Recitales
Luca Bocci tuvo su gran noche en el Teatro Independencia
Domingo, 11 de febrero de 2018
Por: Eugenia Cano - en Twitter @EugeCanon

Con sus escasos 22 años, pero con un primer disco solista titulado "Ahora" que lo posicionó como uno de los artistas de rock joven más influyentes de la escena nacional, según la prensa especializada y la ponderación en las redes sociales, el mendocino Luca Bocci consiguió este viernes tener al Teatro Independencia comiendo de su mano. Es decir, de sus canciones.

El músico presentó su disco Ahora en el Teatro Independencia. Foto: Axel Lloret. 

La sala más importante de la provincia se llenó para verlo a él: el músico del que hablan todos. Ese que ha despertado halagos tan fuertes como el de "ídolo" o "maestro". Y al que se le ha adherido un aura que recuerda la etapa más inspirada de Fito Páez o al mismísimo Spinetta. Y todo esto, gracias al álbum de 32 minutos y 10 segundos de duración que grabó en su casa con ayuda de amigos y que liberó en Youtube.

Bocci integra además ese movimiento cuyano que algunos llaman el manso indie y que tiene a bandas como: Usted Señalemelo, Mi Amigo Invencible y a Simón Poxyran, copando la parada del circuito porteño. Parece algo increíble, pero es verdad. Y ya era hora de que una descentralidad así pasara.

"Presento el disco un año después. Y esta bueno, porque hace que todo tome otro sentido", dijo un Luca vestido de gala para la ocasión; con camisa blanca y pantalón de vestir.

Luego de girar por México, Ecuador y Uruguay, y de cerrar el 2017 con un show en el teatro Caras y Caretas de Buenos Aires, el recital en Mendoza junto a The Golden Papets -su soporte solista- aparentó ser vertiginosamente consagratorio.

El público (en su mayoría muy joven) le regaló palabras de amor y hay canciones que se corearon enteras. Por el escenario transitaron muchos músicos amigos y, Emmanuel Horvilleur, que es la personalidad de mayor trayectoria y reconocimiento de la larga lista de invitados, cantó a dúo dos temas y pasó como si nada. Estuvo claro que el clima reinante fue el de conjugar el rock en presente, y en ese "ahora", no se percibió en el ambiente puntos de referencia. La noche fue sólo de Bocci y de sus mansos amigos.

Luca junto a The Golden Papets. Foto: Axel Lloret. 

Consciente del momento, el cantautor tampoco tuvo reparos en reconocer, por ejemplo, que lo que estaba a punto de tocar era una genialidad. Cuando creía que así era. O que iba a generar algo místico con una composición, aunque después finalmente no terminara pasando nada demasiado elevado. En ese vaivén de amor propio, su voz suena bonita cuando canta. Por momentos todo se pone intimista y por otros, algo psicodélico. Y las letras de sus canciones dicen cosas como: "El tiempo no existe y aún nadie lo nota" o "los que se aman en verano se aman de verdad"...

Foto: Axel Lloret. 

Antes de comenzar el recital, un chico comentó que lo que más le gusta de Luca es que lo que hace es muy volado. Y que es diferente a cualquier cosa que haya escuchado. Quizás sea este imaginario algo desprejuiciado que tiene su música, lo que provoca fascinación en las nuevas generaciones. Mientras que los más grandes perciben en él alguna reminiscencia del rock de otras épocas.

Foto: Axel Lloret. 

Sea como sea, lo cierto es que Bocci (el muchacho que integró de pequeño el Coro Niños Cantores de Mendoza) llenó el teatro más importante de su Ciudad, a un año del lanzamiento de su álbum debut. Y a pura promesa y revelación, este 2018 se aleja de la etapa en solitario para sacar discos con sus dos bandas: Alicia y Hojarasca. 



Tamaño del texto
Tu comentario: