godoy cruz
A un año del crimen, van a juicio un padre y sus hijos por el asesinato de un menor
Miércoles, 5 de diciembre de 2018
Por: Pablo Segura

La Justicia rechazó un planteo de apelación y de esta forma se confirmó la elevación a juicio de la causa que investiga el crimen de Matías Olguín, un chico de 17 años que fue asesinado a puñaladas en el barrio Ruiseñor de Godoy Cruz.

Por el caso serán juzgados Juan Carlos Sosa (59) y sus dos hijos, Juan Jesús (25) y Alexis (23). El mayor llegará a debate por una "violación de domicilio" y "amenazas", en tanto que los dos jóvenes deberán responder como autores del asesinato.

Matías Olguín, la víctima fatal. 

Los principales acusados fueron acusados de un "homicidio premeditado", por lo que arriesgan una pena con cerca de 30 años de cárcel como máxima.

En la mañana de este miércoles, la defensa de los imputados intentó apelar la prisión preventiva que había dictado el fiscal Gustavo Pirrello.

Sin embargo un juez le dio la razón al fiscal y por lo tanto en las próximas horas quedará oficializada la elevación a juicio. En tanto que en breve se fijará fecha para la realización del debate -posiblemente durante los primeros meses del 2019-.

Los Sosa están sospechados de haber matado a Olguín en una supuesta venganza por el robo de una mochila.

Los imputados acusaban al menor de haber robado esa pertenencia y por eso lo atacaron. Sin embargo, a lo largo de la investigación nunca se acreditó dicho robo.

Sí hay pruebas contundentes para mantener la acusación contra los hermanos. En ese sentido, fuentes judiciales cercanas a Pirrello no descartaron que ahora, ya confirmada la elevación a juicio, la defensa intente acceder a un juicio abreviado.

Esto significaría que los imputados admitan su autoría y podrían de esa forma recibir una rebaja en la pena a cumplir.

Alexis Sosa, el menor de los hermanos señalados como autores del homicidio. 

El hecho en cuestión ocurrió en la mañana del 10 de diciembre del 2017, cuando al menos dos sujetos fueron a buscar a Olguín a su casa, en el barrio Ruiseñor.

Llegaron en un auto, posiblemente un Fiat Duna y tras increpar a la víctima le dieron dos puntazos en el tórax, provocando su muerte en cuestión de minutos.

La policía detuvo primero al padre de los principales acusados. Y estos luego se entregaron, poniéndose a disposición de la justicia.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario