valle de uco
Violento asalto en la casa del intendente de Tupungato
Jueves, 12 de octubre de 2017Dos delincuentes irrumpieron en la vivienda. Ataron a la hija del funcionario y una empleada. Buscaban una caja fuerte, pero robaron sólo un celular y un anillo.
Por: Pablo Segura

Un violento asalto sufrió la hija del intendente de Tupungato y la empleada doméstica en la casa del jefe comunal, Gustavo Soto, en pleno centro de ese departamento del Valle de Uco.

El atraco ocurrió a las 9.30 de este miércoles en una vivienda de calle Almirante Brown y San Lorenzo, a una cuadra de la plaza departamental, en pleno centro de Tupungato.

Según admitieron las propias autoridades policiales del departamento, el hecho no se informó ayer por pedido expreso de Soto, quien adujo "no querer mezclar el hecho con las elecciones que se aproximan".

De acuerdo a información dada desde la comuna, el atraco ocurrió cuando en la morada sólo estaban la hija del funcionario, Guadalupe Soto (18) y una mujer de 45 años, que es la empleada doméstica de la vivienda desde hace varios años.

La joven, quien estudia para ingresar a la Facultad de Medicina, estaba realizando algunos trabajos en su computadora cuando dos sujetos golpearon la puerta.

Desde la comuna indicaron que el intendente "frecuenta" recibir a vecinos en su casa, por lo que su hija no dudó en ningún momento en abrir la puerta

"Es algo común acá que el intendente hable directamente con el vecino", dijeron desde la municipalidad.

Lo cierto es que los dos sujetos que estaban en la puerta tenían intenciones de robo y su plan salió a la perfección.

Cuando Guadalupe abrió la puerta, ambos individuos la empujaron y entraron por la fuerza al hogar. Mientras, un tercer hombre quedó en la puerta haciendo de campana.

Bajo amenaza de muerte, los ladrones comenzaron a exigirle a la joven que les dijera dónde estaba "la caja fuerte". Guadalupe, desesperada, intentó explicarles que no tenían caja fuerte, ni plata. "Llevense lo que quieran", les dijo.

Los delincuentes buscaron detrás de los cuadros y hasta en el sistema de calefacción centralizada. Luego llevaron a las víctimas a una habitación, donde las ataron con precintos y las encerraron.

Los maleantes revolvieron cada cajón y todos los rincones de la vivienda en busca de dinero, algo que nunca encontraron. Se cree que estuvieron por más de 20 minutos en el hogar.

Así las cosas terminaron huyendo con el celular de Guadalupe y un anillo de escaso valor. Las víctimas llamaron luego al intendente, que a esa altura se encontraba en su despacho en la intendencia.

"Es raro el robo, podrían haberse llevado muchas cosas, pero sólo querían plata", explicó una fuente ligada a la comuna.

En el lugar trabajó personal de Científica, efectivos de Investigaciones y funcionarios judiciales. La causa quedó en manos de la fiscal Irene Rousseau.

Los investigadores esperan que el informe de los peritos arroje huellas de los ladrones, pues ninguno de ellos usaba guantes al momento del atraco.

Mientras, Investigaciones ya comenzó a realizar averiguaciones para esclarecer el atraco. 

1
Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario