Manzanares también quiere ser arrepentido en la causa Hotesur
Lunes, 11 de febrero de 2019

Víctor Manzanares, el histórico contador del matrimonio Kirchner, evalúa ser arrepentido en el caso Hotesur, en el cual está procesada la ex presidenta Cristina Kirchner por presunto lavado de dinero a raíz del alquiler de plazas hoteleras al empresario Lázaro Báez.

Manzanares está detenido en Ezeiza y recientemente llegó a un acuerdo con el fiscal Carlos Stornelli para ser tomado como arrepentido en la causa de los cuadernos por el pago de sobornos a funcionarios durante el kirchnerismo.

Ahora, el contador de los Kirchner evalúa ser arrepentido en la causa Hotesur, que está a punto de ser elevada a juicio oral y público.

En las últimas horas, los abogados de Manzanares, Roberto Herrera y Alejandro Blandini, se juntaron con el fiscal del caso, Gerardo Pollicita, y le hicieron saber la intención del contador.

De sellarse el acuerdo, sería el primer imputado colaborador que se logra en el caso Hotesur, en el que Manzanares también está implicado junto a la ex presidenta y sus hijos, Máximo y Florencia.

Según las fuentes, el acuerdo sería posible si Manzanares aporta o profundiza información que hasta el momento se desconoce sobre algunas sociedades en la trama de lavado de dinero y el destino que se le dieron a los fondos.

El contador de los Kirchner está detenido por el caso "Los Sauces" por el alquiler de plazas hoteleras a los empresarios Báez y Cristóbal López, y a raíz que la Justicia consideró que quiso burlar la inhibición decretada sobre las empresas.

Pero en el caso "Los Sauces" es imposible poder ser arrepentido, ya que el caso está en etapa de juicio, algo que es atemporal tal cual lo señala el Código Procesal Penal; pero sí en cambio ese tipo de acuerdo puede darse en el caso Hotesur, que aún está en etapa de investigación.

Por lo pronto, Manzanares aguarda el visto bueno del juez federal Claudio Bonadio para homologar el acuerdo que aquel tuvo con el fiscal federal Carlos Stornelli en el caso de los cuadernos.


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario