Nueva Legislatura
A quién responden políticamente los nuevos legisladores mendocinos
Lunes, 16 de abril de 2018
Por: Gianni Pierobon - @gmpierobon

En pocos días se producirá la renovación de la Legislatura provincial cuando asuman los legisladores electos en los comicios del 2017. El 23 de abril jurarán los senadores y el 25 de abril será el turno de los diputados. Son cuatro fuerzas las que ingresarán sus militantes (Cambia Mendoza-Partido Justicialista- Partido Intransigente y el FIT) pero varios representantes parlamentarios tienen ciertas lealtades personales más allá de la fidelidad con su partido.

El oficialismo fue el espacio que más bancas obtuvo en las elecciones legislativas de octubre. La UCR cosechó 8 lugares en el Senado y 10 en la Cámara de Diputados, mientras que el principal aliado, el PRO, logró un puesto en la Cámara Alta y dos en la Cámara Baja y además el Frente Renovador, que también integra el frente, colocó a un diputado.

Si bien todos los radicales que entraron contaron con el visto bueno de Cornejo y responden en última instancia a él, hay algunos que podrían calificarse de "cornejistas puros".

Entre ellos se ubica el senador electo Diego Costarelli, uno de los hombres de mayor confianza del gobernador y quien hasta el momento ocupa el lugar de secretario privado de la Gobernación y lo viene acompañado desde la gestión en la Intendencia de Godoy Cruz. Caso similar es el de la diputada electa Marcela Fernández, actual subsecretaria de Desarrollo Social de la provincia y ex funcionaria de Godoy Cruz.

La diputada electa Tamara Salomón también es una férrea cornejista. La joven militante proviene de la Franja Morada y contó con el impulso del gobernador para encabezar la lista de candidatos a diputados por la Segunda Sección electoral. De hecho, hace pocos días Cornejo estuvo presente en el casamiento de Salomón.

Otros de los más fieles al mandatario son Néstor Parés, presidente de la Cámara de Diputados que obtuvo la reelección y el encargado de negociar las leyes que le interesan a Cornejo; Jorge Alberto López, también reelecto diputado y uno de los paladines en la defensa de las iniciativas económicas; Claudia Salas (senadora reelecta), presidenta del Comité UCR de San Martín y una dirigente que siempre ha estado en el mismo sector del radicalismo que Cornejo.

En tanto, los sanrafaelinos Lucas Quesada (senador electo) y Gustavo Ruiz (diputado electo) son dirigentes del sur muy cercanos al actual Jefe del Ejecutivo provincial.

Otro legislador de confianza del gobernador es Juan Carlos Jaliff (reelecto senador), quien es el presidente provisional del Senado y un dirigente clave para manejar los hilos de la Legislatura y lograr que avancen los proyectos impulsados por el oficialismo.

Por otra parte, son varios los intendentes oficialistas que tendrán influencia en algunos de los nuevos legisladores.

El jefe comunal de Luján de Cuyo y presidente del PRO mendocino, Omar De Marchi, pasará a tener una importante peso parlamentario con los representantes que responderán directamente a él como el lujanino Álvaro Mártinez (diputado electo), la sanrafaelina Hebe Casado (diputada electa) y la funcionara de la comuna de Luján Cecilia Páez (senadora electa).

A su vez, la diputada electa Cecilia Rodríguez y el senador electo Alejandro Diumenjo son dos militantes de fuerte vínculos con el intendente de Capital y titular de la UCR local, Rodolfo Suárez.

Otros caciques de Cambia Mendoza también tendrán a gente de confianza en la Cámara de Diputados. El intendente de Junín, Mario Abed, contará con Jorge Sosa; Norma Trigo de Santa Rosa tendrá a Claudia Bassin; Walther Marcolini de General Alvear a Maricel Arriaga; el sancarlino massista Jorge Difonso a Mauricio Torres (cuñado de Cornejo); y Marcelino Iglesias de Guaymallén tendrá a su ex esposa Ana María Andía.

Asimismo, al Senado ingresarán la actual secretaria del Concejo Deliberante de Tupungato, Laura Contreras, vinculada al jefe comunal Gustavo Soto, y la malargüina Gladys Mabel Ruiz, allegada al sureño Jorge Vergara Martínez.

Un caso particular es el de el actual intendente de La Paz, Gustavo Pinto, quien renunciará en los próximos días a la intendencia (donde le queda un año y medio de mandato) para asumir como senador provincial.

En los bloques legislativos del PJ el kirchnerismo multiplicará su presencia

En la Legislatura el peronismo renovará trece bancas en este recambio. Las mismas estarán divididas casi a la mitad entre quienes responden a la conducción de Omar Félix y los intendentes y la línea kirchnerista del justicialismo mendocino.

El intendente sanrafaelino Emir Félix contará con la diputada Liliana Paponet, actual funcionaria de la municipalidad, y Samuel Barcudi, reelecto senador por el Cuarto Distrito.

Además por este espacio del PJ se incorporará al Senado el ex intendente de Maipú y ex candidato a gobernador Adolfo Bermejo y la malargüina Silvina Camiolo. En tanto que en la Cámara Baja renovarán el alvearense Gustavo Majstruk y Cristina Pérez, ex mujer de Jorge Omar Giménez, y se sumará la lasherina Silvia Stocco, vinculada a la agrupación Construir Puentes, que comanda el ex ministro de Desarrollo Social y de Ambiente, Guillermo Elizalde.

El peronismo encolumnado detrás de la figura de la senadora nacional Cristina Fernández de Kirchner multiplicará su representación en la Casa de las Leyes de Mendoza con seis legisladores, la mayoría de ellos provenientes de organizaciones sociales de fuerte extracción kirchnerista.

El más conocido será el ex intendente de Guaymallén y ex diputado nacional Alejandro Abraham quien ingresará como senador. Lo acompañarán en esta cámara Natalia Malvina Vicencio, licenciada en Trabajo Social cercana a Gustavo Correa, titular de la Central de los Trabajadores Argentina (CTA) de Mendoza, y Andrea Blandini, docente y dirigente social que integró el Movimiento Peronista Néstor Kirchner.

Entre los diputados electos por este espacio hay un referente local de La Cámpora, Helio Perviú, y dos líderes sindicales, como el titular del SATSAID, Marcelo Aparicio, y el de la Unión Ferroviaria de Mendoza, Carlos Sosa.

La heterogéneo bloque del Partido Intransigente

Al tratarse de una fuerza nueva en el espectro político mendocino, los legisladores electos del Partido Intransigente (PI)-Protectora tienen orígenes muy diferentes. Algunos se identificaban con otros espacios políticos o vienen de ambientes muy diferentes, pero aseguran que tendrán una agenda conjunta basada en sus propuestas electorales.

El bloque de la Cámara Baja estará compuesto por Mario Vadillo, abogado de la ONG Protectora y uno de los impulsores, junto al diputado nacional José Luis Ramón, de este nuevo espacio; Pablo Javier Cairo, ex jugador de Hockey sobre patines y campeón olímpico con la selección Argentina en Barcelona 1992; y Eduardo Martínez Guerra, delegado regional de UPCN ENACOM y de una simpatía manifiesta con el kirchnerismo y Nuevo Encuentro, el partido de Martín Sabbatella.

Por el lado de la Cámara Alta integrarán esta fuerza Daniel Galdeano, titular del PI que en el 2015 acompañó la candidatura a presidente de Daniel Scioli; Marcelo Romano, abogado ambientalista que pasó por el radicalismo y el massismo, ex pareja de la vicegobernadora Laura Montero y muy crítico de la gestión de Cornejo; y Héctor Hugo Bonarrico, el pastor que tiene un templo, varios programas de radio y ha publicado libros sobre cómo hacerse rico.

Un nuevo escenario para el FIT

Cuando arranque la nueva Legislatura el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) dejará de ser la tercera fuerza para convertirse en la cuarta. Sólo renovará un puesto en cada cámara y en ambos caso se trata de militantes del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS).

Lautaro Jiménez, actual diputado provincial pasará a ser senador, mientras que la concejal guaymallina Mailé Rodríguez, incursionará por primera vez en la Cámara de Diputados. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario