Fuerte presión sobre la Corte por las reelecciones de los intendentes
Viernes, 22 de febrero de 2019El asesor de Gobierno, Ricardo Canet, respondió un escrito en cuestión de horas cuando tenía 20 días para trabajarlo. Pidió a la Corte que rechace el planteo de los caciques peronistas antes de las elecciones del 28 de abril y que con ello resuelva el fondo de la causa. El asunto es que la semana que viene una sala de la Corte puede dar curso favorable a la cautelar de los intendentes habilitándolos para ser precandidatos. Se abre un panorama incierto, cargado de especulaciones, interpretaciones del Derecho varias y mucha intencionalidad política.
Por: Marcelo Torrez En Twitter @MarceloTorrez

En el Ejecutivo provincial advirtieron que, si no ejercían presión política y procesal sobre la Corte, aquel fallo que imaginan favorable a la constitucionalidad del decreto que firmó Alfredo Cornejo que les impide la reelección a los intendentes que han cumplido más dos períodos de gestión, llegaría demasiado tarde, con lo que, de ser así, los cuatro caciques peronistas que más le preocupan al oficialismo podrían presentarse a las elecciones del 28 de abril, tornando en inútil y en vana, carente de sentido si se quiere, la maniobra que ejecutó el gobernador en noviembre del año pasado para dejar fuera de carrera a Jorge Giménez (San Martín), Martín Aveiro (Tunuyán); Emir Félix (San Rafael) y Roberto Righi (Lavalle).

Cornejo, que ha jugado fuerte y a fondo con el decreto que promulgó la reforma del artículo 198 de la Constitución, pudo haber leído y decodificado en clave política un escenario adverso en lo inmediato a su movida, pero favorable a largo plazo. Pero ese triunfo a largo plazo no les sirve a sus intereses y a los del frente que gobierna la provincia. Necesita una definición sobre el fondo de la cuestión de manera urgente. Es que la cautelar que los intendentes interpusieron contra el decreto, pidiendo el resguardo de un derecho que creen tener y que puede ser violado, debe ser resuelto en breve.

La Sala 2 de la Suprema Corte, integrada por los jueces Omar Palermo, José Valerio y Mario Adaro, respondería favorablemente el reclamo de los intendentes. Pero la cuestión de fondo, que podría analizarse según se prevé con el pleno de los ministros de la Corte, con sus plazos y sus tiempos, se presume que confirmará la constitucionalidad del decreto siguiendo el principio republicano de que las reelecciones indefinidas van a contramano de la salud del sistema democrático. Un fallo que demandaría varios meses, mucho tiempo y que se conocería con los intendentes posiblemente reelectos y en el ejercicio de sus cargos.

Ante eso, Cornejo ordenó una movida urgente y sorpresiva, casi pateando el tablero y descolocando a propios y extraños: le pidió al asesor de Gobierno, Ricardo Canet, responder en modo exprés la demanda y exigirle a la Corte máxima celeridad para resolver la cuestión de fondo antes de que las elecciones en los departamentos. La movida se conoció ayer, cuando llegó a la Corte el escrito de Canet. Un día antes, el miércoles, en momentos de inaugurarse el año de actividad judicial, con Cornejo presidiendo el acto protocolar, había evitado dar pistas de los que se conocería el jueves. No hubo chicanas, ni reclamos, ni actitudes fuera de lugar. Cornejo fue sorprendentemente amable. Habló del cambio de paradigma que le impregnó a su gestión y al Judicial, en términos generales, lo elogió por achicar los tiempos procesales gracias a las modificaciones a los códigos que se aprobaron en la Legislatura.

Canet tenía 20 días hábiles para responder, como asesor de Gobierno, la demanda. Había sido notificado el miércoles, pero el jueves envió el escrito: "Teniendo en consideración la innegable trascendencia institucional y consiguiente urgencia de la cuestión planteada, solicito expresamente que por aplicación de los mismos principios procesales de celeridad, concentración y eventualidad se proceda ala abreviación de plazos, simplificación de trámites y concentración de actos procesales para la rápida y eficaz resolución de un conflicto que, como esta misma Corte ha expresado públicamente a través de su presidente, no admite dilaciones". Eso pidió a la Corte, antes de argumentar en contra del pedido de los intendentes. En buen romance, Cornejo pretende que la Corte resuelva la cuestión de fondo antes de las elecciones PASO del 28 de abril que se realizarán en los cuatro departamentos que conducen los caciques peronistas.

También fue notificado el fiscal de Estado, Fernando Simón. El fiscal cuenta con el mismo plazo que el asesor de Gobierno. No trascendió el tenor de su respuesta, pero se cree que no será tan rápido como Canet. El entorno del fiscal entiende que no se conocerá antes de los próximos diez días. Una vez conocida la respuesta de la fiscalía, se girarán las actuaciones a la defensa de los intendentes, la que se infiere hará uso de todo el plazo disponible. Luego llegará el turno del procurador Alejandro Gullé. Los pícaros entienden que el jefe de los fiscales emitirá un dictamen tan rápido como el del asesor. Pero se trata de meras especulaciones, en verdad. Y hacia el final, el presidente de la Corte, Jorge Nanclares, hará ingresar en el juego a los miembros del tribunal. Y cuando llegue ese momento, todos estarán pendientes no sólo de la opinión de cada uno de los ministros, sino del tiempo que se tomarán para estudiar el expediente y responder en consecuencia.

Antes de tan engorroso camino, la semana que viene puede que se conozcan dos hechos trascendentes. En primer lugar, se conocerá el resultado de las recusaciones de los ministros Mario Adaro y Dalmiro Garay. Se descarta que serán rechazadas y que ambos, por la trascendencia que tiene el tema, deberán dictaminar. En segundo lugar, quizás lo más impactante de todo este proceso cargado de chicanas, picardías y profunda intencionalidad política: la Sala 2, la que integran Palermo, Valerio y Adaro, responderá la cautelar de los intendentes y, en principio, mientras no medien cambio de direcciones y de opiniones de última hora, será favorable al reclamo de los intendentes, con lo que se verán con el derecho de arrancar la campaña y presentarse como precandidatos en sus comunas. La pregunta es cómo se resolverá un conflicto de alto impacto e inédito para Mendoza si a poco de andar, por supuesto que antes de la fecha de las elecciones, el 28 de abril, la Corte avala el decreto de Cornejo y queden impedidos de presentarse. Y si fuera así, ¿acaso la Corte no deberá ordenar un empezar de nuevo, que todo vuelva a foja cero y arranque un nuevo proceso electoral, suspendiendo de hecho, el cronograma ya anunciado en los departamentos?

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario
Más de Opinión
La orquesta sigue tocando
Por Marcelo López Álvarez.
Suárez-Abed, el mejor cierre posible para Cornejo, aunque no el más deseado
El intendente de la Capital finalmente oficializó a Mario Abed como su compañero de fórmula. Con Abed, el jefe comunal de Junín, Cornejo logró contener a Cobos dentro de sus filas y evitó que por afuera atentara e hiciera daño al objetivo central de mantener la provincia en manos del oficialismo. Su preocupación sigue siendo la caída de Macri.