Opinión
Quién pierde, quién paga
Domingo, 12 de noviembre de 2017¿Cuánto costó la supuesta marcha atrás del Ejecutivo? y ¿Quién la paga?
Por: Marcelo López Álvarez - @marcelopez2202

No hace falta, lo que tiene que decir apenas lleva un par de segundos "entraron como caballos: Cornejo, los bodegueros y todos los gobernadores tomaron de su propia medicina".

"Marquitos y Durán Barba les incendiaron las provincias con el ataque a las economías regionales y después los hicieron capitular por migajas, eso fue lo que pasó" sentencia, pero también advierte: "ojo, que no les dijo que no se aplicaran. En la reunión con todos los gobernadores la frase fue 'vamos a trabajar para corregir esos impuestos en el proyecto' ".

El sainete de los impuestos a las producciones regionales dominó la semana, no hace falta volver a contar lo que pasó en Mendoza, replicado en cada provincia con las distintas producciones regionales o regímenes especiales como en Tierra del Fuego. El cierre de la semana, cuando parecía que todos iban a la guerra, terminó con el Gobierno volviendo a mostrarse como tolerante y atento escucha, volviendo atrás con las medidas, pero un par de preguntas quedan flotando ¿Cuánto costó la supuesta marcha atrás del Ejecutivo? y ¿Quién la paga?

La propuesta del Gobierno a las provincias tiene cuatro o cinco ítems fundamentales. El primero, garantizar a la provincia de Buenos Aires un flujo de fondos superlativo sin tener que esperar la decisión de la Corte y que consolidará el modelo centralista hacia Buenos Aires de nuestro país.

La idea del gobierno de transformar en cien por ciento coparticipable la recaudación del Impuesto a las Ganancias garantiza dos cosas, una que la provincia de Buenos Aires recibirá un flujo extra de unos 20 mil millones de pesos, pero también que la promesa de que el Impuesto a las Ganancias a los trabajadores iba a desaparecer quedó en eso: en una promesa. Es más el proyecto contempla pasar a gravar con ganancias las ventas de autos y casas y elevar el tope de 35% a 42 % para sueldos superiores a los 80 mil pesos.

El cambio vendría de la mano de dejar de lado la coparticipación del Impuesto al Cheque, para que el total de lo recaudado vaya al ANSES. En conclusión, el impuesto a los créditos y débitos bancarios que tantos dolores de cabeza y costo trae a las Pymes, comercios y empresas queda definitiva y eternamente en vigencia, aunque podría ser computado como pago a cuenta de Ganancias. Las provincias que vean, después de esta carambola, disminuidos sus ingresos serán compensadas por la Nación con fondos del tesoro.

El Ejecutivo Nacional volvió a insistir con la rebaja de Ingresos Brutos y reiteró la sugerencia de compensar con un cambio del catastro y el avalúo inmobiliario, que permita incrementar la recaudación y se metió de lleno en el ámbito laboral, obligando a los gobiernos provinciales a censar y congelar las plantas de empleados permanentes y todas las nuevas contrataciones realizarlas bajo el régimen de monotributo, acorde a los cambios que propone en la Reforma Laboral en discusión.

Un informe del Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala, recurre otra vez en nuestro auxilio para advertir otra arista muy preocupante; El profundo perjuicio para la recaudación del ANSES y el futuro del sistema jubilatorio argentino. Cualquier similitud con el pasado queda a cargo de la imaginación y conocimientos del lector.

Según los especialistas del Instituto, todos los cambios propuestos a las provincias "tienen por resultado que la principal transferencia de recursos se producirá por parte de la ANSES, que llegaría a perder alrededor de 67,8 mil millones de pesos en 2018. Esto se produce debido a que el organismo dejaría de percibir el 20 por ciento de lo recaudado por ganancias (128,3 mil millones), pero 

ganaría el 30 por ciento del impuesto al cheque (60,5 mil millones). Por lo tanto, a este resultado se llega aun si consideramos que parte del acuerdo es que el impuesto al cheque pase a ser distribuido en su totalidad hacia este organismo (junto con el proyecto de Presupuesto 2018 se incorporó una propuesta de distribuir a favor de ANSES el 70 por ciento que actualmente va hacia el Tesoro, mientras que el restante 30 por ciento va a la masa coparticipable)".

"Sin embargo, un punto parece haber sido pasado por alto en esta discusión, y tiene que ver con una de las propuestas de la reforma tributaria que está próxima a discutirse: en el paquete de cambios que el gobierno nacional busca impulsar se encuentra la virtual eliminación del impuesto al cheque, al dar la posibilidad de considerarlo de forma plena como un "pago a cuenta" del impuesto a las ganancias. De esta manera, en los hechos sólo una minoría de las personas terminará por enfrentar la carga de este impuesto (monotributistas principalmente). El objetivo del gobierno es el de eliminar aquellos tributos que son considerados "distorsivos" para la actividad económica, como es el caso de ingresos brutos (a cargo de las provincias) y determinados impuestos internos".

Según el informe del Instituto de la Fundación Germán Abdala, "Las consecuencias de estos cambios sobre la ANSES, y sobre la sostenibilidad de la seguridad social parecen muy preocupantes. En cada uno de los escenarios de pago a cuenta de ganancias, el desfinanciamiento a la ANSES se ubica entre los 169 mil millones de pesos (si el 50 por ciento del impuesto al cheque se tomara como pago a cuenta de Ganancias) y los 219 mil millones en 2018 (si se tomara como pago a cuenta el 75 por ciento). A esa suma se le debería sumar, eventualmente, la pérdida de recaudación por los cambios en aportes y contribuciones. El importante déficit que estas medidas podrían implicar, conforman un terreno propicio para reformas previsionales regresivas".

"Es en este contexto que el gobierno buscará avanzar con la modificación de la ley de movilidad, buscando un ahorro que compense parcialmente esta pérdida de recursos, y promoverá nuevos cambios que impliquen mayores pérdidas de derechos para los futuros jubilados y para los diversos sectores que son beneficiados del entramado de políticas del sistema de protección social argentino", finalizan su informe los técnicos del Instituto.

No es difícil encontrar entonces la respuesta a lo que nos preguntamos al comenzar la columna, quién paga y quién pierde al final del largo sainete de esta semana.


7
Tamaño del texto
Comentarios
oscar vivares
18-11-17 03:33
PIERDE EL PUEBLO COMO SIEMPRE Y GANAN LOS GRUPOS CONCENTRADOS
LUIS ORTIVA
12-11-17 22:11
CON ESTE TEMA DE TANTA IMPORTANCIA PARA LOS MENDOCINOS COMO ES EL VINO POR EL IMPUESTO INTERNO QUE LE QUIEREN APLICAR, YO ME PREGUNTO, ¡¡¡ DONDE ESTA LA ABANDRADA DE LOS BODEGUEROS !!!!, ¡¡¡¡ DONDE ESTA SUSANA BALBO !!!!!!!, ¿ ESTARA SECUESTRADA ? , ¿ SE HABRA IDO DE VACACIONES CON LA EX-JUEZA VIAJERA ?
Tu comentario:
Más de Opinión
El fin de año se recalienta al ritmo del conflicto docente
El plan del gobierno para ordenar el ítem zona que cobran los docentes va camino a convertirse en la vedette del conflicto del fin del 2017 que se avecina. La discusión se metió de lleno en la paritaria del sector, que además debe discutir si tendrán o no los maestros una recomposición salarial en función del desfasaje inflacionario. El proyecto con el que Cornejo busca ordenar uno de los sectores más confusos de la administración pública.
Presionados
Qué pasa con la reforma impositiva, a quién favorece y quién paga el costo. La sorpresa de los espumantes.