El dilema radical: enfrentar a Macri en las PASO con Lousteau o el propio Cornejo
Viernes, 15 de febrero de 2019En pocos días, el radicalismo nacional debe decidir si va a las PASO nacionales con un candidato propio. La convención, que se realizará en Jujuy, volverá a dividir las aguas del partido como en el 2015. El ex ministro de Economía de Kirchner, Lousteau, es uno de los propuestos para defender la ropa ante el macrismo. Pero también se menciona al gobernador mendocino y presidente partidario, Alfredo Cornejo.
Por: Marcelo Torrez En Twitter @MarceloTorrez

Una de las grandes incógnitas que tiene por descubrir en estas horas la política nacional, es develar la decisión que tomará la UCR nacional que conduce Alfredo Cornejo frente a las PASO de agosto próximo dentro de Cambiemos: esto es, decidir si evitarán un enfrentamiento con el presidente Mauricio Macri -quien apuesta a la reelección y necesita toda la fuerza a su favor que logró alumbrar la entente que se alzó con el triunfo en el 2015 para derrotar al kirchnerismo-, o, si bien, resuelve enfrentar al jefe de Estado y del PRO, con candidato propio y con ello tomar distancia de una gestión de la que forma parte pero con profundas diferencias, buscar cobijar a los desencantados como muchos en el radicalismo y, lo que no es menor, apuntalar las chances electorales en aquellos distritos donde gobierna, como Mendoza y Jujuy, con la excepción de Corrientes, la otra provincia en manos del radicalismo, pero que no elige gobernador en este turno crucial y vital para el país.

Desde Estados Unidos, Cornejo avivó la interna con el PRO dentro de Cambiemos y con sus dichos, alentó la posibilidad de que el radicalismo vaya a las PASO con candidato propio contra Macri. Quien se lleva todas las miradas para enfrentar al presidente es Martín Lousteau, el candidato de Cornejo y afiliado al radicalismo desde el 2017. Será la convención del partido, la que se realizará en marzo próximo, posiblemente en Jujuy, la que finalmente decidirá si el partido debe presentar candidato frente a Macri o evitar la interna.

Las visiones dentro del partido están divididas: los más cercanos al gobierno de Macri -entre los que juega el influyente Gerardo Morales, gobernador anfitrión de la convención- quieren evitar un mano a mano con el presidente porque entienden que tal movida terminaría debilitando las chances del propio presidente ante lo que creen será un combate directo y definitivo con la ex presidenta Cristina Kirchner. En esa línea se mueve, dentro del macrismo, el mismísimo jefe de Gabinete Marcos Peña.

Pero en el radicalismo todavía influyen muchos que se opusieron a la alianza con el PRO y que son decididamente críticos del gobierno: allí se enrolan, entre otros, Ricardo Alfonsín desde la provincia de Buenos Aires. Cornejo, en tanto, no descarta los beneficios que conseguiría el partido al diferenciarse de Macri en unas PASO: como el de convertirse, el radicalismo, en una suerte de vía de escape y de contención a la vez de tanto desencantado con Macri y su gestión, tanto dentro como fuera del partido.

Sin embargo, Cornejo no alentará ninguna decisión partidaria que signifique una ruptura de Cambiemos. El gobernador mendocino y titular del partido está teniendo contactos con Macri y juntos han comenzado a explorar las ventajas y desventajas de que ambos partidos se enfrenten en unas PASO. Allí evalúan que una contienda interna daría volumen a la coalición, pero también, como sugiere Peña, la movida podría volverse en contra porque daría la imagen de una sociedad dividida y fracturada cuando lo que persigue Peña es reunir todo el poderío que pueda lograr Cambiemos contra la que, está convencido, será la contrincante final y única que tendrá el gobierno en las elecciones: Cristina Fernández de Kirchner. Cornejo, en la intimidad, coincide con el jefe de Gabinete en que la ex presidenta no renunciará a una segura candidatura. Pero, a diferencia de Peña, tiene otras urgencias, como la de asegurar la provincia frente a los temores que se han levantado por el fastidio creciente con Macri. Supone que un candidato radical no sólo en Mendoza, sino en el resto de los distritos, sumaría votos a favor de sus candidatos, frenando una posible sangría hacia otros horizontes.

"A todos los radicales nos gustaría ir a unas PASO con fórmula propia. No sé si lo lograremos. Lousteau es un pibe muy individualista y esta apuesta requiere sacrificio de equipo", confió una respetadísima fuente del radicalismo, llamado a protagonizar los próximos movimientos del partido en la convención. Ahora bien. No son pocos los que, detrás de la fórmula propia, empujan al mendocino Cornejo a enfrentar a Macri en las PASO. Parece ser, en principio, un camino que el gobernador evitará tomar. No es su momento. Tampoco cree que puede haber el tiempo suficiente como para construir lo que en principio es una aventura incierta, en una empresa con más certezas que incertidumbres.

Sin embargo, todo dependerá de lo que ocurra en Jujuy. Hacia fines del año pasado, Cornejo fue consultado por este medio sobre alguna posibilidad de jugarse una chance a presidente en este 2019, o bien compartiendo una fórmula con el propio Macri:

"¿Se imagina compartiendo la fórmula a presidente y vice en el 2019?", fue la pregunta.

"No. Y digo por qué no: en primer lugar, si fuera así, me estaría auto postulando porque nadie me ha postulado. En segundo, me eligieron presidente del Radicalismo al que represento con responsabilidad, por lo tanto, no suena bien que el candidato fuese yo. Entonces nadie me lo propuso y no me postulo. Tampoco me apetece en lo personal", fue su respuesta. Aunque como siempre en la política, más en la Argentina, nunca la última palabra es precisamente, la última.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario
Más de Opinión
Tiempo de descuento para Cambiemos, para Macri y para Cornejo
El fin de semana será pródigo en reuniones, encuentros y cumbres de la rosca radical. Cornejo se instalará en Buenos Aires para coordinar y "dirigir" la convención partidaria del lunes. El resultado de ese encuentro determinará el futuro inmediato de la coalición gobernante. Entrará en tiempo de descuento para definir su estrategia electoral y de qué manera frenar su caída en las encuestas.
No cambia nada
Por Marcelo López Álvarez.
Ir a una PASO contra Macri, el plan de Cornejo para mantener con chances Cambiemos
La presión de Cornejo hacia la Rosada, para ampliar Cambiemos y potenciarlo electoralmente, repercute fuerte en el PRO y prepara el escenario para la Convención Radical. Varios radicales, entre ellos Nosiglia, Negri, Cano, Sanz, Rozas y Naidenoff le pidieron explicaciones al mendocino. Discutieron la estrategia en un restaurante porteño el miércoles a la noche. Cornejo cree que, si juega Lousteau, por ejemplo, beneficiaría a sus candidatos en la provincia, ante la caída de Macri en las encuestas.