Entrevista
Allasino adelantó que las economías regionales tendrán especial atención en el Presupuesto 2019
Jueves, 9 de agosto de 2018
Por: Redacción de SITIO ANDINO

Paula Allasino pasó de ser una funcionaria con estricto perfil técnico en la gestión de Alfredo Cornejo a ascender a ministra de Hacienda para reemplazar a Lisandro Nieri, que migró a Gobierno, Trabajo y Justicia. Con la mayor parte de su carrera profesional en la órbita pública, está ahora encargada de custodiar las cuentas provinciales y de proyectar un presupuesto para 2019 en plan de ajuste.

Invitada al programa "Punto en Común", que se emite por TVA para el Sur provincial y el Valle de Uco, aseguró que "empezó desde abajo" al iniciarse laboralmente en la Municipalidad de Godoy Cruz, donde aprendió junto a Cornejo la labor de tener "las cuentas ordenas".

Sobre su nuevo rol al frente de Hacienda, sostuvo: "El desafío es ser lo más puntillosa posible con la plata que no es nuestra. La idea es, gracias al orden administrativo y fiscal que tenemos, poder profundizar el plan de obra pública".

Foto: Cristian Lozano

En tanto, otra de sus funciones es ir diagramando ella la pauta de gastos 2019, pero para eso primero debe tratarse el presupuesto nacional, donde ya se habla de un recorte de 300 mil millones de pesos, donde las provincias deberán asumir un tercio de ese ajuste. En particular, para Mendoza se dice que la tijera presupuestaria alcanzaría los 3.700 millones de pesos.

Allasino negó que se esté hablando de ese número, porque indicó que aún resta mucho por definir

"Se mucho y nada", dijo sobre sus visitas a Buenos Aires y agregó: "Hay conversaciones con los gobernadores para buscar el consenso. Hasta ahora no hay ninguna definición en concreto sobre ese stock de medidas que se aplicarían".

Dentro del ajuste nacional para lograr el equilibrio fiscal demandado por el FMI, el recorte de los fondos para obra pública es uno de los mayores temores.

Allasino intentó desdramatizar esa hipótesis, dijo que Mendoza, en cuanto a sus cuentas, "tiene una situación mucho más cómoda que otras provincias". Para ejemplificar, dijo que cuando asumieron se prepararon no solo para gobernar un solo período, por lo que se han proyectado "obras largas" en las cuales "han sido muy estrictos en controlar".

Con fama de ser muy estricta dentro de Casa de Gobierno en cuanto al manejo de los recursos reafirmó que Hacienda debe estar por sobre el resto de los ministerios e indicó: "Si nosotros no recaudamos y no cuidamos el gasto de cada uno de las jurisdicciones esté encapsulado dentro de lo que votamos en la ley de presupuesto, la otra parte va a perder".

Pistas sobre el presupuesto para Mendoza

Allasino adelantó que ya están trabajando en la pauta de gastos para el año que viene. Antes de ser ministra era la directora de Presupuesto y tiene, como dijo el gobernador Cornejo al presentarla, un amplio conocimiento de las cuentas públicas.

La ministra indicó que con la firma del último consenso fiscal, se aceleraron las metas para bajar alícuotas en Ingreso Brutos y Sellos, y que eso continuará.

Asimismo, sorprendió al afirmar que el nuevo presupuesto no tendrá una mirada sólo impositiva, sino que junto con el equipo del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía habrá análisis de las economías regionales, "donde se puede marcar más un proceso más recesivo y hacia dónde hay que ir colaborando desde el Estado".

Foto: Cristian Lozano

De esta manera, asumió que el proyecto tendrá una visión "más política" para rever la situación.

En ese marco resaltó que las variables macroeconómicas se escapan de su alcance y "que las únicas políticas que pueden administrar son las de subsidios o de préstamos a través del Fondo para la Transformación, Cuyo Aval y las sociedades que trabajan con nosotros".

En tanto, sobre cuánto puede crecer el presupuesto, que este año casi llegó a los 100 mil millones de pesos, dijo que no pueden aumentar más de lo que se gastó el año anterior más la inflación.

¿Cómo crecer con inflación?

Allasino volvió a remarcar que tendrán una reunión para observar las economías regionales para ver dónde poner la lupa, pero asumió que "no será fácil".

"Este 2018 va a ser muy difícil. Tengo la esperanza de que 2019 sea mucho mejor", manifestó y dijo que siempre le piden "esfuerzo antievasivo" a empresarios y exponentes del sector productivo.

Luego contó que le gustaría terminar la gestión con un nuevo sistema dentro de ATM para controlar con mayor eficacia la evasión, aunque admitió: "Todos los procesos que se articulan en el Estado son muy lentos, cuatro años quedan cortitos". 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario