Difieren en la luminosidad
Caso Fortunato: el auto que lo mató iba a 30 km/h
Martes, 13 de marzo de 2018
Por: Cristian Pérez Barceló

Dos informes periciales en la causa que investiga el homicidio de Genaro Fortunato atropellado por su novia Julieta Silva, coinciden en la velocidad del automóvil al momento del impacto, pero mientras el perito oficial señala sólo que la luminosidad del alumbrado público estaba notablemente reducido en el lugar donde estaba el cuerpo, el querellante le suma las luces del auto y concluye que había visibilidad plena.

El caso que impactó fuertemente en la opinión pública mendocina y del país, que tiene a Silva acusada de homicidio culposo o con dolo eventual, y que divide las opiniones particularmente en San Rafael, sumó ayer nuevos elementos de trascendencia en el expediente.

Es que se conocieron dos informes periciales. Uno del perito oficial, el ingeniero electromecánico Mario Roberto Giambastiani, que concluye que la velocidad a la que iba la conductora era entre 27,5 y 30 km cuando pasó por arriba de la víctima.

Punto que no fue cuestionado por el perito de parte de la querella.

Pero en el punto donde se vio la disidencia fue en la luminosidad en la escena del crimen.

El peritaje oficial da cuenta de que en el "relevamiento lumínico cada un metro, desde la luminaria pública encendida" hasta los 11,5 metros al norte, en el lugar donde fue impactado el cuerpo de Fortunato, los lux "disminuían en el orden el 83%".

Concretamente señala que "bajo la luminaria se midieron 59,5 lux y en el punto de impacto aproximadamente 9,8 lux".

Es que en el trabajo donde se simuló una abundante lluvia y con la calzada mojada, para recrear las condiciones similares a las observadas en las fotografías de Policía Científica sacadas en la noche del hecho, se determinó, según Giambastiani, que "la luminosidad se vio afectada debido a la lluvia".

En cambio, otro ingeniero electromecánico, Lucas Gastón López, en este caso propuesto por la querella, sostuvo en su informe que la lluvia no afecta de sobremanera los valores de iluminación" y le agrega al análisis "las luces del automóvil que influyen de manera directa, y logran una incidencia luminosa con magnitudes muy por encima de las obtenidas en el plano horizontal".

Concretamente, López concluye que al momento en el que sucedieron los hechos, la iluminación artificial más las luces del Fiat Idea, sumaron una iluminación en el punto de impacto de 262 lux. Es decir, 2,6 veces superior a la mínima recomendada para iluminación general de una vivienda".

Por otra parte, el juez Pablo Peñasco sólo prorrogó por dos meses la investigación, con lo que el juicio a Silva podría realizarse en junio de este año.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario