Iniciativas
Cupo femenino en los escenarios: las músicas mendocinas presentaron un proyecto de ley
Jueves, 27 de diciembre de 2018
Por: Eugenia Cano - en Twitter @EugeCanon

En concordancia con la iniciativa presentada a nivel nacional durante el 2018, este jueves en el Salón de los Pasos Perdidos de la Legislatura provincial se presentó el proyecto de ley de Cupo de Mujeres Músicas en Festivales que busca incluir el 30% de participación femenina -solistas o en banda- en las grillas de eventos públicos y privados de Mendoza.

La Colectiva Musical GRITA, el MIMM (Movimiento Independiente Mendocino de Músicos), el espacio Suena Tremenda, FemiNoise y las integrantes de Fem Festival -entre otras agrupaciones-, llevaron adelante esta demanda política normativa que se apoya en un informe sobre 46 festivales del país que arroja que la participación de las mujeres en estos eventos es del %15.

El proyecto en terreno local fue presentado por la senadora Andrea Blandini del Bloque Unidad Ciudadana. También participó del evento la senadora Anabel Fernández Sagasti -quien acompañó el proyecto en el Congreso de la Nación-, el senador provincial Adolfo Bermejo, Alejandra Bermejillo de la Secretaría de Extensión de la FAD, UNCuyo; Paula Casciani por el Movimiento Independiente de Músicos Mendocinos (MIMM); Luciana Scherbosky por la colectiva GRITA; Ana Clara García de la Cooperativa Sonora e Inti Pujol de FemiNoise. Luego tocaron en vivo las artistas Mariana Matta, Mailen Obrador y Noelia Pavez.

"Vivimos en una estructura social patriarcal y sus dinámicas se reproducen en todos los ámbitos, muchas veces de manera silenciosa. Por ello es necesario visibilizar y combatir estas dinámicas en el mundo de la música para alcanzar un escenario de equidad en el que el género no limite las oportunidades, ni los roles a interpretar y no condicione la respuesta del público. Tener una norma que permita lograr la inclusión efectiva de las mujeres en la música en vivo, y así evitar su relegamiento y derribar prejuicios referidos a la diferencia sexual, implica pensar aquello que vertebra el rol del Estado en materia de políticas culturales", es una de las razones argumentadas para que exista la legislación.

Músicas tocan en vivo durante la presentación del proyecto de ley. Foto: Twitter Lucas Ilardo. 

"El proyecto local es inspirado, copiado de la letra del proyecto nacional porque entendemos que también tiene que ver con una alianza y alineación a nivel nacional y provincial de qué es lo que estamos pidiendo las mujeres. Eso nos fortalece mucho más de que si nosotras hiciéramos algo diferente o con fundamentos distintos. Es estratégico usar esa ley a nivel nacional para poder presentar una propuesta provincial", explica a Sitio Andino, Gina Luco, gestora cultural e integrante de Suena Tremenda, uno de los espacios que estuvo trabajando la elaboración del proyecto de ley de cupo femenino local. 

Y agrega: "Nosotras con Suena Tremenda existimos hace poco tiempo, GRITA también, somos grupos nuevos, pero compuestos integralmente por mujeres y muy sensibilizadas alrededor de la temática de la violencia de género y la desigualdad de género en general. Siempre decimos que reconocemos como un puntapié inicial el tratamiento de la interrupción voluntaria del embarazo en el Congreso Nacional como comienzo inspirador de la organización de las mujeres alrededor de alguna cosa, de alguna demanda, y por ahí la temática o el laburo que hacemos las mujeres artistas, las comunicadoras, hay mucho ejemplos de cómo el trabajo y nuestro quehacer cotidiano nos ordena y nos afecta la desigualdad. En este sentido es determinante una ley en Mendoza que regule el trabajo de los músicos y músicas, más allá de que sea específicamente para el sector de las mujeres, porque incide en el trabajo de todos y todas. Es la primera legislación que existe después de la Ley de la Música que regula el trabajo del sector, eso también es muy novedoso".

Foto: Twitter Cámara Senadores de Mendoza

Cupo femenino en los escenarios: regulación y alcances

El proyecto de ley presentado tiene por objeto regular el cupo femenino y el acceso de las artistas mujeres a los eventos de música en vivo que hacen al desarrollo de la industria musical.

"Los eventos de música en vivo así como cualquier actividad organizada de forma pública o privada que implique lucro comercial o no y que para su desarrollo convoquen a un mínimo de tres (3) artistas y/o agrupaciones musicales en una o más jornadas y/o ciclos, y/o programaciones anuales, deben contar en su grilla con la presencia de artistas femeninas conforme a la siguiente tabla:

A partir de los diez (10) artistas programados, se entiende que el cupo femenino se cumple cuando éste represente el treinta por ciento (30%) del total de artistas solistas y/o agrupaciones musicales de la grilla. En los casos en que la aplicación matemática de este porcentaje determine fracciones menores a la unidad, el concepto de cantidad mínima se obtiene acercándose a la unidad entera más próxima. Cuando de la aplicación del 30% resulte un número cuyo primer decimal sea 5 se aplica la unidad inmediata superior", detalla el artículo 2º de la normativa.

Mientras que el artículo 3° expone sobre los alcances: "El cupo femenino se encuentra cumplido cuando se componga por artistas solistas y/o agrupación musical compuesta por integrantes femeninas y/o agrupaciones musicales nacionales mixtas entendiéndose por estas a aquellas donde la presencia femenina implique un mínimo del treinta por ciento (30%) sobre el total de sus integrantes. Para el cálculo de este porcentaje se debe proceder conforme al artículo 2º de la presente Ley".

A diferencia del proyecto nacional que establece como autoridad de aplicación al Instituto Nacional de la Música (INAMU), en este caso la ley de cupo de músicas en los escenarios a nivel local instaura un organismo de control doble. Uno sería la Secretaría de Cultura y el otro la Dirección de Género de la provincia.

Gina Luco de Suena Tremenda también resalta la necesidad del acompañamiento del proyecto de ley por parte del público para lograr un verdadero y efectivo cambio cultural y social sobre el tema:

"Me parece que está bueno pensar como esto repercute en el público, que es algo que charlamos bastante en los conversatorios de Suena Tremenda, de cómo hacemos, porque también hay que discutir con el público, no solo con las artistas mujeres, no sólo hay que discutir con los artistas varones, con los programadores, con el gobierno, con el Estado, sino también con toda la miles de personas que consumen música cotidianamente y que necesitamos ese acompañamiento para que esta ley funcione. Porque si vos vas a un recital y son todos chabones y no decís nada, bueno, como que no está bueno, por eso necesitamos mucha masividad y me parece importante que las músicas y los músicos empiecen a interpelar a sus públicos si realmente tienen algún interés por esta ley y por esta causa, me parece que sería muy interesante. Y también desde el público que cada uno lleva. Necesitamos que el cambio sea cultural que es lo que tracciona las transformaciones sociales, sino estamos nosotras solas peleando el cupo del 30% y queda ahí".

Números que muestran la desigualdad: 

El proyecto de ley de cupo de mujeres músicas en los festivales se sustenta, entre otras investigaciones, en un relevamiento sobre los 46 festivales más importantes del país de las 6 regiones culturales. El informe arroja los siguientes datos:

  • Del total de 46 festivales el 91 % de (es decir 42 festivales) tienen una participación femenina de solistas mujeres o agrupaciones musicales lideradas por mujeres menor del 20%;
  • 25 de esos 46 festivales (el 54%) tienen menos de 10% de solistas mujeres o agrupaciones lideradas por mujeres;
  • Y 8 de los 46 no tuvieron ninguna mujer liderando. solo 1 festival de 46 tiene una presencia de más del 30% de líderes mujeres;
  • Si analizamos el número de festivales con participación femenina representada por mujeres líderes + agrupaciones musicales que cuenten en sus filas al menos a 1 mujer: el 67% (o sea 31 festivales) tiene una representación menor al 20% de la grilla;
  • En 3 festivales de los 46 analizados no hubo entre todos sus artistas programados ninguna mujer ni liderando ni formando parte de ninguna agrupación musical sobre esos escenarios;
  • Si analizamos los festivales por género musical encontramos que la mayor desigualdad, es decir la menor participación de la mujer en los mismos, es en el rock donde:
  • De un total de 7 festivales analizados, todos ( o sea el 100%) tienen menos del 5% de solistas mujeres o bandas lideradas por mujeres en sus grillas de programación;
  • 2 de los 7 no tienen ninguna banda cuya líder sea una mujer;
  • Si sumamos a éstas las bandas mixtas (con alguna mujer en su formación) de los 7 festivales, 5 (o sea el el 71% de los festivales, tienen menos del 13% de representación femenina en sus grillas ;
  • Cuando se trata de festivales de rock y pop (analizamos los 4 principales) el 100 % de ellos, o sea los 4 tienen menos del 16 % de presencia femenina liderando bandas;
  • 1 de los 4 no tuvo ninguna solista ni agrupación musical liderada por una mujer;
  • De los 17 festivales relevados cuya programación es de música popular (no rock ni exclusivamente folklore) 15(o sea el 94%) tienen menos del 17 % de mujeres solistas o liderando agrupación musical en sus programaciones; 2 no tuvieron ninguna mujer encabezando;
  • Si intentamos sumar a las agrupaciones musicales con alguna mujer entre sus integrantes, de los 16 festivales, en la programación de 13 de ellos hay menos de 20% de presencia femenina;
  • 1 de los 16 no tuvo ninguna mujer en el escenario ni liderando ni formando parte de grupo;
  • Cuando se trata del folklore de 13 festivales relevados, 11 tuvieron menos del 18% de mujeres solistas o líderes de agrupaciones musicales; y 2 de esos festivales no tuvieron ninguna artista mujer como solista o líder.
  • El texto del proyecto concluye en este sentido que: "En el análisis general observamos que sumando todos los artistas solistas o agrupaciones musicales, de los 46 festivales (1611 solistas o agrupaciones musicales contratados), menos del 10% son solistas o agrupaciones musicales lideradas por mujeres. Si sumamos a las agrupaciones mixtas ese porcentaje alcanza solo el 15,7 %".

Y agrega: "Es por estas razones que surge la necesidad de garantizar un resorte normativo que garantice la presencia del universo femenino en las agendas de los grandes espectáculos, a fin de enriquecer el hecho artístico y social que tales eventos implican. Nadie puede soslayar que estos escenarios masivos no sólo son caja de resonancia de eventos musicales sino que también expresan un clima y una agenda de época en las cuales el público marcadamente joven también fragua su identidad generacional.

No podemos darnos el lujo como sociedad de no llevar, aunque sea de la sola presencia, una agenda que remita a la igualdad del género humano y a la necesidad de la construcción de los hechos culturales también sobre esa piedra angular.

La finalidad de la ley será, a través de una discriminación positiva, lograr la inclusión efectiva de la mujer en la música en vivo, evitando su postergación, derribando prejuicios sobre la generación de ganancias en la industria cultural según sexos, permitiendo la necesaria multiplicidad de miradas y voces, integrando la diversidad y tendiendo a alcanzar la paridad de géneros".

Músicas y músicos de Mendoza y de distintos puntos del país vienen sumando en las redes sociales su acompañamiento al proyecto de ley de cupo femenino en los festivales que fue presentado este jueves en la Legislatura provincial.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario