El sospechoso tiene 17 años
Le hizo caso a la mamá, fue a matar a su prima pero falló 
Miércoles, 7 de noviembre de 2018
Por: Hernán Adrover @hernanadrover53

Un menor de 17 años es intensamente buscado luego de querer asesinar a tiros a su prima y a la pareja de ella en dos hechos ocurridos en Las Heras. En el primer ataque hirió gravemente a la mujer mientras que días después, le disparó en la cabeza al hombre. Sigue prófugo y la madre fue quien le dio la orden, estando con prisión domiciliaria. 

El primer hecho tuvo lugar el jueves pasado cuando el joven llegó hasta la manzana C del barrio El Plumerillo con intenciones de matar a su prima. Esta mujer, identificada como Gabriela Elizabeth Sández (38), estaba en su casa cuando pasó el menor en un auto y disparó varias veces contra el inmueble.

Estaba con un cómplice en un VW Gol rojo cuando escapó mientras que Sández resultó herida con dos proyectiles en el abdomen y otros dos en la pierna derecha. Según explicaron, su estado de salud era delicado y quedó internada en el Hospital Central. 

Según las averiguaciones que hicieron los pesquisas, momentos antes de la balacera, esta mujer había discutido con su tía Stella Linda Sández (34) por una cuestión de dinero. "Parece que tenían problemas por una plata que no habían devuelto", contaron. Lo cierto es que el agresor disparó 11 veces contra la víctima pero sólo la hirió en cuatro oportunidades. "Claramente la quiso matar pero es un mal tirador porque disparó 11 veces", explicaron. 

La mujer herida fue auxiliada por su pareja, Guillermo Jesús Palma (39), quien inmediatamente llamó al 911 para denunciar lo ocurrido e identificar al menor como el autor de los disparos. 

Pero no todo quedó allí porque días después, este domingo por la noche, el menor volvió a entrar en escena para atacar nuevamente a la familia. Y más precisamente contra Palma, quien lo había denunciado por el primer hecho. 

Con el mismo modus operandi llegó hasta la manzana C y pasó en el mismo VW Gol rojo para atacar al novio de su prima. En este caso solamente disparó una vez pero el proyectil impactó en la cabeza. La bala impactó en el cráneo y quedó alojada en el cuero cabelludo, sin revestir gravedad, explicaron. 

Esta familia, detallaron, ya tuvo problemas con otras personas que viven en el barrio Santa Teresita pero últimamente entró en conflictos con sus propios parientes. Al parecer, el pedido de un dinero que no fue devuelto en tiempo y forma fue el desencadenante de las balaceras. 

En cuanto al menor, que ya está identificado, continúa prófugo y la instrucción señala que fue su progenitora quien le dio la orden de matar a los familiares pero, afortunadamente, no lo consiguió.  

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario