapa por la hendidura montañosa se adecua a este momento pleno de los equipos de Mendoza que van encaminados hacía esa cima que saben escalar.

Y ahí encabezando estos alpinistas aparece con nombre de entidad Godoy Cruz, con cuantiosas cumbres superadas y atacando por varios frentes para no caerse y manteniendo la bandera en alto para clavarla en el punto más alto. 

Hoy jugando tres frentes y en los tres aspirando a no ceder terreno y con un sueño cercano al grito de campeón. En la Libertadores esperando definir su pasaporte a otras fase, en la Copa de la Superliga esperando por Boca Juniors y en Copa Argentina esperando por Huracán de Parque Patricios o Unión de Sunchales. Sube y no se cansa de subir.

Cerca asoman las narices Gimnasia y Esgrima e Independiente Rivadavia, flamantes participantes del octogonal por un segundo ascenso en la B Nacional; ambos tras muy buenas actuaciones se metieron de lleno en el territorio de llegar bien alto y ser compañía del Tomba lo antes posible. El Lobo jugará ante Almagro su ilusión de no detenerse, mientras que la Lepra chocará ante Nueva Chicago para soñar un sueño que a pesar de nunca detenerse no podía encaminarse. Suben y no dejan de subir. La Copa Argentina tendrá a ambos con la fe de no parar. El Azul jugará ante Midland y el Blanquinegro nada más ni nada menos que frente a River Plate.

Huracán Las Heras y el Deportivo Maipú desde el Federal A volvieron a sortear un pico ondulado y ya se prestan a ingresar al desafío de la etapa 3 de la Reválida con el premio del ascenso a la B Nacional. El Globo tendrá que escaparle al duro rival que es Sol de Mayo de Viedma y el Cruzado ante un viejo conocido como Desamparados buscará no bajarse se esa aspiración que por año viene forjando. Suman y suben por donde hay que subir.

Desde el Regional Federal Amateur vienen haciendo su propio camino con intención de asegurarse una plaza en el Federal A, cuatro elencos mendocinos, que nunca cesan en su afán de ser protagonistas; entre ellos uno será finalista y estará a un paso de saltar un "nuevo pico". Corren con ventaja Atlético San Martin y Pacifico de Alvear que ganaron las ida de visitante ante Andes Talleres y Pilares de San Rafael, pero el fútbol es tan impredecible y fascinante que nada puede ser sentencia hasta que la pelota no siga rodando en los cruces que se juegan. Subir solo cuesta esfuerzo y lo tienen todos.

Mendoza se posiciona como el frente mas activo y fuerte del fútbol nacional, siempre presente, pero ahora participantes con protagonismo bien marcado y todos ellos con la experiencia de saber que los montañeses pueden ser cerrados y tradicionalistas, pero también activos y pertinaces. Y eso lo aprendieron de este cerro que los aprisiona y en cada respiración los lleva hacía su entrañas, ese cerro que cada vez los ve más cerca y los dejar subir después; de haber aprendido tantas lecciones e identificarse con su esencia.

Quien mejor que un nacido en las sombras del Aconcagua para saber como ascender. 

Que así sea. Que la cumbre los abrace.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario