ENTREVISTAS
Angie Villé: arte para jugar y experimentar
Domingo, 7 de abril de 2019
Por: Eugenia Cano - en Twitter @EugeCanon

La artista mendocina Angie Villé inauguró esta semana en el espacio anexo del MMAMM (Museo Municipal de Arte Moderno de Mendoza) la muestra "Ausencias y evidencias". Tienda proyecto SETI. Una exposición en donde rompe con la idea tradicional de exhibición y apreciación de una obra para proponer la interacción con el espectador a través del juego y la experimentación. ¿Cómo lo hace? Lo hace a través de dispositivos en los que viene trabajando y explorando hace un tiempo: la realidad aumentada y la impresión 3D.

Foto: Facebook Museo Municipal de Arte Moderno de Mendoza.

"Son obras muy del presente pensando en el futuro", cuenta. Es su primera muestra individual en un museo en donde puede disponer de todo el espacio de forma exclusiva para mostrar a través de un conjunto de obras, una obra integral atravesada por personajes retrofuturistas que se mueven en el tiempo y el espacio. Una muestra que en su espíritu lúdico también propone bajarse una aplicación del celular para apreciar cuadros alterando la realidad. La otra novedad son los objetos diseñados y construidos en tres dimensiones que se pueden tocar. Con esto último, Angie se propone generar un puente de inclusión acercando el hecho artístico a las personas no videntes. 

La curaduría es de Laura Valdivieso, quien en el texto de explicación de la muestra apunta: "Dos tópicos muy presentes en las fantasías del mundo contemporáneo confluyen en esta exposición: la tecnología y el viaje. Ambos proponen un casi infinito número de posibilidades y satisfacciones para quiénes accedan a ellos. Ambos, también, son objetos de consumo claves en el insaciable mercado, de allí su omnipresencia en la publicidad. Angie los entrecruza y los desplaza hacia una existencia poética. Transforma el espacio museológico en una tienda en la que nada está a la venta. Usa la tecnología para producir su obra y desarrolla una idea narrativa cuyo eje es el viaje. Desborda así los límites epistemológicos y construye una metáfora de lo fronterizo".

En su exposición anterior, que se denominó "Realidades múltiples", Angie Villé presentó en sociedad la primera aproximación a un camino con el arte que ya no piensa abandonar y que tiene que ver con las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías para plasmar su universo creativo. Punto de quiebre para una carrera surcada por formas más tradicionales de pintar y dibujar que apareció cuando ganó el Programa Plataforma Futuro 2016, del entonces Ministerio de Cultura de la Nación. Este desafío ante lo nuevo fue acompañado por Mariano Sardón, nada más y nada menos, que el artista argentino que viene de ser premiado en la feria de arte contemporáneo ARCO de Madrid con su propuesta de arte y tecnología. Como tutor de Villé en ese momento, Sardón viajó ahora a Mendoza para estar presente en la inauguración de la muestra y para ofrecer una conversatorio sobre procesos de creación en obras de arte tecnológicas. El mismo se llevó a cabo el sábado en la Nave Universitaria.

Angie Villé. Foto: perfil de Facebook de la artista. 

Con este acompañamiento y en el marco de la apertura de "Ausencias y evidencias", SITIO ANDINO conversó con la artista mendocina sobre la propuesta y sobre su mundo artístico, al que concibe como un camino lúdico y de autoconocimiento:

-¿Cuál es la propuesta conceptual de "Ausencias y evidencias"?

-La propuesta conceptual es bastante interesante. El nombre surge a partir de una idea de Laura Valdivieso, de la curadora y tiene que ver con una frase de Carl Sagan que estuvo involucrado en varios proyectos SETIS, que son proyectos que se hacía en la NASA y eran proyectos que tenían que ver con tratar de encontrar rastros en el universo de vida inteligente, o sea, extraterrestres. Entonces lanzaron varios aparatos y diferentes dispositivos que trataban de recolectar señales de diferentes tipos y eso es súper interesante. La frase de Carl Sagan es "La ausencia de evidencia, no es evidencia de la ausencia", y a Laura le pareció muy linda es frase para nombre del proyecto. Ella no cita la frase, lo ha dejado más abierto, pero el titulo tiene que ver con eso. Y el subtitulo de la muestra es Tienda Proyecto SETI porque en realidad va a haber varios dispositivos en la muestra que tienen que ver con, como si fuera una gran tienda. En realidad nada está a la venta porque es un museo, entonces hemos jugado con esa contraposición. Tiene una vidriera y un montón de dispositivos de una tienda, pero en realidad no es una tienda y nada está a la venta, porque precisamente es un museo.

(Foto: Instagram Angie Villé).

-¿Cómo ha sido el aprendizaje y cuáles los desafíos a la hora de crear con estos nuevos formatos y herramientas tecnológicas?

-Básicamente sería una herramienta más. Una forma de trabajar quizás bastante diferente a lo que yo venía trabajando, así que salí de mi zona de confort, pero a la vez me ha apasionado muchísimo. Al principio fue un gran desafío y luego me he ido entusiasmando de una manera impresionante por todas las posibilidades que tiene y que siguen creciendo. Cada vez que una pequeña cosita que descubro me abre un camino enorme de trabajo que está muy bueno. De hecho en esta muestra van a ver cosas muy diferentes a las que presenté en Killka. Lo del Killka fue como un disparador y siguen habiendo nuevos disparadores para seguir trabajando para el futuro, así que estoy muy entusiasmada por las posibilidades tanto de la impresión 3D como de la realidad aumentada y yo creo que voy a seguir por ahí.

-La aplicación que se puede bajar gratis al teléfono, ¿qué posibilidades abre en cuanto al diálogo que se establece entre la obra y los espectadores?

Ver esta publicación en Instagram

Obras interactivas #augmented_reality

Una publicación compartida por Angie Villé (@angieville) el

-La aplicación y la realidad aumentada creo que abre un poco el juego a los visitantes que dejan de ser espectadores y son partícipes de la obra también. Incluso pueden sacarse selfies con los personajes y eso es muy divertido. Hemos puesto algunas obras más bajitas para que también a los niños les sea súper accesible la obra y puedan jugar ellos también. La idea es que encuentren en una tablet o en un celular, que lo tienen como algo cotidiano, los haga descubrir que el arte también puede ser divertido y que pueden interactuar con las obras y no que es algo que no se puede tocar y que solamente se puede mirar. En este caso serían obras para jugar y eso me parece muy interesante. Y para los adultos también, esto de romper un poco el estereotipo de que la obra es solo para mirar. En este caso son obras para jugar y en el caso de otras obras que están en conexión con estas obras de realidad aumentada, hemos hecho unas plataformas y hay otras obras que están realizadas en impresión 3D que son los mismos personajes que están en realidad aumentada pero en este caso son táctiles, se pueden tocar y están pensadas especialmente para las personas no videntes, pero también son obras táctiles que cualquiera puede tocar y sentir y abarcar desde otro sentido, desde lo táctil, que me pareció que también eso estaba bueno, que se abría otra posibilidad con la impresión 3D, de replicar algo que estaba en una imagen plana. Una imagen de una pantalla, poder llevarla a las tres dimensiones. Y por el mismo material, que son plásticos y son amigables, no hay peligro de que se rompan ni de nada. Al contrario, son obras para tocar y acercarse desde lo táctil.

Dos visitantes de la muestra tocan los personajes creados con impresión 3D  (Foto: Instagram Angie Villé). 

-¿Qué es el arte para Angie Villé?

-Yo siempre he dicho que el arte para mí es como un gran cable a tierra y una forma muy importante de autoconocimiento, de auto reflexión, de volver a repensar lo que uno piensa. Es súper interesante porque es auto reflexivo y es como tan personal. Y el camino que tomo para ese autoconocimiento a través del arte es muy lúdico en mi caso. Yo experimento mucho y juego. Básicamente, juego. Tiene que ver con eso y creo que la obra final termina en muchos casos pareciendo juguetes por eso (se ríe). 

Yo me entretengo mucho, me divierto jugando y creo en ese juego, en esa cosa más bien lúdica, pero que es reflexiva a la vez. Tiene que ver con poner el alma y también el cerebro. Uno se pone entero en la obra, pero siempre es muy personal. Siempre está presente el artista. Me estoy acordando de una frase, de un aforismo de José Bermúdez que fue mi maestro, ese artista mendocino tan grande, que él decía que el artista pinte lo que pinte, siempre se pinta a sí mismo. Es así. Como que siempre el arte dice mucho de cada persona, es decir, la obra de cada artista. Y yo creo que sí. Por eso para mí es como un gran camino de autoconocimiento de plasmarse uno en la obra. Y al plasmarse uno también estoy convencida de que uno plasma el tiempo en el que vive, las circunstancias de su alrededor y las cosas que te van influyendo y te van marcando. Entonces la obra termina siendo el artista y su contexto socio espacial temporal. Y no es lo mismo lo que produce un artista acá, que en Europa o en las grandes ciudades o en otros lugares incluso más pequeños. Tenemos eso también: que estamos insertos en nuestras circunstancias y eso también te marca y marca la obra. Eso también es interesante.

La artista Angie Villè junto a la curadora de la muestra Laura Valdivieso durante la inauguración. Foto: Facebook MMAMM.

-¿Puede que estés haciendo arte del futuro? ¿Cómo ves la escena actual de las artes visuales y cuál es tu búsqueda personal en ella?

-Las obras que estoy haciendo tienen puesta la mirada en el futuro, de alguna manera, porque son personajes que son viajeros del tiempo y del espacio y sus naves son retrofuturistas. Son vehículos antiguos, pero que se desplazan en el tiempo y el espacio y a la vez también hay gemas y otros dispositivos muy imaginarios míos de ciencia ficción. Ahí si veo lo futurista de mi obra, pero en realidad por los mismos dispositivos que estoy usando son muy contemporáneos. Son obras muy del presente pensando en el futuro. La mirada está puesta en el futuro pero desde el hoy. Y en eso me gusta pensar así, me gusta mirar más hacia adelante que hacia atrás. La historia está buenísima y hay que tenerla presente y hay que acordarse de la historia para no caer en lo mismo, pero tomar lo bueno también y aprender. Igual me gusta mirar el futuro, de hecho el artista cuando trabaja, trabaja siempre pensando en el futuro porque uno primero se imagina la obra, aunque quizás después no surja o surja diferente, pero la primera visión siempre es la que estamos trabajando y pensando en el futuro. Tenés la mente pensando más en lo que va a pasar mañana que en el pasado (...) Entonces me gusta pensar el presente hacia el futuro, por lo menos a mí.

Y contestando la otra pregunta me parece que están pasando cosas súper interesantes. Encuentro interesante la escena en cuanto a que se van rompiendo las barreras. Antes o era pintura o era escultura y ahora se mezcla el diseño, se mezcla la fotografía, se mezcla la ciencia, la tecnología. No hay barreras y eso me parece súper interesante. Y que los artistas se desplacen, que se hagan como grupos multidisciplinarios, que se pida colaboración a personas que quizás saben de ciertas cosas que ayudan y aportan a la obra. En ese sentido está bueno lo que está pasando ahora y está bueno para al futuro porque me parece que esto se va a seguir abriendo, se van a ir rompiendo más las barreras.

------------------------ - ---------------------------

VISITAS | "Ausencias y evidencias" de Angie Villé podrá visitarse en forma gratuita hasta el sábado 28 de abril en el Anexo del MMAMM ubicado en el Parque Central. De lunes a viernes de 9 a 20. Sábados, domingos y feriados de 17 a 21. Para coordinar visitas guiadas comunicarse al 4615518 o al mail mmammdz@gmail.com .

BAJATE LA APP PARA INTERACTUAR CON LAS OBRAS | La muestra cuenta con obras interactivas para "jugar" con tu tablet o celular. Para ello la artista recomienda bajarse la app de forma gratuita, previo a visitar la muestra. GRATIS: Desde GooglePlay: Realidades Múltiples. 

ANGIE VILLÉ EN LAS REDES | Podés seguir el trabajo de la artista mendocina a través de su cuenta de Instagram y Facebook.


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario