Día Mundial
Trabajo Infantil: la mayoría de los casos se registra en el Este de Mendoza
Martes, 12 de junio de 2018
Por: Florencia Rodriguez - En Twitter: @flor_rodz

Se considera trabajo infantil a toda aquella actividad que realice un menor de 16 años a cambio de un salario. La mayoría de los casos se dan en el sector del agro y en la zona Este de Mendoza. Entre el 2017 y lo que va del 2018 se acumulan 43 casos de chicos trabajando. Las denuncias pueden realizarse a través de la línea 148.

Este 12 de junio es el Día Mundial contra el Trabajo Infantil y esto representa también una buena oportunidad para tomar conciencia sobre la situación que viven muchos niños que desde muy pequeños se encuentran entre las viñas y hornos de ladrillo. Durante muchos años, circularon mitos que, en cierta manera justificaban este tipo de actividad. Así, frases como: "Es mejor que los niños estén trabajando y no en la calle o robando", "El trabajo dignifica" o "Si un niño trabaja va a estar mejor preparado para conseguir empleo de adulto", se escucharon una y otra vez naturalizando lo que, en realidad, representa un delito.

Según datos de la Dirección de Relaciones Individuales, dependiente de la Subsecretaría de Trabajo, en Mendoza, durante el 2017 se registraron 39 casos de trabajo infantil mientras que, en lo que va del 2018, se sumaron otros 3. No obstante, el número podría crecer ya que la época en la que se dan este tipo de situaciones comienza en septiembre en los hornos de ladrillos y se extiende hasta tiempo de cosecha.

"No sólo a través de las denuncias detectamos estos casos, sino también de oficio cuando algún inspector recorre una finca y encuentra menores trabajando. En el 2018, ya tenemos 3 casos pero en esta época invernal, hay un receso. Las zonas donde se registran son: San Martín, La Paz, Junín, Santa Rosa, en viñas y en los hornos de ladrillos de San Rafael. Sin embargo, en muchas ocasiones, estos niños en ocasión de trabajo están acompañando a sus padres", comenzó a explicar Rodrigo Herrera, director de Relaciones Individuales.

El funcionario agregó: "Esto sucede así porque sus papás no tienen dónde dejar a sus hijos. Por eso, el Estado construyó los Centros de Buena Cosecha, con subsidios del Ministerio de Trabajo de la Nación y con aportes de la Dirección General de Escuelas, para contener a los chicos mientras los padres se encuentran trabajando. Hay más de 150 en toda la provincia".

Modus operandi, mano de obra local e "importada"

No todos los menores que se encuentran trabajando en fincas y viñas son mendocinos. Algunos llegan desde otras provincias e incluso desde otros países. El modo de operar es a través de un cuadrillero que busca personas, las capta con promesas de trabajo, las traslada y las instala.

"Por ejemplo: un finquero avisa que necesita gente para levantar la cosecha y llama a un cuadrillero. Le traen personas y ahí no se hacen cargo ninguno de los dos. Es más, muchos ni saben dónde están trabajando ni para quién. Muchos vienen del norte de Argentina y también desde Bolivia, vienen engañados. Recientemente, hemos tenido que asistir a un grupo de 20 personas que trajeron desde Santiago del Estero y los dejaron acá, a su suerte", explicó Herrera.

Y agregó: "Eso pasa por un lado. Pero, por el otro, familias enteras van a trabajar porque mientras más cosechan, más les pagan y no es mucho el pago, por eso llevan a hijos y hasta nietos. Por eso, los inspectores registran fincas y actúan de oficio cuando encuentran a algún menor trabajando y cuando recibimos la denuncia a través de la línea 148, vamos a constatar en un lapso de 24-48 horas porque este trabajo es golondrina y se mueve muy rápido por lo que nosotros debemos actuar de la misma manera".

En cuanto a los jóvenes de entre 16 y 18 años pueden trabajar siempre y cuando sus padres llenen un formulario, presenten certificados de estudio y de salud y firmen un consentimiento para que la Subsecretaría de Trabajo, ente encargado de esta tarea, les conceda un permiso para ejercer lo que llaman "trabajo adolescente". Sin embargo, no podrán trabajar a partir del inicio del horario de protección al menor, es decir, desde las 22.

Tamaño del texto
Comentarios
JUAN
12-06-18 23:40
Este gobierno de mediocres y furgón de cola de la derecha no puede controlar el trabajo infantil; esclavo y precario. y dice que puede controlar el fraking!!!!
El trabajo esclavo e infantil se solucionaría fácilmente si subiese decisión política y huevos para expropiar las tierras de aquellos que someten a estas personas a esas condiciones y entregarlas en forma de cooperativa e estos pobres trabajadores.
Tu comentario: