Informe
Aseguran que más del 42% de la población del Gran Mendoza padece "pobreza energética"
Jueves, 13 de septiembre de 2018
Por: Mariano Fiochetta - @mfiochetta

 La Asociación Consumidores Mendocinos presentó este jueves el "índice de pobreza energética", un informe confeccionado con datos de organismos públicos y distribuidoras de energía. El resultado determinó que el 42,89% de la población del Gran Mendoza (más de 500.000 personas) es "pobre energética".

La Asociación Consumidores Mendocinos presentó un informe.

El Comité Económico y Social Europeo propuso que el concepto se refiere a "la dificultad o la incapacidad de mantener la vivienda en unas condiciones adecuadas de temperatura así como de disponer otros servicios energéticos esenciales a un precio razonable".

Martín Sevilla, titular de la Asociación Consumidores Mendocinos, expresó a SITIO ANDINO que la pobreza energética "es un flagelo hasta hace poquito desconocido", y detalló que en Argentina hay muy pocos estudios sobre esto. "Por lo que surge del índice, es necesario repensar las políticas llevadas adelantes por los gobiernos nacional y provincial en materia energética y específicamente la tarifaria", afirmó.

Crecimiento exponencial de las cifras de "pobres energéticos".

¿Cómo se calcula la pobreza energética?

Según Brenda Boardman, especialista en el tema, un hogar se encuentra en pobreza energética cuando tiene que dedicar más del 10% de los ingresos disponibles para alcanzar un nivel satisfactorio de calor en su vivienda. En el caso del índice local, se sustrajo el total de la canasta básica alimentaria y, si del monto restante se necesitaba afectar más del 10% para pagar la energía, existía un caso de "pobreza energética".

Los ingresos totales se calcularon a partir de la Encuesta Permanente de Hogares del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) que se realiza trimestralmente. A este dato se le restó la Canasta Básica Alimentaria elaborada por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE) de la provincia, lo que generó la variable "ingresos disponibles".

Posteriormente, se tomó información de las simulaciones de consumo de artefactos de las distribuidoras y los cuadros tarifarios vigentes. Para el cálculo, solo se consideró que un hogar utilizaba una cocina, un calefón instantáneo y una estufa (aparatos a gas) más una heladera, un lavarropas, cinco focos, una plancha, un TV, un cargador de celular y un ventilador (electricidad).

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario