Llega al Congreso
Así quedó redactada la reforma tributaria sin impuesto al vino
Martes, 14 de noviembre de 2017

El proyecto de reforma tributaria que impulsa el Gobierno nacional, contempla la creación del impuesto a la renta financiera, la reducción del pago de Ganancias para las empresas que reinviertan sus utilidades e incrementos de la alícuota que grava a la telefonía celular. Pero por sobre todas las cosas, deja afuera al vino.

En la iniciativa, que consta de 12 capítulos y que suma un total de 220 páginas, se mantiene el deseo de las autoridades nacionales de que la reforma sea de carácter "gradual".

Tras una batalla que unió al Gobierno provincial y al sector empresario de Mendoza, se revirtió el gravamen al vino y la sidra.

Así quedó la redacción

"ARTÍCULO 107.- Sustitúyese el artículo 23 de la Ley de Impuestos Internos, texto sustituido por la ley 24.674 y sus modificaciones, por el siguiente:

"ARTÍCULO 23.- Todas las bebidas, sean o no productos directos de destilación que tengan 10° GL o más de alcohol en volumen, excluidos los vinos, serán clasificadas como bebidas alcohólicas a los efectos de este título y pagarán para su expendio un impuesto interno".

Si bien los vinos, las sidras y las cervezas quedaron excluidos, el whisky tendrá que pagar una alícuota de 29%, como así también el coñac, brandy, ginebra, pisco, tequila, gin y vodka.

Para las otras bebidas alcohólicas habrá dos fases: las que tengan entre 10 y 29 grados de alcohol pagarán un 20% y las que superen los 30 grados, como el fernet, un 29%.

También se sustituye el artículo 26 de la Ley de Impuestos Internos, texto sustituido por la ley 24.674 y sus modificaciones, por el siguiente:

"ARTÍCULO 26.- Están gravados por un impuesto interno del diecisiete por ciento (17%), en tanto contengan azúcares libres añadidos, los siguientes productos:

a) Las bebidas analcohólicas, gasificadas o no, incluso aquellas con cafeína y taurina suplementadas o no, las elaboradas a base de soja con o sin el agregado de jugos frutales o a base de sales minerales vitaminizadas o no y las adicionadas con nutrientes esenciales o fortificadas;

b) Las bebidas que tengan menos de 10° GL de alcohol en volumen, excluidos los vinos, las sidras y las cervezas;

c) Los jugos frutales y vegetales;

d) Los jarabes para refrescos, extractos y concentrados que por su preparación y presentación comercial se expendan para consumo doméstico o en locales públicos (bares, confiterías, etcétera), con o sin el agregado de agua, soda u otras bebidas;

e) Los productos destinados a la preparación de bebidas analcohólicas no alcanzados específicamente por otros impuestos internos, sean de carácter natural o artificial, sólidos o líquidos;

f) Las aguas minerales aromatizadas o saborizadas; y

g) Los jarabes, extractos y concentrados, destinados a la preparación de bebidas sin alcohol.

Leé el proyecto completo

Proyecto de Reforma Tributaria by Sitio Andino on Scribd

¿Creés que la reforma tributaria mejorará la recaudación?
4
Tamaño del texto
Tu comentario: