La marcha de la economía
¿Por qué hay riesgos de una "hiper - recesión"?
Jueves, 6 de diciembre de 2018

Economistas consultados destacaron como positivas las medidas tomadas por el Banco Central para bajar las tasas, pero advirtieron que deberá acelerar esa política para evitar caer en una "hiper-recesión".

La entidad que conduce Guido Sandleris decidió eliminar el piso de 60% para tasas y recortó al 2% mensual el ajuste de banda de flotación.

Este es el plan para evitar el "atraso cambiario" y lo que ocurrirá con el dólar 

Al respecto, el director del Centro de Estudios de la Nueva Economía de la Universidad de Belgrano, Victor Becker, alertó que las tasas "siguen siendo altísimas y nos van a conducir a una hiper-recesión".

En declaraciones a Noticias Argentinas, el especialista dijo que "si las tasas bajan a este ritmo, van a terminar con la actividad económica, antes de llegar a valores razonables".

"Con el ajuste de la banda, el Banco Central busca que el dólar no quede retrasado ante la inflación y la apuesta es que partir de enero sea menor y si esto efectivamente ocurre, por lo menos que sigan siendo muy inferiores al pico de septiembre y veremos si la tendencia se mantiene", explicó.

El FMI respaldó al Banco Central pero el dólar pegó un salto 

Señaló que la autoridad monetaria "quiere dar una señal y operar sobre las expectativas de que la inflación no esté por encima del 2% en el primer trimestre del año próximo".

"Con el 2% de actualización de la banda esa posibilidad ahora es más estrecha y hay más posibilidad de que haya volatilidad cambiaria, salvo que mantenga las tasas de interés", señaló.

Beker agregó que "salvo que haya cambios sustantivos en las expectativas, no veo que las medidas ayuden mucho a bajar las tasas de interés con lo que la actividad está condenada".

"Los índices que hemos tenido sobre la situación industrial, la construcción, electrodomésticos, indican que la actividad económica está ahorcada por estas tasas de interés incompatibles con cualquier calculo económico", añadió el especialista de la Universidad de Belgrano.

El economista jefe de la consultora Radar, Martín Alfie, consideró que pese a las medidas del Banco Central "no está asegurada" la estabilidad cambiaria, al sostener que "aún persisten muchos factores de riesgo".

"No veo tan calma la situación y más tarde o más temprano es probable que haya otro salto en el dólar, aunque no de la magnitud del 2018, por la incertidumbre política, la situación externa y el año electoral", añadió.

Señaló que la reducción al 2% en el sistemas de bandas cambiarias "tiene sentido si la inflación va a bajar, igual pareciera que el BCRA no tiene muchas ganas de intervenir en el mercado cambiario al bajar el nivel a 50 millones de dólares".

Alfie agregó que "al parecer el gobierno no estaría dispuesto a intervenir porque no lo hizo cuando la paridad estuvo muy cerca de la banda inferior, no quiere alterar el mercado y si el el tipo se acomoda cerca del piso no interviene y asi no tiene que emitir para no complicar la situación".

Señaló que el BCRA "esta siendo bastante prudente, aunque con un costo elevado en recesión ante las condiciones financieras durísimas" y explicó que "el accionar es coherente".

Alfie opinó que las medidas adoptadas "eran algo esperable ya que había anunciado que era muy probable que las expectativas de inflación se reduzcan un poco".

En declaraciones a NA, consideró que la entidad monetaria "se va adecuando a lo que va marcando el mercado y aunque no crezca la base monetaria, va a seguir pagando la tasa que el mercado le pide".

El economista Gabriel Caamaño de la Consultora Ledesma, calificó de "correctas, positivas y prudentes" las medidas tomadas por la autoridad monetaria.

Señaló que las condiciones para bajar la tasas "estaban cumplidas y se podría haber perforado el piso del 60% hace una semana y no lo hicieron".

"Hay hasta una sobreactuación positiva al anunciar el piso de la tasa y la intervención de solo 50 millones de dólares en el piso de la banda como una señal de que seguirán siendo muy prudentes", sostuvo.

Agregó que la señal para "el primer trimestre es dar previsibilidad, porque no se sabía cómo seguiría la política monetaria".

"Lo hecho por el central es salir a alinear expectativas y limitar la incertidumbre", graficó.

Recordó que "la crisis, la votalidad cambiaria y las tasas altas, provocaron la contracción del producto, pero ahora quedó demostrado que el dólar y las tasas van bajando juntas y ello contribuirá a estabilizar y a mejorar la economía real".

Subrayó que la política monetaria es un "régimen muy duro que por supuesto está repercutiendo en el nivel de actividad, pero hay que salir de la crisis de balance de pagos de una vez por todas, porque eso ayudará mucho más a estabilizar la economía". Fuente: NA

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario