En San Rafael hay alivio, pero se mantiene el alerta por el fuego
Viernes, 12 de enero de 2018

Las dos semanas de lucha contra el fuego tuvo jornadas extenuantes y, luego de tener la situación bajo control la distensión y el alivio llegaron a la base en Monte Comán. Sin embargo, teniendo en cuenta que las guardias de cenizas aun no termina, hay estado de alerta.

Abrazos y agradecimiento por el trabajo realizado en la base de incendio de Monte Comán. Foto: Municipalidad de San Rafael.

El titular del Plan Provincial de Manejo del Fuego, Guillermo Ferrari, confirmó que "el incendio está contenido y entramos en una etapa de guardia de cenizas". No obstante, advirtió que "las altas temperaturas, el constante viento y la baja humedad ambiental, resultan factores que nos obligan a estar alertas".

A su lado, en el interior del campo "El Molino", el Intendente de San Rafael Emir Félix fue cauto y expresó que "no podemos descartar una reactivación del fuego, por eso decidimos que las rutas 171 y la ganadera 203, sean las zonas indicadas para ejecutar trabajos estratégicos y de prevención para evitar que el fuego vuelva a avanzar". Insistió Félix que "hay que aprovechar el respiro que nos dieron los incendios, para seguir trabajando en la prevención". 

Emir Félix, intendente de San Rafael, recorre los campos luego de estar controlado el incendio. Foto: Municipalidad de San Rafael.

"Desde un principio decidimos respaldar - con logística, recursos humanos y maquinarias- las acciones comandadas por Guillermo Ferrari, Si no nos uníamos iba ser muy complicado combatir las llamas", consideró el jefe comunal.

Desde la representación de Vialidad Provincial en la zona, se indicó que "estamos atentos a cualquier contingencia que pueda descontrolar nuevamente el fuego. Por ahora hemos replegado equipos hacia Monte Comán pero siempre en alerta. Ahora quedan evaluar los trabajos que hacen falta a modo de prevención y - desde ya - garantizar la limpieza de banquinas en las rutas provinciales".

Luego de dos tremendas semanas en las que no hubo momentos para el descanso, este viernes la situación era diferente. Si bien no imperaba la alegría - a razón de las hectáreas perdidas y los miles de animales muertos - se advertía alivio entre los brigadistas que regresaron a la base de operaciones de Monte Comán.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario