Fútbol Internacional
Figura del fútbol brasilero fue encontrado muerto
Domingo, 21 de abril de 2019

Cuesta creerlo. Y cuesta, a su vez, no trazar paralelismos mentales. Tiene que ser duro morir a los 36 años. Y ni hablar si la parca te llevó en situación de calle. Y ni hablar si, hasta no hace mucho tiempo, fuiste jugador de fútbol... Y de élite. ¿Te suena Brasil? ¿Te suena Vasco da Gama? ¿Te suena la historia de aquel que tuvo todo para triunfar y la vida le fue ganando día a día?.

Se llamaba Valdiram Caetano de Morais. Valdiram para el Mundo Fútbol. Era de Canhotinho, en las afueras de Pernambuco. Era delantero. Matador, Chico Malo, como chapeaban sus apodos. En el CRB de Alagoas empezó a dar sus primeros pasos. Después empezó una interminable procesión por humildes equipos. Su fútbol incluso trascendió fronteras: llegó a hacer un toco y me voy por Belenenses de Portugal y el Al Shamal qatarí. Pero su momento de esplendor llegó cuando, allá por 2006, fue contratado por Vasco da Gama.

Llegó a tierras cariocas con 23 años. Por ese entonces, ya había caído tres veces preso: por agredir a una novia y, en dos oportunidades, por intentar acuchillar a dos mujeres. El último de estos incidentes, en Portugal, le costó la rescisión de su contrato... Además, fue señalado por casos de estupro y abuso sexual. En Vasco tuvo luces y sombras. Llegó a ser, por caso, goleador de la Copa de Brasil (símil a nuestra Copa Argentina) con seis gritos. Pero se perdió la final del torneo ante Flamengo porque Renato Gaúcho, el actual DT de Gremio, lo borró por razones 'extrafutbolísticas'... Jugar con Romario, su sueño, se cumplió aunque jamás supo aprovecharlo. Cada tropezón fue caída...

El Vasco se lo sacó de encima. Lo entregaba a préstamo adonde fuera. Pero Valdiram no daba pie con bola. Ni adentro ni afuera de la cancha. Por eso, pasó por mil equipos. De a dos o tres por año. Cada tanto hacía un parate en su carrera-vida para internarse. Sexo, drogas y alcohol empezaron a destruirlo. Incluso, el robo a compañeros para mantener el vicio. La pelota le permitía reconstruirse a cada rato pero... Hasta 2017, cuando fichó con el Atlántico de Bahía y apenas duró un partido: se peleó con el técnico porque lo mandó a Reserva...

En 2018 fue encontrado durmiendo en el interior de un restaurante abandonado en el barrio Bonsucesso, en Río de Janeiro. Tal vez, fue su peor momento. Tal vez, el más reflexivo. "Tuve una recaída grande porque no estaba preparado para la fama. Me hice famoso. Gané mucho plata. Pero estaba muy solo. Sin nadie para orientarme. Por eso, caí en el mundo de la prostitución y la bebida", supo reconocer. Aunque ya pintaba que era tarde...

Este sábado, sobre la calle Santa Eulália, en el norte de San Pablo, Valdiram fue encontrado muerto. Las causas todavía son desconocidas. La familia no reconoció el cadáver. Sólo un par de vecinos futboleros. Su última aparición pública sucedió en diciembre pasado. En Youtube puede verse un video donde le pide ayuda a sus viejos compañeros de Vasco, club que costeó una nueva internación.

"Satanás intenta voltearme pero todavía el dueño de mis mis piernas, de mis gambetas, de mis goles, soy yo...", solía decir. No le alcanzó. Murió a los 36 años.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario