Test en Mendoza a un SUV de alto vuelo: Chevrolet Equinox
Martes, 18 de diciembre de 2018Otra prueba de manejo Cuyomotor, esta vez al más reciente de los SUV aterrizado en Mendoza ¿Qué nota le pusimos?

Desde Cuyomotor realizamos una nueva prueba de manejo en Mendoza. Esta vez nos subimos a la Chevrolet Equinox, una de esas SUVs con todo el expertise norteamericano: amplia, cómoda y con lo último en tecnología y seguridad, lo que la ubica hoy como un referente en lo más alto del segmento. Es un vehículo ideal para una familia de cinco integrantes, ya que tiene todos los elementos que hoy podemos exigir para un vehículo con esa relación precio/producto.

Desafiamos a este modelo fabricado en México, referente de Chevrolet en el mundo, por ser uno de los más vendidos de su portfolio en los grandes mercados. Apenas tocó suelo mendocino la sacamos a rodar durante varios días, para contarles todo, al mejor estilo y con nuestro sello original.

Antes de emprender el viaje para conocer su comportamiento, hicimos la parada estratégica en nuestra base en el café del Hotel NH Mendoza Cordillera, en calles España y Gutiérrez, donde nos encontramos con nuestros seguidores para mostrar al protagonista. Desde allí emprendimos camino hacia Cacheuta y su renovado camino por la Ruta 82.

En este resumen te vamos a contar todas las impresiones que nos dejó este SUV que llegó a la provincia hace pocas semanas (ver)  y que pudimos conducir por el pesado tránsito citadino y por los tranquilos caminos de la ruta hacia la montaña.

DISEÑO Y CONFORT

Con solo tener de frente a la Equinox se deja ver su diseño moderno, con líneas filosas y dinámicas. Su estética exterior continúa con el lenguaje de diseño de otros vehículos de la marca, como por ejemplo la menor de los SUV como Tracker o el exitoso Cruze, con quien comparte plataforma.

Así vemos un frente bien conocido para los modelos Chevrolet: parrilla bipartida, junto a numerosos elementos cromados que realzan una imagen moderna. Las llantas, por su parte, llegan a ser de 19 pulgadas en la versión Premier 4WD que probamos. La versión de tracción integral también equipa en exclusiva luces con tecnología LED, con altas regulables de manera automática.

Y con el ítem del confort empieza lo más interesante de este vehículo: el interior, un espacio para descubrir en cada detalle. Allí tal vez lo que primero nos sorprenda sea la luminosidad que confiere su techo vidriado panorámico que lo abarca de punta a punta como se puede ver en una de las fotos de nuestra producción.

Una vez sentados frente al volante de la versión Premier, vamos a encontrar la posición de manejo ideal de manera muy fácil, tanto por los controles eléctricos, por las posibilidades de regular el volante, como por la ergonomía de la butaca.

El gran espacio interior es otro de sus fuertes, ya que cinco personas viajan muy cómodas, algo que pudimos comprobar también en las plazas traseras. En cuanto al baúl tiene una capacidad máxima de 468 litros, mientras que debajo del cobertor del piso se esconde un portaobjetos que agrega 79 litros extra.

Es decir, personas y equipaje pueden viajar tranquilamente sin necesidad de acudir a clases de Tetris para que todo quepa. Además mediante un comando en la parte posterior las butacas se rebaten por parte y esto da mayor funcionalidad.

Del interior hay que destacar las butacas tapizadas en cuero, plásticos y texturas de calidad en todo el tablero y la asistencia de un completísimo tablero digital y una pantalla multimedia táctil de 8?, con sistema OnStar, controles para conducción/seguridad y climatizador bizona, entre otros aspectos destacados.

En este sentido nos vamos a detener especialmente en el apartado de tecnología: es que su tablero digital ofrece gran cantidad de información. De hecho apenas nos subimos para comenzar el test, un indicador alertaba sobre la presión baja en uno de los neumáticos, el cual mostraba en un gráfico: era el delantero izquierdo. Por eso decidimos revisarlo en el servicio de postventa de Yacopini antes de partir a la ruta. A ese nivel están todos los sistemas detallados, para llevar el control del vehículo en forma detallada y precisa, cual piloto de avión, pero de forma muy intuitiva.

La pantalla táctil ofrece una arquitectura sencilla, la cual nos puede llevar desde sintonizar nuestra radio predilecta a configurar los sistemas de asistencia de seguridad del vehículo uno por uno (ver en el apartado de Seguridad). Y el llavero (mando a distancia) permite encender el motor, detenerlo o hasta abrir y cerrar el portón trasero.

Al igual que otros modelos también ofrece conectividad con Apple Car y Android Auto. En nuestro caso, sincronizamos un equipo Android casi en forma instantánea, funcionando a la perfección todas las apps. Otro punto extra para el potente sistema de sonido Bose y el navegador con imágenes en 3D.

MOTOR, PERFORMANCE Y CONSUMO PROMEDIO

En otros mercados Equinox está disponible con varias configuraciones de motorización. Para nuestro país, por ahora ofrece una única opción con el propulsor 1.5 litros, con turbo e inyección directa, que puede desarrollar 172 CV y un torque máximo de 275 Nm.

La gama inicia con la versión denominada FWD, es decir de tracción delantera y el mismo propulsor equipa a la tope de gama que testaemos, la Premier, acompañando el conjunto una caja automática de sexta con modo secuencial (este ubicado en la misma palanca con botonera para subir o bajar de marcha).

Según la ficha técnica de la marca, puede acelerar de cero a cien km/h en tan sólo 9,2 segundos y el consumo declarado en ruta es de 6,5 litros cada cien kilómetros. Aquí nuestros datos difieren un tanto, pero merecen párrafo aparte.

Medimos el consumo con diferentes parámetros, simulando distintos usos -pisadas al acelerador- , como si fuéramos conductores con perfiles muy marcados. Las conclusiones son claras: si nos apegamos al manual y conducimos esta SUV en ruta, tratando con suavidad el acelerador y los cambios de marchas y con una velocidad de hasta 110 km/h podemos lograr un consumo de alrededor de 7,5 litros cada 100 kilómetros para ruta.

En ciudad, siendo cuidadosos podemos obtener unos 11 litros cada 100, mientras que en un mixto también cuidado nuestra marca fue de 10 litros cada 100. Pero en la prueba conducción con un "pie pesado" es decir sin ahorrar aceleración en las salidas, en la ruta y exigiendo a demanda, los números se disparan y pueden sorprender...

Lo bueno es que el Equinox responde. Sí puede ser que ante esta exigencia lo notemos algo perezoso en el despegue hasta que levanta revoluciones.

Después se desliza sin problemas y responde al exigirlo para pasar vehículos en ruta. En el modo secuencial tal vez echemos de menos las levas al volante, pero los botones sobre la palanca responden bien.

En velocidad la Equinox se despempeña impecable, con muy buena insonorización en la cabina, estable en las curvas y contracurvas a la que la sometimos en la zona de Cacheuta y montaña. En definitiva es un vehículo confiable e insistimos en su performance de vehículo estilo americano.

EQUIPAMIENTO DESTACADO Y SEGURIDAD

Todas las versiones Equinox ofrecen airbags frontales, laterales y de cortina, suspensión independiente, frenos a disco en las 4 ruedas con ABS y EBD, con control electrónico de estabilidad y tracción, además de asientos con anclajes ISOFIX.

La variante más equipada utiliza de manera exclusiva numerosos sistemas de seguridad, que con Cuyomotor pudimos poner a prueba uno por uno. Entre ellos se destaca el monitoreo de presión de neumáticos (como contamos al principio del informe), control de descenso, alerta de colisión frontal, alerta de punto ciego, frenado automático de emergencia a baja velocidad (y alerta a alta), sistema de mantenimiento de carril o alerta de cruce de tráfico trasero.

El mismo sistema del vehículo nos permite configurar las alertas de seguridad, estas pueden ser un bip, vibración en el asiento o ambas. Por ejemplo, si un objeto se nos acerca por el lado derecho, en el espejo veremos como se enciende la luz con el ícono del "punto ciego" y al mismo tiempo comienzan los bips y vibraciones en la butaca.

COMPETIDORES

Algunos competidores de la Equinox por el segmento pueden ser la BAIC X55, Honda CR-V, Hyundai Tucson, Jeep Compass, Kia Sportage, Nissan X-Trail, Peugeot 3008, Renault Koleos, Toyota RAV4 y Volkswagen Tiguan Allspace.

Ver más: Precio promedio y Ficha técnica (acá)

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario