Sin lanzarse, están lanzados: Kerchner, Suárez, De Marchi, el Rolo y Anabel ya están en la cancha
Viernes, 21 de diciembre de 2018Por Marcelo Torrez
Por: Marcelo Torrez En Twitter @MarceloTorrez

La política y la rosca agitan el fin de año. Y el fin de año, la cercanía de la toma de decisiones trascendentes, más el arranque de la campaña electoral que ocupará gran parte del 2019, no dejarán que la política tenga receso estival. Así se preveía y así irá sucediendo.

La expectativa y la ansiedad han comenzado a carcomer al oficialismo y a la oposición más importante, el peronismo. En Cambia Mendoza, el ministro Martín Kerchner y el intendente de Capital, Rodolfo Suárez, ya están compitiendo visiblemente para quedarse con la bendición del gobernador Alfredo Cornejo sobre el que será el candidato que defenderá la gestión de gobierno provincial el año próximo.

Kerchner no ha dejado de recorrer la provincia, y tiene la idea de darle un par de vueltas más como mínimo a todo el territorio, departamento por departamento, durante todo el verano. Como es consciente de que carece de apoyos departamentales firmes, sólidos y extendidos, más que aquel que va cosechando de la mano del propio Cornejo y de lo que le significa conducir las áreas clave del gobierno sobre las que se puede asentar parte del crecimiento y del desarrollo de la provincia, tales como la económica, la de las obras públicas y la de la energía, el ministro irá por la búsqueda de vínculo con todos los intendentes del oficialismo que pueda. A cada uno de ellos les ha presentado sus ideas fuerza del proyecto al que le va dando forma para, eventualmente, gobernar la provincia: la continuidad absoluta de las reformas y transformaciones que impuso Cornejo como base que sustente aquello de la "reelección de la gestión" de la que habla el gobernador, a lo que le ha agregado su visión para el despegue de la provincia a partir del desarrollo de los oasis. Un plan de crecimiento integral para varios años -imagina Kerchner-, ahora sí utilizando como trampolín las características del nuevo Estado que se fue conformando con Cornejo.

Suárez ya no oculta su interés por la candidatura como algunos meses atrás, cuando al publicar en su cuenta de Twitter estar concentrado sólo en la gestión municipal y que por ello no hablaría de la gobernación, alentó una serie de especulaciones en torno a que buscaría ser reelecto en la Capital. Ahora es distinto. Quiere quedarse con la nominación y obtener el aval de Cornejo. A su favor tiene el perfil político, además de un nivel de conocimiento algo superior al de su contrincante del gabinete. Sabe que su estilo está a gusto con el paladar típico del votante radical y con los sectores medios, y que cuenta con la gestión en Capital para mostrar. Salvo que esté dispuesto, incluso, a ir a una interna con Kerchner, la suerte de su candidatura dependerá del estado de situación social y económica de Mendoza: si el clima y humor es lo suficientemente adverso para con el gobierno de Macri, tanto que pueda poner en riesgo, incluso, un triunfo seguro del oficialismo en la provincia, Cornejo no dudará en proponerlo como el sucesor de la gestión. Si en cambio hay indicios de mejoras, aunque sean endebles y frágiles, el gobernador se inclinará por su ministro.

Otro de los anotados en el universo oficialista es Omar de Marchi. Sabe que no corre con un caballo que le garantice el triunfo, pero pretende estar y participar con peso en el círculo en donde se decidirá lo importante para lo que viene. Coquetea con todo el frente de dirigentes que se siente maltratado y ninguneado por Cornejo: Julio Cobos y Marcos Niven, particularmente. Los quiere de su lado para una eventual interna con Kerchner o Suárez. Lo mínimo que conseguirá, según se especula siempre en estos casos, es influir en el armado de las listas hacia dentro de la provincia y en la de legisladores nacionales. Mientras cuente con el apoyo de la Rosada, seguirá en esa línea sin que nadie lo haga variar de dirección con la excepción de que lo llamen a un acuerdo o de la suerte que tenga en la construcción de candidatos en toda la provincia.

El peronismo, como corresponde también, está entrando en zona de ebullición interna. El ex gobernador Rodolfo Gabrielli se sorprende del resultado que va teniendo en los encuentros que le van organizando sus más cercanos. Pocos creían que a esta altura se estuviese hablando tanto de un dirigente de la década del 90. En verdad, la explicación está en la atomización que sufre el partido y en la poca capacidad para reinventarse a sí mismo que ha demostrado, no sólo detrás de algo nuevo y renovado en lo que se refiere a posibles candidatos que aporten aire fresco, sino particularmente para entender la sociedad, sus demandas, sus expectativas. Gabrielli se ha conseguido un lugar invitando al peronismo a construir desde lo que deja la gestión de Cornejo. Su estrategia está basada en evitar un bombardeo verbal fulminante contra lo que se enfrenta el PJ, sino a valerse de lo que le puede dejar entendiendo que ha sido aceptado por buena parte del electorado. Eso está explicando y predicando, con un aire de sermón evangelizador detrás de la recuperación de la mística perdida.

Gabrielli, el Rolo, ya ha tenido contactos y acercamientos con algunos de los sectores de la producción, del comercio y de la industria, también va por la CGT o lo que queda de ella y de su representación y también ha llegado a los sectores académicos. Enfrente tiene a la camporista Anabel Fernández Sagasti. La joven senadora ha dejado trascender su intención de ir a unas PASO con Gabrielli, si es que el Rolo sigue construyendo y avanzando. Gabrielli, los intendentes que lo podrían acompañar en la aventura como Roberto Righi de Lavalle; Martín Aveiro de Tunuyán y Jorge Omar Giménez de San Martín y la misma Unidad Ciudadana, más el camporismo, ven con buenos ojos un posible enfrentamiento entre ambos sectores en las PASO. Porque creen que tonificaría al peronismo en su conjunto y lo podrían mantener con vida para más adelante.

Distinta parece ser la estrategia de los hermanos Félix de San Rafael y de los Bermejo en Maipú. Omar Félix, hermano de Emir, sacudió la semana anunciando su deseo por ser candidato a gobernador. Se especula que, con los pasos que viene dando, Alejandro El Pulga Bermejo, el intendente de Maipú, está detrás del mismo objetivo. Pero en el resto del peronismo -atomizado como se dijo y que se sospecha a sí mismo-, dudan de que en verdad haya una estrategia seria de ambos por alcanzar la nominación a candidato a gobernador, sino más bien muestras de visibilidad que les permita en su momento discutir por espacios más tangibles, concretos y relativamente más posibles de alcanzar, como encabezar la lista de diputados nacionales, por caso.

Eso sí, Gabrielli y los kirchneristas están convencidos de que deberán conformar una propuesta electoral única tras las PASO y evitar que el peronismo llegue dividido a la elección general, con los Bermejo y los Félix también adentro. Y esperar, en definitiva, que crezca el clima adverso hacia el oficialismo soñando con ganar algo de un posible voto bronca.

Tamaño del texto
Comentarios
Alberto
27-12-18 19:40
Modestamente son todos una sarta de ladrones de guante blanco y nosotros el pueblo con deficiencia mental, díganme con la verdad si cada gobierno de turno generó más pobres y políticos millonarios, peleando nos en las redes no sirve, que queremos?????
Juan Pablo
27-12-18 16:32
Luis, con esa idea favorecerías que nos gobiernen los millonarios!!! No seas ridículo y no desea ideas que un buen gobierno no se consigue ahorrando guita!! Sino mirá cómo estamos con el ajuste actual, sin salida. Ponete a leer no seas tan burro
LUIS
27-12-18 13:52
SI NO CAMBIA EL SISTEMA POLITICO DE LAS CANDIDATURAS, ESTO VA A SEGUIR IGUAL QUE HACE MUCHOS AÑOS, DEBERIA SALIR PUBLICADO LA GRILLA DE CUANTO SALE ($) CADA CARGO, DESDE LA LISTA DE CONCEJALES, DIPUTADOS, GOBERNADOR, INTENDENTE Y RECIEN AHI VAMOS A VER QUIEN SE PUEDE PRESENTAR, O LA PONE CADA UNO DE LOS CANDIDATOS O LOS SPONSOR QUE CONSIGAN, PARA LOS QUE DESPUES TENES QUE LABURAR.
Juan Pablo
22-12-18 13:09
Arriba el FIT!!!
Juan Pablo
21-12-18 21:14
Ninguno representa a los que trabajan. Arriba el FIT!!
pirulo
21-12-18 19:36
Yo votaria a Sagasti la unica , jamas votaria a un radical socios de cambiemos
sergio
21-12-18 08:38
Sabés como votaría a Sagasti... lástima que nació vieja, defiende el enriquecimiento ilícito y la corrupción, una lástima.
Tu comentario
Más de Opinión
Una historia que vuelve con los carros vacíos
Por Marcelo López Álvarez.
Por qué parte de la política ve a Sanz como la clave para reconfigurar Cambiemos
El nombre del sanrafaelino, uno de los fundadores de la coalición gobernante, sueña con más fuerza para acompañar a Macri como su vice en el intento reeleccionista. Allegados de Sanz lo niegan y descartan. El ala política del gobierno lo pide. Su presencia podría apurar un llamado a un acuerdo amplio de gobernabilidad en caso de imponerse en las elecciones.