juicio en san rafael
Dos testigos dijeron que el cuidacoches hizo señas a Silva
Miércoles, 22 de agosto de 2018
Por: Cristian Pérez Barceló

En la quinta jornada de audiencias del juicio oral contra Julieta Silva por la muerte de Genaro Fortunato, dos testigos dijeron que el cuidacoches le hacía señas antes que ella atropellara a la víctima que estaba en el suelo.

Primero fue Héctor Ontiveros quien relató la secuencia de esta forma: "Salimos (del bar Mona) alrededor de la 5, íbamos llegando donde estaba estacionado el auto entre dos árboles. Recuerdo que se arrima el cuidacoches, mi amigo le paga, nos subimos y cuando estábamos por arrancar el auto, Matías, que iba en el asiento trasero, se da cuenta que el cuidacoches sale corriendo, entonces, me avisa. Yo como no podía ver, bajé la ventanilla, asomo la cabeza, miro por delante del árbol y veo que va el auto en dirección a (calle) Las Vírgenes. Hace una U, se mete a la banquina y hace la U. Cierro la ventanilla, y estamos haciendo marcha atrás, y ahí es cuando me dice mi amigo, hay un chico tirado".

Uno de los testigos que dibujó su ubicación, la del cuerpo y la del auto de Julieta.

"¿Cuál de sus amigos", le preguntó el fiscal Fernando Guzzo, y Ontiveros respondió que fue "Matías". "Yo cuando lo miro, veo la figura de una persona, y veo el cuidacoches que se va a arrimando, le va haciendo señas, y ahí lo pasa por arriba".

Ahí fue interrumpido por la querella que quiso volver a escuchar más claramente su declaración, y Ontiveros reafirmó: "O sea, da la vuelta, el cuidacoches le hace señas y la chica lo pasa por arriba y ahí se para el auto. Lo que hacemos nosotros, mi compañero llama al 911 y nos vamos del lugar. Fue todo muy rápido", dijo Ontiveros.

Uno de los que iba en el vehículo de este testigo esa noche, es García Vivaldo, un odontólogo al que le tuvieron que leer su declaración testimonial anterior, pero que no desmintió las afirmaciones que constaban en acta desde entonces.

Primero, espontáneamente relató la secuencia de esta manera: "Calculo que habrá ocurrido entre las 4 y cinco de la mañana, cuando nosotros nos retirábamos del lugar. Ahí nos estábamos subiendo al auto; yo ya estaba arriba del auto, ya mis compañero el conductor estaba haciendo para atrás, y yo giro la cabeza para ver si venía algún lado, y bueno, ahí veo que había un auto, había un cuerpo tirado y el auto le pasa por encima al cuerpo. Eso es lo que vi y eso lo que recuerdo".

El juez Rodolfo Luque le preguntó si tenía "algo más que pudiera haber percibido", a lo que el testigo respondió: "no, nada más".

El fiscal, intentó encontrar más precisiones y recurrió, finalmente, a la lectura de párrafos de las fojas 193 -196 del expediente, donde constan las afirmaciones de García en la etapa de instrucción; ante lo cual respondía afirmativamente con frases tales como "esa debe haber sido mi percepción en ese momento".

Puntualmente, le leyeron que declaró: "Me acuerdo que hizo señas, desde donde estaba parado, que era en medio de la calle, entrecruzando sus brazos al conductor del auto antes de que pasara encima de la persona tirada. No sé para qué le habrá hecho señas, si era para que frenara o si le estaba avisando que había una persona tirada; como yo estaba dentro del auto, no escuché nada".

A esa lectura, García la dio por cierta diciendo que "es así tal cual, eso del cuidacoches no me acordaba, pero bueno".

A lo que Guzzo lo consultó: "¿Recuerda ese gesticulado con la seña de brazos cruzados?". García respondió que "sí".

Por otro lado, el fiscal dirigió gran parte del interrogatorio a testigos que son amigos de Julieta y lo eran también de Genaro, en donde se evidenciaba dos objetivos: por un lado, conocer los alcances de la relación sentimental entre Silva y Fortunato y, por otro, la capacidad visual de la imputada.

Fue así que la entrenadora de hockey de Julieta, Silvia Ballarini dijo que ella practicaba los martes y jueves en horario nocturno, jugaba del medio campo hacia arriba, como enganche, nunca hizo un gol, y que la bocha tiene una circunferencia entre 20 y 25 cm. Además dijo que Julieta no frecuentaba el uso de anteojos a la hora de manejar.

En cuanto al vínculo entre Genaro y Julieta, respondieron ella y los otros dos amigos, Sebastián Zúñiga y Flavia Domínguez, que tenían una "relación de entre 3 y 4 meses", al tiempo que revelaron que esa noche en el bar el que estaba "nervioso" y "celoso" era Genaro.

Por último, un dato que la querella anotó con mucho interés: Ballarini repitió que cuando la llamó Julieta le dijo que "había atropellado a Genaro, parece que está muerto". Asunto que pensarían contrastar con el llamado de Silva al 911 donde sólo menciona que mató "a alguien" y lo que les dijo, en el mismo sentido, a los policías que llegaron al lugar, sin mencionar que era conocido de ella, mucho menos su nombre.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario
Más de San Rafael
Se corre ésta noche la 6° fecha del Speedway sanrafaelino
En pista estarán las categorías, Karting tierreros, motos seniors y ciclomotores, la Fórmula Citroen y los Speedweros.
González, Rivero y Salomone lideran las posiciones  en motos en el Speedway sureño
Están al frente en las categorías, Seniors, 110cc, Libre Preparación y 110cc, Principiantes.