Hoy se vota
Debate: dos miradas mendocinas sobre el aborto
Miércoles, 13 de junio de 2018

A horas de que la Cámara de Diputados trate en el Congreso el proyecto que busca legalizar el aborto en Argentina, dos mendocinas con posturas abiertamente contrapuestas se sentaron para debatir la iniciativa que ha generado un gran debate nacional

En el programa Punto en Común, que emite TVA para el sur provincial y el Valle de Uco, la abogada especialista en derechos de la mujer y parte de la campaña por el aborto legal, Mariana Hellin, se sentó frente a Laura Giunta, también abogada y militante "pro vida", quien rechaza la despenalización.

Durante el programa hubo tensión, pero siempre en un marco de respeto. Foto: Axel Lloret

Con la conducción de Marcelo Torres, el programa buscó marcar una diferencia en este "River-Boca" que se ha generado al respecto, pero no siempre se pudo.

La primea en hablar fue Hellin, quien celebró la discusión luego de que, tras siete oportunidades, un proyecto para legalizar el aborto finalmente llegara al tratamiento en el recinto parlamentario e indicó: "Si hay alguien que perdió, es el que no quería que se hablara de esto".

A su turno, Giunta fijó su posición contraria y sostuvo: "Que se trate, a nosotros nos da muchísima pena. Creemos que esto implica un franco retroceso en las políticas de derechos humanos. Como sociedad no nos hace bien estar discutiendo quién tiene derecho a vivir y quién no".

En un contrapunto difícil, Hellin y Giunta se trataron con respeto, pero la tensión fue evidente, con posturas de brazos cruzados por momentos al momento de escuchar a la otra, dejando en claro que, a esta altura, es muy complicado conciliar posiciones.

Laura Giunta, defensora "pro vida". Foto: Axel Lloret

La mujer que "defiende las dos vidas" destacó también que niegan la cifra de 500 mil abortos clandestinos que se realizan anualmente en el país. "La únicas cifras claras son del Ministerio de Salud de la Nación y la última, de hace dos años (2016), es de 43 muertes por aborto".

"Lo cual no quiere decir que negamos la realidad, la asumimos, pero entendemos que en todos los países donde se ha ido despenalizando se ha dado esto de exagerar la cantidad de muertes y luego se dice que la despenalización va bajando la cantidad de abortos y muertes por año", agregó la letrada que no quiere el aborto legal.

En tanto, Hellin retrucó: "Sin cifras (oficiales), nosotras tenemos que hacer cálculos en base a métodos distintos. La tendencia es entre 370 y 450 mil por año. A esto nos lleva la clandestinidad, que nos impide acercarnos a cifras ciertas. Quien puede pagar, paga asepsia y paga vida. Después de estos tres meses de debate seguimos repitiendo: las mujeres pobres son las que mueren".

Otro de los temas de los que se habló fue de una de las modificaciones que tuvo el proyecto, sobre la objeción de conciencia por la que pueden optar los profesionales médicos (no las instituciones). Para Hellin, esta inclusión, así como mantener una penalización para quien aborte a partir de la semana 15 fueron parte de la negociación álgida que se vivió durante estas semanas para logar el dictamen en Diputados.

 Mariana Hellin milita por el aborto legal y gratuito. Foto: Axel Lloret

Sin embargo, Giunta también lo rechazó: "Con la objeción de conciencia se está violando el derecho humano de los médicos. Los médicos tienen que reaccionar corporativamente".

Esto llevó a que Hellin planteara que el derecho penal, con las penas por abortar vigentes en el Código Penal, "no se salvan dos vidas".

A lo que la mujer que representa a los "pro vida" esgrimió: "No es nuestro objetivo la criminalización de la mujer, entendemos que la ley tiene un función disuasiva y pedagógica. El hecho de que el aborto no haya estado legalizado ha logrado salvar vidas".

Como contrapartida, Hellin afirmó con vehemencia: "El derecho penal no disuade, esta es la gran hipocresía que ha tenido el debate. Cuántas veces hemos hablado de educación sexual, de protocolos... el derecho penal no salva vidas".

En la discusión, sí hubo un punto de acuerdo entre las dos abogadas y es que nunca se ha caído con todo el peso de la ley sobre las clínicas informales que practican abortos en la clandestinidad y en condiciones o insalubres.

La votación

Por último, las dos mujeres se refirieron a cómo esperarán la votación en Diputados. Giunta afirmó que lo hará en paz, "como siempre lo han hecho", frente a la Legislatura.

Foto: Axel Lloret

Por su parte, Hellin detalló que estarán de vigilia en la Plaza Independencia y remarcó que sí han tenido "pintadas y amenazas en contra".

"Hay diputados indecisos que tiene muchísimas presiones, obispos mencionando sus nombres. Sí estamos pensando en medidas de seguridad, no queremos infiltradas, nosotras nos vamos a cuidar".

Asimismo, las dos destacaron que, más allá de si se aprueba o no el proyecto, seguirán militando su causa, claro está, en veredas opuestas. 

Tamaño del texto
Tu comentario: