Tendencias de consumo
El boom de los mayoristas que tiene a Mendoza como protagonista
Sábado, 10 de febrero de 2018Por FEDERICO MANRIQUE.
Por: Federico Manrique fmanrique@sitioandino.com.ar

En tiempos de bolsillos flacos, cualquier opción que permita hacer rendir más y mejor el dinero es válida. Y con esa consigna, los mayoristas fueron ganando terreno y conquistando nuevos y leales consumidores en un boom que se consolidó en 2017 y que tiene a Mendoza como una de las plazas protagonistas de este fenómeno a nivel país.

El canal mayorista logró que el 47% de las familias lo visiten en el 2017 y sumó a lo largo del año casi 500.000 clientes nuevos en comparación con el 2016, la penetración más alta de su historia, es decir, la cantidad de hogares que van a hacer sus compras al canal, según se desprende del último análisis que realizó Kantar Worldpanel sobre los lugares que eligen los argentinos para hacer sus compras.

El crecimiento del segmento Mayorista fue homogéneo en todos los niveles socio-económicos, incluso lo visitó un 43% de las familias del nivel socioeconómico bajo inferior, un grupo etario que no es un perfil clásico de comprador del canal debido al alto desembolso que requiere. Además, creció parejo en todo el país, pero aún mantiene un mayor desarrollo relativo en el interior, donde el 50% de las familias lo visitan mientras lo hacen el 42% de la región del área metropolitana de la Ciudad y Provincia de Buenos Aires.

Mientras que en el interior del país, las ciudades de Córdoba y Mendoza son las plazas donde el canal logra su mayor desarrollo, llegando a más del 70% de los hogares en cada una de las localidades, destacan desde Kantar Worldpanel. Prueba de ello es que Mendoza es una plaza que tiene a todos los principales jugares del canal mayorista, más las grandes superficies compitiendo y marcas locales que sientan presencia no sólo en el Gran Mendoza sino también en la zona Este o en departamentos como San Rafael.

Los compradores del canal mayorista son, además, más leales. El canal creció gracias a la cantidad de clientes y a que las familias se volvieron más leales. La lealtad pasó de un 29% a un 34% en un año, marcando el nivel de aceptación que está logrando.

Los hogares siguen buscando al mayorista para ahorrar haciendo compras grandes. Una prueba de ello es que el ticket creció un 41% durante el 2017. Esto es más que la inflación y sobre el resto de los canales de compra, advierten desde Kantar Worldpanel.

¿Pero por que se da este fenómeno de consumo?

Lo primero que hay que tener en cuenta para analizar el fenómeno es qué buscan los que van a un mayorista a hacer sus compras. Los productos más elegidos, y que son fácilmente "estoqueables", son aceites, pastas secas, galletitas, gaseosas y papel higiénico.

El consumidor elige el canal mayorista y permanece allí porque efectivamente encuentra diferencias en los precios, aunque deba resignar tiempos y comodidades. Aquí entra la otra razón de peso, el diferencial de costos entre el supermercado tradicional, los hipermercados y el formato mayorista.

Los mayoristas tienen proporcionalmente menos personal; ocupan grandes superficies en zonas por lo general más alejadas, lo que les permite bajar costos de alquiler o inversión en sucursales; reducen costos de logística porque tienen grandes cantidades de mercadería en un mismo lugar, casi no hacen publicidad, no tienen promociones ni acuerdos con bancos o tarjetas de créditos que los hacen incurrir en costos financieros, entre varios ítems más.

"Para vender un producto a 10 pesos, un minorista tradicional tiene cuatro pesos de costos asociados directamente a esa venta, contra dos del mayorista", sintetiza Andrés Riveros, socio de Organización Tizeros (estudio que gerencia una cartera de diversos retailers).

A futuro, el boom de ventas del formato mayorista es un desafío para el resto de los canales de venta del consumo masivo, desde el almacén de barrio, al supermercado de cercanía y el hipermercado, y muestra cómo la cadena de comercialización se ha ido "canibalizando" en cierto sentido en busca de hacer frente a un consumidor cada vez más racional y que prioriza precio a otras variables como comodidad, tiempos de compra y hasta surtido y variedad de productos y marcas.

En Twitter @Fede_Manrique
Tamaño del texto
Comentarios
Liliana
10-02-18 21:11
Una pruebs mas de que tenemis salarios muuuy bajos y q nos cobran , en gral, precios exhorbitantes en los comercios
Maria Michel
10-02-18 15:08
Los analistas económicos y el periodismo, (especialmente de bs as) NO observaron que la pérdida de ventas en los minoristas desde 2016 se debió a que las flias se " unieron" y optaron por los mayoristas porque el consumidor minorista se ahorra el IVA del consumidor final y NO está obligado a comprar cantidad.sino que puede comprar la cantidad que quiera.Yo lo comprobé desde 2016, ahhh y recibendiciones tarjetas de crédito y débito.
Tu comentario: