Opinión
Cuando ni el prestamista te cree
Domingo, 28 de octubre de 2018Por Marcelo López Álvarez.
Por: Marcelo López Álvarez - @marcelopez2202

El Gobierno de Mauricio Macri y por qué no los de las 24 provincias argentinas, respiran. El triunfo político del Ejecutivo Nacional les da un poco de aire. Es cierto que se parece mucho a la vida extra que ganás en los video juegos cuando estás a punto de morir. Pero algo es algo.

Pero no estamos hablando del presupuesto nacional, que traerá muchos dolores de cabeza a las provincias y las economías regionales, sino del acuerdo con el FMI. Es un verdadero éxito político -con la inestimable ayuda de Estados Unidos- que el "rescate" haya sido votado favorablemente.

Si nos tomamos el trabajo de leer detalladamente el informe del equipo técnico del FMI, queda la misma sensación que con muchos legisladores "opositores" en la sesión de Diputados: "El presupuesto es un desastre, pero voto a favor".

El análisis del documento del FMI solo augura el fracaso de la política económica argentina y llena de advertencias al Board del organismo sobre la inestable situación. Sin embargo, se autorizó el desembolso para antes de las elecciones del próximo año, en distintas etapas, de 49.555 millones de dólares.

Pero es interesante recurrir al propio informe del Fondo Monetario para ver qué puede pasar en los próximos meses. Con la ayuda del economista Martín Alfie, profesor de Estructura Económica Argentina de la UBA, recorremos los principales puntos:

1- El Fondo no solo adjudica la culpa del problema a la herencia, la compleja situación externa ("pasaron cosas") o las fotocopias de los cuadernos. Asegura que hay un bajo compromiso del Gobierno, una poco consistente intervención del BCRA y una mala comunicación.

2- Asegura también que el salto de la cotización del dólar a 42 pesos fue básicamente por la incertidumbre creada por el anuncio del Presidente de que había acuerdo, cuando aún no lo había.

3- El FMI critica que se haya emitido demasiada deuda en dólares y le pide al gobierno que se endeude más en pesos y que lleve adelante medidas para desarrollar el mercado local.

4- El Fondo admite que el actual escenario es aún peor que el posible escenario adverso imaginado en el acuerdo original.

5- El FMI asegura que lo riesgos de que el programa no funcione son significantes por los siguientes datos o posibilidades:

A- Que el roll-over de la deuda sea bajo y los fondos prestados no alcancen para cubrir el déficit.

B- Que la macroeconomía siga siendo negativa por la fuerte recesión y no se llegue a cumplir la meta fiscal.

C- Que el esquema monetario implementado por el nuevo titular del BCRA no logre credibilidad y crezcan las expectativas de inflación en alza.

D- La proliferación de riesgos externos como la suba de tasas de los EE.UU, la guerra comercial con China y el mundo árabe, que aumentan la fragilidad ante shocks externos.

E- El riesgo político que refleja los problemas que puede tener el Gobierno de avanzar en el programa del FMI ante la cercanía de las elecciones.

6- Afirma que "con alta probabilidad" la deuda no sea sustentable por muchos riesgos, principalmente porque gran parte de la deuda está en moneda extranjera, por lo que la depreciación del peso ante las devaluaciones empeora la relación Deuda/PBI.

7- El propio FMI califica de riesgoso el ajuste solicitado, que es demasiado fuerte, y asegura que está dentro del 5% de los ajustes más estrictos que tuvo que atravesar un país con acuerdo de Stand-By.

8- Por último, los pronósticos de los indicadores económicos que plantea son francamente alarmantes. Caída de PBI 2018 2,8% 1019 1,7%. Consumo privado 9.9% menos en 2018, 4.6% menos en 2019. Inversión 7% abajo en 2018, 9,5 de caída en 2019 y finalmente desocupación subiendo al 10,9% en 2019.

En resumidas cuentas, el propio prestamista desconfía de que le podamos pagar. Es allí donde reside el triunfo político notable del Gobierno de Mauricio Macri, que logró el desembolso a pesar del informe y de varias resistencias.

Con un poco de inteligencia y algunas medidas, el equipo económico en los próximos meses podría controlar el dólar y comenzar el desarme de algunos títulos y así tratar de recuperar niveles de tasas algo más acordes, para poder reactivar la economía. Pero hay dos obstáculos fundamentales para eso. Uno es que el gobierno no cree en las medidas que debería tomar para lograrlo y segundo, probablemente la fiereza del acuerdo tampoco lo permita.

Si las autoridades económicas, ante la catarata de dólares que llegarán del Fondo, aplicaran aunque sea un mínimo control de cambios, pusieran un plazo para la obligatoriedad de la liquidación de las exportaciones y apostaran a utilizar ese contexto para ir a la baja de tasas, se abriría aunque sea una mínima luz. Pero ninguna de las medidas cuadra con la dureza dogmática de la CEOcracia funcionaria y menos aún con un Fondo dispuesto a garantizar que los inversores fantasmas cobren hasta el último peso.

La sabiduría popular se mudó a las redes y alguien por allí definió la situación con total exactitud: "Hay sólo dos motivos por los cuales un banco te presta plata, una porque tu solvencia es tal que podrías prescindir del préstamo, la segunda porque quiere quedarse con tus propiedades". Después de ver lo que piensa el FMI, la respuesta es casi obvia.

Tamaño del texto
Comentarios
Jorge
28-10-18 16:49
Excelente. Cada vez mejor. Hago notar que el rol de prestamista está aceptado,pero en realidad el rol del Fmi es de garante.
GRACIELA
28-10-18 12:35
nExcelente Analisis...! Pobre Pueblo.....! pobre Paìs.....!
Martin
28-10-18 09:35
excelente análisis!!
Tu comentario
Más de Opinión
Semáforos rojos
Por Marcelo López Álvarez.
El modo electoral y las suspicacias vuelven a trabar el desarrollo minero
En la Legislatura se volvió a postergar el tratamiento de dos proyectos que pretendían activar la minería a gran escala en la provincia. Parece una decisión irreversible, al menos por lo que queda del año y para un 2019 absolutamente electoral. En el oficialismo confían en que cuando baje la espuma "y la fiebre", el tema volverá a despertar. En el peronismo acusan al intento de Cornejo por frenar la reelección de los intendentes.