Semana Santa: el sector hotelero espera una ocupación cercana al 90%
Lunes, 15 de abril de 2019
Por: Fernanda Verdeslago - @fer_verdeslago

Se avecina otro fin de semana largo y tanto el turismo, la gastronomía y el comercio, entre otros, esperan con ansias al afluente de turistas que aprovechan para hacerse una escapadita.

Con un mes de marzo muy bueno en lo que respecta ocupación hotelera, en donde los feriados de Carnaval y la Fiesta de la Vendimia permitieron una rotación importante de turistas, abril espera que la Semana Santa venga con la misma intención.

Desde el sector turístico hay buenas expectativas y optimismo en cuanto a la llegada de turistas, y pese a la situación económica, estiman que las plazas del Gran Mendoza, Alta Montaña y Valle de Uco (principalmente) se ocuparán en un 90%.

"Las reservas actualmente están en un 80% en lo que respecta a los hoteles de 3, 4 y 5 estrellas y seguro llegará al 90%, mientras que para los de una y dos está más complicado porque con la competencia de Airbnb y sitios similares, se les hace difícil", explicó Edmundo Day, a cargo del Departamento de Hotelería de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Mendoza (AEGHA) en diálogo con SITIO ANDINO.

Santiago Laugero, titular de Cámara de Hotelería, es aun más optimista y asegura que si bien "viene muy bien la reserva, debe estar arriba del 80%" se espera que "la plaza de 3,4 y 5 estrellas esté completa".

Aumenta la brecha entre dólares y pesos

El auge del turismo extranjero ha compensado la caída de las plazas a manos de locales, sin embargo, desde el sector aseguran que el traslado de la devaluación a las tarifas fue en menor medida. Y en el caso de los precios pesificados, menor aun.

"La tarifa la hemos ido corrigiendo de a poquito, no se han mantenido las tarifas en dólares, pensando en el salto de 20 y pico a más de 40, ese 100% de devaluación no se trasladó a la rentabilidad en dólares, no es fuera de lo común, en pesos sí, hay un número importante. De marzo a marzo, las tarifas se han ajustado en un 45%, estaría acompañando a la inflación, no a la devaluación que hubo", indicó Laugero.

Day explicó que en los precios para las plazas de una, dos y algunas de tres estrellas, la actualización de tarifas no ha ido al ritmo de la inflación porque "están con mucho público argentino, en donde la gente está con poca plata en el bolsillo. En los últimos 12 meses hubo una inflación de entre 45 y 50%, aumento de costos muy grandes, luz, gas, la inflación en alimentos está muy brava. La renta de esta con la del año pasado en menor. En las charlas que hemos tenido, nos comentaron que han ajustado en un 30 y 35%, es decir que pueden estar con buena ocupación, pero con menor rentabilidad a la del año pasado".

Los extranjeros tienen la ventaja, además de no pagar Impuesto al Valor Agregado (IVA), por lo que "es un destino que les conviene y además no pagan impuestos, en cambio el argentino tiene tarifas más altas, y encima tiene que pagar IVA, se le hace más difícil", agregó el empresario.

"La hotelería en general tiene un componente vinculado con el turismo, pero el corporativo es muy importante, que no está en su mejor momento, está decreciendo y se ha compensado con el turista, sobre todo el internacional. Somos baratos, eso permite subir la tarifa y ha levantado el movimiento de hotelería", comentó el presidente de la Cámara de Hotelería.

Para AEGHA, el sector de menor categoría pelea además por una porción más chica de mercado: "Cristina (Fernández de Kirchner) incentivaba los fines de semana largos, y con dólar barato la demanda era casi en un 100% argentina, ahora es un 20% extranjera y un 80% local. El tema es que los extranjeros pueden pagar mejores plazas, por lo que los hoteles de una, dos y algunos de tres estrellas compiten por una torta más chica, en pesos y en donde no te podés hacer el loco con las tarifas porque quedás afuera del mercado", aseguró Edmundo Day.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario