Buscar agua en uno de los ríos más contaminados de Venezuela
Jueves, 14 de marzo de 2019

En una medida desesperada, un grupo de personas bajó este lunes al canal del infesto río Guaire, en Caracas, para surtirse del líquido en una bocatoma ubicada a un costado

El apagón que sufre desde el jueves Venezuela colapsó el suministro de agua, ya de por sí deficitario, porque las bombas de los tanques requieren energía para funcionar. Ante ello, muchos intentan aprovisionarse en supermercados o incluso en fuentes contaminadas.

El Guaire, que atraviesa Caracas de oeste a este, es un afluente que recibe los desechos líquidos de casi toda la ciudad y su alto nivel de contaminación es conocido por todo el país

En los últimos meses hubo gente que trabajaba buscando chatarra en el río. Poco después, se enfermaban por alto grado de contaminación

Una imagen del caudillo Hugo Chávez permanece pintada en la zona, mientras ciudadanos acuden con baldes para conseguir agua en las condiciones que sea

"Tenemos cuatro días sin agua, sin luz sin nada. Necesitamos agua por lo menos", explicó Mary Medrano desde un acceso al río en el oeste de la ciudad

Los niños también ayudaron en los esfuerzos por llevar agua a sus hogares

El agua está lejos de ser potable e incluso no es recomendable para la higiene ni lavar alimentos

La Guardia Nacional Bolivariana llegó al lugar y retiró a todos los presentes por las insalubres condiciones, decisión que igualmente fue criticada por los ciudadanos

Jesús Contreras, vecino de la zona de San Agustín, se acercó al río con dos envases pero en ese momento ya había llegado la GNB que le impidió recoger agua del Guaire. Contreras dijo que sus hijos ya no tienen ni agua para tomar y criticó que la guardia haya llegado a impedir que se surtan de ese afluente. "Tengo los potes vacíos porque no dejan que uno agarre agua aquí que es el único lado, debe ser que ellos tienen dónde agarrar agua o tienen agua todos los días en su casa", dijo con irritación.

Esta misma molestia fue expresada por Alberto Briceño que dijo tener que tomar agua de este río para poder bañarse y "hacerle la comida a los chamos (niños)"

"Tenemos la garganta seca", gritaron a militares que los desalojaron

La gente llegó a otras corrientes cercanas a Caracas para buscar llenar sus baldes

(Fotos: Reuters y AFP)

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario