Torrez en Andina: Cornejo, con apoyo peronista, prepara un golpe fatal a los caciques del PJ
Miércoles, 26 de septiembre de 2018
Por: Marcelo Torrez En Twitter @MarceloTorrez

En su columna habitual de todos los días en el programa Sin Verso, que se emite por Radio Andina 90.1 de lunes a viernes de 7 a 10, el periodista analiza la actualidad local y nacional. Aquí la columna completa. 

Con un guiño de parte de un sector del peronismo, Alfredo Cornejo avanzaría en las últimas decisiones fuertes que tomaría su gobierno para el último año de gestión.

El gobernador tiene en mente promulgar la enmienda del artículo 198 de la Constitución, el que tras su modificación aprobaba por el plebiscito del 2009, restringe a una sola las reelecciones de los intendentes. Hoy son indefinidas. De avanzar en esa decisión política, siete jefes comunales, entre ellos los cinco actuales del peronismo, el massista Jorge Difonso y el cobista Mario Abed no podrían presentarse una vez más en las elecciones del 2019. Les quedaría, claro está, presentarse a la Corte y exigir que la medida fuese considerada inconstitucional. Y esperar una resolución cargada de sensibilidad.

Pero hay más. Cornejo daría un paso adelante en su afán por terminar de encuadrar a la Justicia dentro de las reformas generales que le impregnó a su gobierno en casi todas las áreas desde el 2015 a esta parte. Prepara un proyecto por el cual se le pondría un límite determinado por edad a una de las ventajas de privilegio más llamativas y cuestionadas que mantienen los magistrados mendocinos desde épocas inmemoriales: se trata del cálculo por antigüedad, un monto que se va incrementando dentro del sueldo de los jueces por cada año que cumplen en su función. Ese ítem les ha permitido a más de uno de los magistrados de la provincia percibir sumas exorbitantes, comparados con otros agentes estatales. El proyecto contempla que a los 60 años en las mujeres y a los 65 en los varones, se les congele el ítem, por lo que perderían la indexación por ese punto y a partir de ahí en adelante percibirían una suma fija, sin aumentos, de acuerdo con lo que ha trascendido hasta el momento.

Para sumar fuerza a estas iniciativas, Cornejo exploró algunos acuerdos en la oposición. Y consiguió que se sumara detrás de ellas el diputado Jorge Tanús, uno de los dirigentes del peronismo hoy ubicado en el espacio kirchnerista de Unidad Ciudadana.

Estas movidas analizadas en la cúpula del poder, de tinte estrictamente político, se conocieron ayer cuando Tanús admitió haber tenido conversaciones con "gente del gobierno". Y a su vez, se mostró absolutamente partidario de que el gobernador se decida a promulgar la enmienda del 198 cuando los últimos dos gobernadores peronistas, Celso Jaque y Francisco Pérez no se animaron a dar ese paso. "Yo no tengo por qué decirle al gobernador qué es lo que tiene que hacer. Pero tiene en sus manos esa decisión que, hay que recordar, fue avalada por peronistas y radicales de forma unánime hacia fines del gobierno de Julio Cobos", dijo Tanús entrevistado para el programa Punto en Común, emitido anoche por TVA y CTC, para el Sur provincial y el Valle de Uco.

En la misma línea, el diputado peronista dijo apoyar el intento por frenar o ponerle un tope a la indexación indefinida del ítem antigüedad en el sueldo de los jueces. "Es por demás un privilegio, como lo ha sido el no pago del impuesto a las ganancias", expresó Tanús, en sintonía con la idea de Cornejo.

No es la primera vez que Cornejo busca apoyo en algunos sectores de la oposición para conseguir el aval a algunas de sus medidas de corte reformista. En abril pasado se reunió con la senadora nacional híperkirchnerista, Anabel Fernández Sagasti. En una reunión de poco más de una hora, Cornejo y Fernández Sagasti acordaron impulsar la implementación del juicio por jurados en Mendoza, una idea que le acercó la mujer de confianza de Cristina. Cornejo reconoció en aquel momento que tenía en carpeta una idea similar y fue entonces que el proyecto llegó a la Legislatura provincial y así se le dio curso. En agosto, y tras el acuerdo entre el oficialismo y el kirchnerismo, Diputados de la provincia le dio media sanción.

No corrió la misma suerte, al menos hasta ahora, el supuesto apoyo que el kirchnerismo mendocino -prometido en apariencia por Sagasti en aquella reunión¬- le daría a la intención de Cornejo de avanzar en su proyecto para ampliar el número de miembros de siete a nueve de la Suprema Corte de Justicia. Pero allí está la idea, latente, a la espera de un momento propicio, según el entorno del gobernador que lejos está de renunciar a ese proyecto.

Ahora, en una instancia parecida o bien calcada a aquel encuentro entre Cornejo y Sagasti, Tanús viene de acordar con "la gente del gobierno" -según aclara sin dar más detalles- el impulso político a la limitación de las reelecciones de los intendentes, que no necesita que pase por la Legislatura, sino que sólo requería la firma de un decreto por parte del gobernador y el proyecto para limitar el cobro por antigüedad de los magistrados. A cambio, Tanús consiguió, por su lado, el guiño del propio Cornejo y también del titular de Irrigación, Sergio Marinelli, para implementar un cambio radical contra la tradición misma, sobre los permisos y derechos de riego que existen en la provincia.

Tanús sugiere un re empadronamiento de los derechos. Un estudio minucioso de cuáles son las propiedades con derecho a riego y cuáles son las que hacen uso en verdad del recurso. El objetivo final es identificar los derechos ociosos y reasignarlos a nuevos emprendimientos. Cornejo está de acuerdo y Tanús, junto con Unidad Ciudadana, apoya básicamente la idea de bloquear la reelección de los intendentes. Con lo que, de confirmarse, se afianza una suerte de matrimonio político por conveniencia y con beneficios.

El golpe a los intendentes del peronismo, que gobiernan y controlan el PJ en la provincia, podría tener un efecto fulminante. Es cierto que vienen golpeados desde mucho tiempo atrás, pero el poder que supieron agitar y demostrar en su momento, fue el que impidió, entre otros factores, que tanto Jaque como Pérez, se animaran a avanzar en la promulgación de la enmienda. Sus gobiernos, especialmente el de Pérez, se movían al ritmo de lo que aquella fuerza arrolladora desde lo político hacía y deshacía. Y ahora Cornejo, junto al kirchnerismo mendocino, se preparan para darle un golpe fatal.


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario
Más de Sin Verso