Compras de extranjeros con tarjetas
Las compras de mendocinos en Chile caen pero ¿qué festejamos?
Martes, 21 de agosto de 2018
Por: Federico Manrique fmanrique@sitioandino.com.ar

El efecto dólar encareció fuerte el turismo de compras de los mendocinos a Chile. La devaluación no sólo redujo el consumo los argentinos y mendocinos que viajan a Chile sino que también retrajo fuerte las visitas al vecino país. Tres datos pintan el panorama actual, según informe de la Fundación Ideal:

-En el segundo trimestre de este año, el gasto con tarjeta (crédito y débito) de los argentinos en Chile cayó un 52% interanual, tras haber disminuido 30% en el primer trimestre.

-La visita de argentinos a Chile en los primeros cinco meses de 2018 bajó en un 19% en relación a igual período de 2017.

-En el primer semestre de 2018, los mendocinos habrían realizado compras en Chile por montos equivalentes a U$S 136 millones, cuando en el mismo período del año pasado, este valor ascendía a U$S 195 millones. Son U$S59 millones que los mendocinos dejaron de gastar en el vecino país.

En el segundo trimestre de este año, el gasto con tarjeta (crédito y débito) de los argentinos en Chile cayó un 52%, tras haber disminuido 30% en el primer trimestre, siempre con respecto a iguales períodos de 2017. Los datos fueron publicados por la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile, e indican que la fuerte baja ha significado que los argentinos pasaron de representar el 48% de las compras totales de extranjeros con tarjeta en el vecino país durante el segundo trimestre de 2017, a conformar un 21% en igual trimestre de este año, destaca un informe de la Fundación Ideal.

La devaluación del peso cambió radicalmente el panorama. En julio de 2018, adquirir $1000 chilenos costó $42 argentinos, cuando un año atrás implicaba desembolsar aproximadamente $26. Esto es un 62% de aumento en términos nominales.

Uno de los factores que explica esta situación es que entre enero y mayo de 2018, la entrada de argentinos a Chile cayó 19% frente a igual período de 2017.

Desde el año 2014 que no se observaban caídas tan fuertes en las compras de argentinos en Chile, ni siquiera con la depreciación del tipo de cambio experimentada en los últimos días de 2015 y la posterior desaceleración económica del 2016.

El dato es muy significativo para Mendoza, ya que la participación del turismo mendocino en Chile es muy elevada, y representa, según nuestras estimaciones, el 27% de las compras que realizan los argentinos en el vecino país.

En el primer semestre de 2018, los mendocinos habrían realizado compras en Chile por montos equivalentes a U$S 136 millones, cuando en el mismo período del año pasado, este valor ascendía a U$S 195 millones. En este contexto, debe destacarse que los ciclos en los cuales aumentan sensiblemente las compras en Chile generan consecuencias de impacto global para el comercio de Mendoza.

Para dimensionar cuán importantes pueden ser estos efectos, vale mencionar que las compras de mendocinos en Chile representaron, en 2017, el 11% de las ventas en el comercio minoristas, restaurantes y hoteles. De acuerdo a nuestras proyecciones, estos valores podrían reducirse al 7% en 2018 si se mantienen las tendencias actuales de reducción en las fugas de comercio al vecino país.

Sin derrame

Sin embargo, contrariamente a lo esperado, la caída de las compras en Chile no generó la reactivación del comercio a nivel local ni hay efecto derrame en el comercio local. Las ventas minoristas en Mendoza, que habían comenzado a mostrar tenues variaciones positivas a fines de 2017, volvieron a caer a inicios de 2018, con contracciones interanuales cada vez más grandes según datos de la Federación Económica de Mendoza.

En los primeros 5 meses del año, el salario real de los asalariados privados en Mendoza se redujo 2,5% en promedio. Este es uno de los factores más importantes para explicar la caída del comercio, no solo de mendocinos en Chile, sino también en el territorio provincial.

Las tasas de interés también influyen, tanto en las compras con tarjetas en Chile como en el consumo interno. Los sucesivos incrementos de la tasa de política monetaria de parte del BCRA, que actualmente se ubica en el 45% anual, generaron aumentos en todas las tasas de interés de la economía. Actualmente, la tasa real de política monetaria se ubica en torno al 12%, un valor que no se alcanzó ni siquiera en el apretón monetario de 2016. Esto generó un aumento del costo del financiamiento de todos los sectores de la economía, no solo para el sector productivo, sino también para los consumidores. En este sentido, la financiación mediante tarjetas de crédito también se torna más costosa, siendo menos atractivo para los agentes económicos el consumo en el exterior mediante este medio de pago. 

En Twitter @Fede_Manrique
Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario