CIENCIA MUNDIAL EN MENDOZA
20 años del Observatorio Pierre Auger en Malargüe
Martes, 9 de abril de 2019

En marzo último se cumplieron dos décadas de trabajos científicos del Observatorio de Rayos Cósmicos más grande del planeta y que tiene base en el departamento sureño.

Malargüe, desde hace 20 años, reúne a investigadores de astrofísica de distintos puntos del mundo en el Observatorio de Rayos Cósmicos Pierre Auger, que cuenta con cerca de veinte países de los cinco continentes que colaboran directamente con el financiamiento del centro científico.

Los estudiosos están abocados a saber la procedencia de los rayos cósmicos, partículas energéticas (en su gran mayoría protones), provenientes del espacio y con alto poder de "energía, cien millones de veces superior a la que se puede impartir a una partícula subatómica en los más potentes aceleradores construidos hasta hoy. Se estima que en un siglo sólo llega una de esas partículas a cada km² de la superficie de la Tierra, de manera que es extremadamente difícil su detección".

El observatorio se distribuye en una superficie superior a los tres mil kilómetros cuadrados, abarcando el noroeste del departamento de Malargüe y sur del de San Rafael, con mil seiscientos tanques detectores de partículas, cuatro edificios, veinticuatro telescopios de fluorescencia y una nave central en el ingreso a la ciudad de Malargüe.

El doctor Roberto Mussa, del Instituto Nacional de Física Nuclear de Italia recordó, en dialogo exclusivo con SITIO ANDINO la llegada del Observatorio Pierre Auger, contando que su arribo se produjo en 2001, aunque desde un tiempo antes ya trabajaban en el montaje otros científicos.

Mussa se encargó de decir que cada vez se acercan más al descubrimiento que permitirá saber de qué parte del universo provienen los rayos cósmicos.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario