Legislatura
Cerveza artesanal: presentan un proyecto para regular su consumo y elaboración
Jueves, 6 de diciembre de 2018
Por: Redacción de SITIO ANDINO

Los emprendimientos de cerveza artesanal se han multiplicado en Mendoza y los consumidores responden. La apertura de patios cerveceros se ha incrementado y, pese a la crisis, siempre hay unos pesos para tomarse una pinta.

La Fiesta Nacional de la Cerveza que organiza la Municipalidad de Godoy Cruz es una muestra, además de las bandas que musicalizan el esperado fin de semana de diciembre, se ven nuevas marcas y nuevos sabores.

Foto: Cristian Lozano.

Por esa razón, el senador y presidente de la comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales, Marcelo Rubio (UCR), quiere darle trazabilidad a la producción cervecera y elaboró un proyecto de ley para ordenar la elaboración, desde la compra de insumos hasta la venta al público que fue explicado ante miembros de la Cámara de Cerveceros, entre ellos su presidente Martín Béssega, y el titular de la Dirección de Higiene y Alimentos de la provincia, Daniel Rubino. En el encuentro se analizó el articulado del proyecto, como así también las posibilidades concretas de controlar esta actividad con los actuales instrumentos existentes.

Sólo contabilizando los 100 micro-emprendimientos reconocidos por la Cámara de Cerveceros de Mendoza, se estima que cada uno de ellos elabora en promedio unos 2000 litros mensuales de cerveza artesanal que se comercializan en bares y restaurantes. Es decir, alrededor de 200 mil litros mensuales. Ahora bien, dicho volumen de producción puede duplicarse, si se hace una proyección de los establecimientos que aún no forman parte de esa organización.

"La cerveza, por ser un alimento está regulada con el Código Alimentario Argentino, que es lo que nos manda a todos los elaboradores de alimentos. Ya se viene trabajando desde la cámara con Rubino. Esto surge de Marcelo Rubio para darle un marco provincial basándose en el código alimentario pero agregándole algunas cuestiones inherentes a la provincia que no es una situación fácil porque son muchos municipios y cada uno con su reglamentación. Es para velar por inocuidad alimentaria y la sana competencia, que la cerveza que salga a la calle esté con todos los papeles en regla, que los bares tengan una certificación expedida por la cámara donde se certifique que toda la cerveza que se vende tenga los procesos correspondientes y que sea un producto aun más seguro", indicó Béssega.

La venta de cerveza artesanal tiene un crecimiento constante, según los propios elaboradores, en la medida de que los gustos del consumidor van cambiando y prefieren esta bebida porque permite tener mayor variabilidad de sabores, en comparación a las cervezas industrializadas.

Foto: Yemel Fil.

En ese marco, es que muchos productores locales están buscando organizarse mejor para darle un sello local que identifique por completo a la producción de cerveza artesanal mendocina, gracias a las particularidades que ofrece el clima local.

La iniciativa de Rubio implica:

- Asegurar la higienización de todo el sistema de elaboración y fraccionado de cervezas artesanales y de los envases que se utilicen para dispensarlas, de forma tal de reducir la cantidad de patógenos que pudieran contaminarla.

- Crear el Registro Provincial de Productores de Cerveza Artesanal, que dependerá en principio de la Dirección de Higiene y Alimentos.

- En cuanto al proceso de elaboración, se propone que sea respetado el Código Alimentario Argentino artículo 1082 bis, ya que recién en febrero de este año, la cerveza empezó a ser considerada como un alimento.

- Que el llenado, sellado, precintado de la cerveza en lata, en Grower o similares envases, garanticen la inviolabilidad del mismo, evitando así su adulteración

- El rótulo que lleve el envase, deberá realizarse conforme al Código Alimentario, con la leyenda que indique "consumir preferentemente antes de las 72 horas de fraccionada, en frío. Además, de la inscripción respecto de la fecha de su comercialización, o si el envase fue provisto por el cliente o el expendedor.

- Los expendedores deberán contar con libreta sanitaria y contar con capacitación específica que brinde la Dirección de Higiene y Alimentos

- Queda prohibida la utilización de aire comprimido para producir espuma

- Agregar agua al producto terminado, o alcohol de cualquier procedencia

- Servir el recipiente con cerveza a granel sin la debida higienización, debiendo realizar este paso, a la vista del cliente.

Por otra parte, la regulación propuesta pretende establecer mayores controles, sobre las condiciones en las que es vendida la cerveza, la limpieza de los instrumentos de fabricación y conservación de la misma, así como la deposición final de los desechos, en especial, cuando los volúmenes de producción sean mayores a 10 mil litros mensuales.

Del encuentro surgieron varios aportes que serán incorporados al proyecto final, como por ejemplo, poner foco en los volúmenes de comercialización de malta cebada para exigir, a partir de los 100 kilos, la inscripción correspondiente ante la Dirección de Higiene y Alimentos, con el objetivo de sumar a más elaboradores al Registro. Esto es importante para garantizar la inocuidad de dicha cerveza. En este mismo sentido, es posible que también sea sumado algún tipo de sello o certificación para los bares o los restaurantes que señale justamente la calidad de la cerveza ofrecida.

El legislador detalló que el proyecto, tiene como foco principal llevarle tranquilidad a los amantes de la cerveza artesanal y darle trazabilidad al producto.

"Queremos proteger la elaboración y consumo de la cerveza artesanal mendocina, ordenando ese proceso, desde la venta de insumos hasta su venta al público" indicó el senador. En tanto, Béssega agradeció la iniciativa y el diálogo abierto por Rubio, con quién seguirán trabajando hasta pulir aún más la norma para que sea útil a la actividad.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario