Fue clave un perro adiestrado
Abuso a una menor: más pruebas contra el celador de Murialdo
Viernes, 10 de agosto de 2018
Por: Hernán Adrover @hernanadrover53

Las pruebas se siguen sumando en la causa donde se investiga el abuso sexualmente de una menor de 4 años en el Instituto Murialdo de Guaymallén y por la cual ya está detenido e imputado un celador del establecimiento. En este caso, un perro adiestrado policial fue clave en el expediente porque, gracias a su trabajo, lograron confirmar una situación muy específíca: dónde estuvo la menor y señalar quien habría sido el autor de la vejación. Los detalles. 

El viernes 3 de agosto la comunidad educativa del colegio y los familiares de los alumnos se vieron conmocionados y alterados por un mensaje de Whatsapp de una madre donde contaba y denunciaba que su pequeña hija había sido abusada en la escuela por un "señor". 

A partir de ese momento se inició una investigación donde personal de la División de Delitos contra la Integridad Sexual intentó confirmar los hechos y detener al supuesto autor. El domingo, los efectivos de Investigaciones junto a Policía Científica, un can adiestrado y, con la colaboración de las autoridades del instituto, realizaron un allanamiento en las instalaciones de calle Bandera de los Andes donde el resultado fue positivo. 

¿Cuál era el objetivo? encontrar elementos de relevancia para el expediente y reconstruir los hechos. Secuestraron grabaciones de las cámaras de varios sectores donde habría estado la nena. En las filmaciones se ve al sospechoso de 49 años en cercanías de donde habría sido el abuso, explicaron fuentes cercanas al colegio. 

Pero además de los registros grabados, un perro adiestrado revisó todo el establecimiento y marcó un baño siguiendo la pista de ropa interior de la víctima que le hicieron oler. De esa manera buscaba lugares donde estuvo la nena o elementos.

El "baño sospechoso" está cerca de la Sala de 4 donde asiste la víctima y por ese motivo fue el primer punto de importancia para la fiscal que instruye la causa, Virginia Rumbo, quien subroga a su par de Sexuales, Cecilia Bignert. 

El can siguió buscando y por ese motivo, señaló otro lugar que, definitivamente, identificó al supuesto autor de la violación. Es que el animal llegó hasta un sector de lockers y se frenó en uno: en el del celador que fue detenido un día después, es decir, el lunes en Guaymallén. Este miércoles el acusado declaró y se desligó de las acusaciones. 

Si bien no encontraron la bombacha que le faltaba a la pequeña cuando llegó a su casa y se descubrió el abuso, explicaron que esa situación permitió continuar la pesquisa y acercarse al responsable del ataque. 

El sospechoso continúa detenido y acusado de "abuso sexual agravado por acceso carnal y por su condición de guardador", por lo que podría recibir una pena de hasta 20 años de cárcel.

Tamaño del texto
Comentarios
Andrea
10-08-18 16:59
Ahora dicen q quizas no fue él celador di no su papá
Belen
10-08-18 11:30
HUUUUMMM. ES VIEJA ESTA NOTICIA??? SE CORREN OTROS RUMORES POR EL COLEGIO...
Tu comentario