Cuenta bloqueada: yo real vs yo virtual, el punto de vista de la sociología
Sábado, 1 de diciembre de 2018
Por: Choila Caliri

Lola es una chica que sueña con ascender en el mundo de internet. Su vida se resume a ganar puestos de popularidad en una website para adultos en la que se graba a ella misma para satisfacer los deseos más impúdicos de los usuarios. Desnudos, sadomasoquismo y hasta suicidios online; nada parece ser suficiente para lograrlo. La vida de la joven se revoluciona el día que descubre que alguien más, con su mismo nombre y su misma cara, roba su cuenta y filma videos haciéndose pasar por ella.

Las redes sociales configuran un horizonte en el que nuestras mismas identidades se distorsionan al punto de no guardar semejanzas con nuestro "yo real". Ésta es la premisa de "Cam", una suerte de thriller psicológico con chispas de terror. El punto de partida de esta película es asimilable a cualquier episodio de "Black Mirror", otra de las series estrella de Netflix que navega en los laberínticos mares de una sociedad hipertecnológica y la incomunicación que, paradójicamente, produce.

Dato: La protagonista de "Cam", MadelineBrewer, también participó en un capítulo de Black Mirror, "MenAgainstFire".

Las redes, tan presentes en nuestra vida, se convierten en un "submundo" en el cual desarrollamos distintas conductas y modos de relacionarnos. Para ahondar en esta temática, SITIO ANDINO se puso en contacto con el sociólogo e investigador del Conicet Maximiliano Marentes.

¿Cómo se transforman nuestras identidades en Internet?

"Desde las ciencias sociales, lo que hay que tener en cuenta es que los procesos de construcción de identidad son colectivos, es decir, soy tal en relación con tal otra/s persona/s. Por eso algunos prefieren hablar de procesos de identificación, ya que justamente implican un trabajo activo de quienes forman parte de ese proceso. Algunas líneas de trabajo proponen encontrar en los procesos de construcción identitaria no solamente las otras personas con las que interactuamos, sino también las cosas, en un sentido más amplio, que nos permitirán construir identidades diferenciadas. Por ejemplo, pensando en el caso de las redes sociales, es distinto el perfil que construyo de mí en Instagram, donde seguramente muestro cosas más lindas que en Twitter, donde el perfil que se construye es más el del antihéroe, riéndome de mis propios defectos. Allí, las imágenes del yo que se construyen están claramente demarcadas por lo que se espera que se haga en la red social".

¿Las redes nos permiten mostrar una parte nuestra que no exhibimos en la vida real?

"La construcción de la identidad se conecta con la situación concreta. Pensando en la vida real, me muestro ante mi jefe como responsable, pero ante mi pareja como cariñoso. O sea que siempre los procesos de identificación dependen de las situaciones, de con quienes interactúo y de las tecnologías y las cosas de las que me valgo. Volviendo al ejemplo de ser responsable ante el jefe, dependiendo de mi trabajo, si voy con zapatos refuerzo más esa imagen que si voy en crocs.

Ahora bien, lo que permite Internet es generar mayor distancia entre lo que muestro por ahí y lo que mostraría en una interacción cara a cara. Y en eso, Internet nos permite pensar cómo las identidades que se construyen virtualmente pueden tender a exagerar ciertos rasgos o atributos o centrarse en tales o cuales aspectos más que otros. Los varones gays que buscan encuentros eróticos en ciertas redes, seguramente harán alarde de ciertos atributos personales más que de qué tienen en la heladera para comer, por ejemplo".

Los peligros que se esconden detrás de los monitores no escapan al abordaje del largometraje. La vida personal de Lola comienza a ser invadida por los seguidores que ella tiene en la página web. De repente, personas que solo conoce a través de caracteres informáticos comienzan a seguirla en su día a día. ¿Hasta dónde estamos dispuestos a exponernos? Esa es la pregunta con la que nos interpela el director.

Es la ópera prima de Daniel Goldhaber y el producto final es una invitación a esperar grandes cosas de él en el futuro. Con un presupuesto que dista mucho del que tienen otras realizaciones de la misma plataforma de streaming, supo darle ritmo al guion de Isa Mazzei, una ex modelo web como la protagonista del film.

Para todos aquellos interesados en el universo digital, Netflix también cuenta, entre otros, con el documental "Follow Me". Trata sobre la original propuesta del cineasta AsriBendacha que, tras quedar en bancarrota, decide convertirse en un "influencer" de Instagram para ganar dinero. La cinta da cuenta de sociedad dominada por la imagen y en la cual ganar seguidores se convierte en toda una obsesión. 

Tráiler

Ficha

Nombre: Cam / Cuenta bloqueada

Director: Daniel Goldhaber

Protagonista: MadelineBrewer

Duración: 90 minutos

Disponible en: Netflix

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario