Minería- Litio
Argentina se posiciona mejor que Chile en las inversiones de litio
Jueves, 10 de enero de 2019

La minería es uno de los pilares más sólidos del desarrollo económico de Chile. Poseedor de una gran cantidad de recursos mineros, tradicionalmente, atrae más inversiones que la Argentina en este sector. Sin embargo, en el caso del litio, se da una excepción.

"Entre todos los proyectos que están en la etapa de exploración y desarrollo en la industria, la proporción de inversiones es de 10 a 1 a favor de la Argentina", asegura Waldo Pérez, presidente y CEO de Neo Lithium, minera canadiense que invertirá u$s 490 millones en Catamarca.

Nuestro país es el segundo destino mundial, después de Australia, de las inversiones en este mineral, considerado el "oro blanco" por su importancia para la industria tecnológica.

Según Ignacio Celorrio, socio de Alfaro Abogados y especialista en Derecho Minero, los inversores que vieron con buenos ojos a Chile se encuentran con un freno importante: la intervención estatal en relación con el mineral; "En la Argentina, los proyectos de litio no tienen una regulación diferente a la del resto. Por eso, llega más inversión para la etapa de exploración".

Hasta el momento, Chile es el mayor productor de la región. Desde hace dos décadas, actúan dos grandes operadores: SQM y Albemarle, pero la producción chilena depende de las cuotas de extracción que fija Corfo, la agencia estatal de fomento a la inversión.

Anthony Tse, CEO de la australiana Galaxy Resources desarrolla tres proyectos de litio: Canadá, Australia y la Argentina, confirmó en una conferencia con inversores que no están interesados en nuevos proyectos en Chile, "El costo de producir en Chile, hoy, es menos competitivo que en la Argentina" aseguró, según cuenta el diario trasandino La Tercera.

La empresa australiana destinará u$s 450 millones al proyecto Sal de vida, en Catamarca, una de las mayores reservas no desarrolladas del planeta y hace una semana anuncio que estudia ofertas de resultados socios para sumarse a la iniciativa.

Por su parte Pérez, de Neo Lithium, afirmó que le ofrecieron proyectos en Chile y los rechazaron. "Eran geográficamente cercanos al nuestro en Catamarca. Hubiese tenido sentido desarrollarlos. Pero decidimos dejar de lado la oportunidad. Las condiciones regulatorias hacen de la inversión un infierno", enfatizó.

La empresa a través de Liex SA lleva ya invertidos más de 30 millones de dólares en el proyecto Tres Quebradas en la localidad de Fiambalá en la provincia de Catamarca y al igual que tantas otras empresas mineras no solo tiene oficinas en la localidad del proyecto y en la ciudad de Catamarca sino también en la provincia de Mendoza, proveedora permanente de científicos, técnicos y personal para los proyectos mineros del país.

Pérez agrega que "Chile hoy produce más litio que la Argentina porque tiene proyectos muy antiguos. Pero se está estancando y si sigue así, dejará de ser relevante".

La demanda de Litio va en aumento del crecimiento de las energías renovables que necesitan baterías para almacenar su producción y el desarrollo tecnológico y los autos eléctricos.

Argentina se posiciona como uno de los principales productores, pero queda aún como cuenta pendiente el agregarle valor agregado a esta producción. En Jujuy hay un proyecto de montar una fábrica de batería en asociación del Estado con privados, pero por ahora la idea, que daría un salto de calidad a la producción de litio en Argentina, está en estado embrionario.

Fuente: Cronista/Propia

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario