Tras tomar conocimiento del expediente, se abstuvo de declarar el sacerdote Carlos Scarlata
Jueves, 10 de enero de 2019
Por: Cristian Pérez Barceló

El fiscal Javier Giaroli confirmó a SITIO ANDINO que el cura tenía una relación amorosa con la mujer que apareció muerta el 31 de octubre del año pasado en la casa a donde fue Scarlata a verla. El cura de San Isidro, llegó sin abogados a Tribunales.

Fiscal Javier Giaroli 

Según dijo el fiscal, el 18 de ese mes, Scarlata llegó a la casa de la mujer, pero se retiró del lugar, según el propio sacerdote relató en un audio enviado a una amiga de la fallecida. "Sabiendo que esa mujer tenía algunas patologías, se retiró del lugar", sostuvo Giaroli. 

"Atento a que él sabía que esta señorita necesitaba de una medicación para su enfermedad crónica, cuya no ingesta podía provocarle la muerte, y al hecho de que por autopsia se determinó que finalmente falleció tras agonizar un par de días en esa casa, es que a Scarlata fue citado a prestar una declaración informativa porque fue la última persona que se contactó con la mujer en vida", explicó Giaroli.

Al sacerdote no se lo citó en calidad de testigo "toda vez que existen motivos para pensar en su responsabilidad penal en su accionar, en particular y por el momento, por el delito de omisión de auxilio", dijo el magistrado.

Esto porque para Giaroli "al decidir retirarse del lugar sin siquiera avisarle a alguien, lo hizo aparentemente para preservar en secreto la relación que mantenían".

El fiscal reconoció que el caso podría tener peores consecuencias para el padre Scarlata, si es que se llega a probar un "abandono de personas agravado por el resultado lesivo".

Según relató la testigo encubierta en diálogo exclusivo con este medio, esta historia tendría como trasfondo un romance entre el cura y la mujer que murió. 

Habría comenzado hace años, pero "Valeria le perdió el rastro hasta que lo vio en la tele a principios de 2018 envuelto en un escándalo" porque Scarlatta tuvo que explicar en los medios por qué no dejaba entrar mujeres con calza a su parroquia en San Isidro, Provincia de Buenos Aires. Allí retomaron el contacto y se habría encontrado en varias ocasiones.

Tamaño del texto
Comentarios
Ricardo Leytón
10-01-19 22:17
En primer lugar no pretendo defender al padre. La Justicia deberá probar si hubo o no abandono. Lo demás.. está demás. El supuesto amorío entre el cura y ella y lo del comentario de cómo entrar a un templo religioso està de más. La justicia civil no puede juzgarlo y sólo sirve para difamar a los católicos. Además, veamos también que de demostrar su inocencia ante la justicia civil el cura puede demandar a la prensa o a los periodistas que se extralimitan con comentarios que escapan al hecho objetivo del delito imputado. Se puede contrademandar así que tengamos cuidado e informemos sólo los hechos.
Otra cosa. Cristo dijo "No juzguéis sino seréis juzgados". Esperemos el dictamen de la justicia en relación al delito "abandono de persona". Lo del celibato y sus comentarios sobre vestimenta están demás y tienen como fin difamar a la persona y a la Institución y esto le compete a la justicia eclesial o al fuero interno. Muchas gracias.
Tu comentario