Edición 2019
Aristimuño y la Filarmónica, una fusión que hizo brillar a la Fiesta de la Cosecha
Jueves, 7 de marzo de 2019
Por: Eugenia Cano - en Twitter @EugeCanon

La cita entre los viñedos del aeropuerto provincial, en el marco de los eventos previos a la Vendimia central, tuvo otra edición de lujo con la Orquesta Filarmónica de Mendoza. 

Este año la Fiesta de la Cosecha recibió al artista Lisandro Aristimuño, quien junto a los músicos mendocinos, ofreció un concierto inolvidable que se destacó por el vuelo épico que tomaron varias de las canciones de su repertorio. Bajo la batuta de César Iván Lara y la dirección general de Polo Martí, la noche fusionó a la perfección la música cuyana, obras clásicas y también latinoamericanas. Doce mil personas disfrutaron de la velada. 

La previa del evento se vivió desde temprano en el Patio Malbec con Nolocepa y Cepa Torcida, mientras el público ingresaba al predio y las barras de las reinas departamentales pintaban la típica postal de los carteles. Las soberanas hicieron su aparición vestidas de paisanas, listas y preparadas para cortar los racimos de los viñedos.

La previa de la Fiesta de la Cosecha en el Patio Malbec. Foto: Cristian Lozano.

El gobernador Alfredo Cornejo llegó cerca del inicio del concierto que fue transmitido por la Televisión Pública a partir de las 22. Participaron de la noche varios integrantes de su equipo de Gabinete. Fue el caso de la Ministra de Salud Elisabeth Crescitelli, la Ministra de Hacienda Paula Allasino, el Director General de Escuelas, Jaime Correas y el Secretario de Cultura, Diego Gareca, entre otros funcionarios. También compartieron la velada el intendente de Junín, Mario Abed, Martín Aveiro de Tunuyán, Roberto Righi de Lavalle, Omar de Marchi al frente de la comuna de Luján de Cuyo, Marcelino Iglesias de Guaymallén, Tadeo García Zalazar de Godoy Cruz, Rodolfo Suárez de Ciudad y Daniel Orozco de Las Heras en calidad de anfitrión.

El gobernador de la provincia, Alfredo Cornejo, en el momento de la cosecha. Foto: Cristian Loznao. 

El acierto de combinar lo clásico con la identidad regional y latinoamericana

Este año la Orquesta Filarmónica de Mendoza abrió su propuesta para la Fiesta de la Cosecha con un repertorio exquisito que incluyó "Caballería ligera", de F. von Suppé, "Danza eslava N°8" de A. Dvorak, la introducción de la suit "Carmen" de Bizet y un final de primer bloque que el público ovacionó con "Conga del fuego nuevo", de A. Márquez.

Músicos de la Filarmónica de Mendoza. Los grandes protagonistas de la fiesta. Foto: Cristian Lozano. 


Yolanda y Carla Navarro junto al ensamble cuyano. Foto: Cristian Lozano

Luego vino el turno de cuecas y gatos cuyanos de la mano de los artistas locales invitados para la ocasión. También fue el momento de la tradicional cosecha entre los viñedos del aeropuerto con las reinas departamentales y funcionarios. Yolanda y Carla Navarro fueron las encargadas de ponerle ritmo el ritual de uvas y tachos con "Nada más que una tonada", "Cueca del regador", "Trenzal de perlas" y "La cañadita alegre", entre otras canciones con identidad regional que fueron interpretadas con las guitarras de Exequiel Sandoval, Federico Chavero y Joaquín Guevara.

Las reinas departamentales listas para cosechar en los viñedos del aeropuerto. Foto: Cristian Lozano.

La Filarmónica volvió a escena sumándose al bloque cuyano con Julieta Villar Cangemi en voz y el tema de Orozco-Barrientos "Soltando coplas", después se integró a la partida Javier Montalto para "Madre sol" y Lisandro Aristimuño para deleitar junto a Montalto "Sueños de tomero". Fue así que el rionegrino, envuelto en la mística vendimial se preparó para lo que vendría después: el momento junto a la Filarmónica de Mendoza en el que recorrió parte de su repertorio con arreglos sinfónicos originales que fueron realizados especialmente por Joaquín Guevara y Juan Emilio Cucchiarelli.

"Un honor estar en esta fiesta hermosa con esta Filarmónica increíble y que espero que no sea la única vez", dijo a modo de saludo. Para después agregar: "Un fuerte aplauso por favor. Un aplauso para el director Lara y también para el ensamble hermoso que se armó. Vamos con todo". 

Con lo vivido anteriormente la noche entró en un ensueño musical donde las canciones de Aristimuño discurrieron con una potencia orquestal que quedará en la memoria de quienes disfrutaron del concierto. "Azúcar del estero", "Me hice cargo de tu luz", "Elefantes" y la "Última prosa", destellaron con una luz especial en una jornada que el público aplaudió y disfrutó de principio a fin. El artista también interpretó junto a la Filarmónica especialísimas versiones de "Tu nombre y el mío", "Para vestirte hoy", "Es todo lo que tengo es todo lo que hay", y el bis que no se hizo esperar: "Tres estaciones".

Aristimuño y Javier Montalto cuando interpretaron "Sueños de tomero". Foto: Cristian Lozano.

Lisandro Aristimuño es uno de los músicos y compositores más relevantes de la escena nacional. La provincia ha sabido ser siempre receptiva a sus inquietudes creativas. Este concierto, junto a la Filarmónica de Mendoza, marca sin dudas, otro importante logro dentro de su prolífera carrera. 

La 17° Fiesta de la Cosecha en los viñedos del aeropuerto provincial, organizada por el Fondo Vitivinícola de Mendoza y Aeropuertos de Argentina, concluyó con la excelencia de siempre, otra edición de este evento que es un clásico dentro de las celebraciones vendimiales. Lo recaudado por el canje de entradas será donado a comedores infantiles del departamento de Las Heras.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario