Opinión
La orquesta sigue tocando
Domingo, 17 de marzo de 2019Por Marcelo López Álvarez.
Por: Marcelo López Álvarez - @marcelopez2202

Si no fuera que está en juego el futuro de millones de argentinos y de la economía del país, la realidad es que las declaraciones de las últimas horas de los más encumbrados funcionarios del Gobierno Nacional podrían ser una original rutina para "La Culpa es de Colón".

El secretario de Política Económica aseverando que "el salario se recuperó, la inflación está mejor y el dólar sube poco", el Ministro de Economía anunciando que el salario le ganará a la inflación este año y el Presidente asegurando que hay que vivir sin pedir prestado, es un combo que entrará en el Récord Guinnes de las declaraciones políticas desafortunadas.

No son solo las palabras, es en el momento en que cada una de ellas son dichas. Miguel Braun aseguró que la recesión terminaba, cuando el INDEC anunciaba que apenas el 54 % de la capacidad industrial instalada está en uso; los dichos de Dujovne cuando se conocía que en apenas dos meses de este año ya está en el 7 % y el Presidente proclama vivir con lo nuestro, en el mismo instante que el país le rogaba al Fondo Monetario Internacional poder usar el tramo del crédito que seguramente se aprobará esta semana para quemarlo en el mercado cambiario y la deuda tomada por su Gobierno llegará a los 100 mil millones de dólares.

El beneplácito del Fondo a que lo que va quedando del mejor equipo de los últimos 50 años queme a ritmo de 60 millones de dólares por día, no beneficencia y está claro que colaborarán en la campaña electoral tratando de mantener el dólar controlado, pero no por que quieran que gane Mauricio Macri, sino por que necesitan garantizar una salida ordenada y beneficiosa de los capitales especulativos que llegaron para hacerse su agosto.

Como dice el colega periodista y economista Raúl Dellatorre, no hay disminución ninguna del gasto público sino solo reasignación y aumento de partidas ahora destinadas a la deuda y a garantizar los negocios de los cercanos. Este año se pagarán 600 mil millones de pesos en intereses de la deuda y a este ritmo, los intereses abonados de Leliq a fin de año cerrarán por lo menos en 500 millones de pesos que volarán en dólares para beneficio de unos pocos parientes y entenados.

La autorización del FMI tiene explicaciones, el organismo sabe la verdadera situación del BCRA y también sabe que la esperanza del Gobierno de recibir los dólares de las liquidaciones de los grandes agroexportadores es una fantasía. Entonces decide actuar como el Mago Enmascarado y revelar el secreto. Tienen poca confianza de que Cambiemos renueve su mandato, por lo que necesitan garantizar la salida de sus socios del carry trade con ganancias garantizadas, por eso deciden dar el waiver para rifar 9.600 millones de dólares.

La realidad de las reservas del Banco Central está muy lejos de los títulos de la prensa oficialista que las pone como un récord. Esta semana una informe de la consultora de Carlos Melconian advirtió que el Banco central solo tiene reservas efectivas por 17 mil millones de dólares, nada ante la magnitud de los depósitos en pesos que pueden buscar dolarizarse antes de las elecciones.

El trabajo de Macroview, la consultora de Melconian Santangelo, asegura que "La realidad es que el BCRA no cuenta con un nivel suficiente de reservas propias (netas de los pasivos en dólares del BCRA) para intervenir con capacidad de influir en el nivel del tipo de cambio. Las reservas brutas del BCRA rondan US$ 68.000 millones. Pero casi US$ 51.000 millones de los US$ 68.000 millones son "reservas prestadas" (pasivos en dólares del BCRA contabilizados como reservas). Entre los pasivos, hay depósitos de los bancos en el BCRA, préstamos de otros Bancos (esencialmente yuanes del Banco de China) y dólares del FMI. Las reservas propias (netas de pasivos en dólares), disponibles, ascienden actualmente a US$ 17.000 millones".

Para referenciar a los lectores, en la corrida del año pasado durante cinco meses entre el BCRA y el Tesoro vendieron un promedio de 4 mil millones mensuales, de allí que los economistas advierten de la fragilidad y preocupación del momento.

Por más que los economistas del equipo digan que la recesión terminó, nada más alejado de la realidad que cada mes comprueba la AFIP con los números de la recaudación impositiva que pierde por goleada contra la inflación y la mancha comienza a extenderse. No debería ser sorpresa para nadie lo que la Ministra de Hacienda mendocina puso en altavoz el viernes, la recaudación provincial también se desploma y fue taxativa "Estamos haciendo reuniones diarias para ver qué se deja de hacer para cubrir los sueldos".

No es el único caso que se dio en las provincias en los últimos días, lo que llama la atención es que digan que los tomó por sorpresa que la recaudación caiga. Evidentemente algo les falla a los funcionarios en su cercanía con la vida diaria. Cómo sería posible que la recaudación no caiga si el Gobierno Nacional chupa todos los pesos que andan sueltos y la actividad económica y el consumo se desploman a niveles cada vez más cercanos al 2001.

Los rumores de un nuevo blanqueo y moratoria a nivel nacional y moratorias y planes de pagos en provincias y municipios ya son moneda corriente, parecen ser la única medida posible para parar una hemorragia que ya ningún torniquete contiene.

El 13 de mayo del año pasado el título de esta columna era "La Orquesta del Titanic" y cerraba con este párrafo:

"Los miembros del Gabinete y el propio Presidente parecen preferir seguir tocando con la lógica de la Orquesta del Titanic, mientras los ciudadanos se aferran como Leonardo DiCaprio a una tabla en medio del mar, esperando el milagro que no les lleve la vida". Hoy podríamos decir que la orquesta sigue tocando la misma partitura, pero con un problema: los botes salvavidas se acabaron.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario
Más de Opinión
Una historia que vuelve con los carros vacíos
Por Marcelo López Álvarez.
Por qué parte de la política ve a Sanz como la clave para reconfigurar Cambiemos
El nombre del sanrafaelino, uno de los fundadores de la coalición gobernante, sueña con más fuerza para acompañar a Macri como su vice en el intento reeleccionista. Allegados de Sanz lo niegan y descartan. El ala política del gobierno lo pide. Su presencia podría apurar un llamado a un acuerdo amplio de gobernabilidad en caso de imponerse en las elecciones.