Columna de opinión: Unidos o Dominados
Lunes, 11 de febrero de 2019Por Pedro Pekino Pettignano.

Transcurridos los primeros días de un año que se presenta a priori vertiginoso en el plano político y con una clara incertidumbre en materia económica, el justicialismo empieza a dar los primeros pasos en busca de un modelo que le permita presentarse a los votantes como una verdadera opción electoral.

Sin embargo los primeros movimientos de sus dirigentes y sus declaraciones a los medios locales van, en mi modesta opinión, en sentido contrario.

Las declaraciones del presidente del Partido (mi partido)del tipo "el límite es Cornejo"o peor aun, opinando sobre la interna del oficialismo y el Intendente de la Ciudad, denotan la pobreza de ideas y una clara falta de "timing" político, si tenemos en cuenta que el gobernador no es candidato y Rodolfo Suarez debe dirimir con Omar De Marchi la interna de Cambiemos.

Tampoco ayuda la opinión de la senadora Anabel Fernández Sagasti quien pretende ser candidata a gobernadora basada en el prejuicio de que su juventud le da una ventaja, condición que en realidad, nunca ha sido ni necesaria ni suficiente en la historia política mendocina. La soberbia es un pecado frecuente en la juventud.

Al mismo tiempo resulta muy pobre lo expuesto por el otro precandidato Omar Felix quien no logra hacer pie en el oasis norte.

En este sentido destaco el pensamiento de Adolfo Bermejo, sobre elaborar un plan de gobierno superador de la actual gestión, ordenada, pero que a pesar de la obediencia debida al gobierno nacional, ha sido postergada por el presidente Macri.

A tenor de lo que siempre pregonó el mejor estratega que tuvo el justicilaismo y en la opinión de la mayoría de los mendocinos, según marcan las encuestas serias realizadas en la provincia, "El Adolfo" -el justicialista con mejor imagen-, debería encabezar la propuesta del peronismoen las elecciones provinciales de mitad de año, quizás acompañado por alguien que exprese esa mirada joven reclamada.

Sin embargo carecería de la voluntad imprescindible que requiere el caso.

De todas maneras nada será posible si el justicialismo no supera con éxito ese primer examen electoral que son las primarias municipales en los cuatro distritos que gobierna.

Mas allá de quien encabece la propuesta, a resulta de la decisión que adopte la Corte Suprema de Justicia, ganarle daría un fuerte impulso de cara a las elecciones provinciales.

Más aún, si tenemos en cuenta que apenas unos días antes, el 20 de Abril, el peronismo debe presentar a los mendocinos a quien o quienes propone como gobernador en lasprimarias de junio.

Por ello resulta imperioso que quienes pretendan liderar el justicialismo en estas elecciones dejen de lado egos y vanidades, unifiquen esfuerzos y pongan la máxima energía positiva en San Rafael, San Martin, Tunuyán y Lavalle.

El 28 de Abril se deciden muchas más cosas que una elección municipal.

Los triunfos acallan diferencias, motivan y movilizan.

Una derrota seguramente extenderá sus efectos hasta Junio.

Por Pedro Pekino Pettignano

(*) Columnista del programa Sin Verso, que se emite por Radio Andina

Tamaño del texto
Comentarios
mario
14-02-19 15:20
Estimado Cro Pedro,felicitaciones por la nota sencilla y clara.Como PERONISTA afiliado el 22/07/1970, espero que la nota sea leida por algunos dirigentes.
Sergio
12-02-19 11:50
Lo que pasa es que no se ven ganadores, y cuando eso ocurre el candidato va a ser in 4 de copas al que no le importe nadie.
Tu comentario
Más de Opinión
Volver al pasado
Por Marcelo López Álvarez.
Nada que festejar
Por Marcelo López Álvarez.