"Vas a sentir culpa": mató a sus hijos para vengarse de su ex
Viernes, 6 de octubre de 2017Nadia Gisel Fucilieri mató a sus hijos Marcelino (4) y Pía del Rosario Martínez (3) cortándoles el cuello con un bisturí para luego intentar suicidarse cortándose las muñecas.

Nadia Gisel Fucilieri, de 29 años, mató en la madrugada del pasado miércoles a sus hijos Marcelino (4) y Pía del Rosario Martínez (3) cortándoles el cuello con un bisturí para luego intentar suicidarse con cortes en las muñecas. 

El hecho fue descubierto cerca de las 9 de ese día cuando la hermana de la mujer llegó al domicilio de Santa Fe al 1800 (en la zona oeste de la capital tucumana) para llevar -como hacía habitualmente- a los chicos hasta el jardín. 

No pudo ingresar hasta que desde adentro Nadia destrabó la puerta. Al ingresar vio a la enfermera con sangre en su cuerpo y herida. En ese momento llamó al sistema de emergencias. Al mismo tiempo la dueña de casa le indicaba que viera a los chicos. Al llegar a la habitación descubrió a ambos acostados en la cama y muertos.

Los primeros informes indicarían que Fucilieri habría sufrido un brote psicótico debido al conflicto que mantenía con su ex pareja Aldo Martínez. Vivieron juntos en ese domicilio hasta principios de año. Ella consiguió una orden de restricción de acercamiento debido a una presunta agresión de parte del hombre. Desde aquel momento Martínez no pudo ver más a sus hijos porque ella se lo impidió. 

Las disputas legales siguieron hasta que el mes pasado tuvieron una audiencia de conciliación. Allí llegaron a un acuerdo para el pago de una cuota alimentaria de unos 17.000 pesos, suma que según la abogada del hombre ya venía siendo entregada. Las versiones señalan que la mujer rechazó el acuerdo y por ello estaba previsto un nuevo encuentro para el mes de noviembre.

También se conoció que el día anterior al crimen Fucilieri superó una entrevista psicológica con los profesionales del Poder Judicial. Además había expresado que ella esperaba que los chicos retomaran el contacto con el padre. Los investigadores consideran que quizás esta situación haya desembocado en la drástica decisión de la mujer que ya no podría seguir impidiendo el encuentro y tendría que acordar un régimen de visitas. La posibilidad de que el hombre haya iniciado otra relación también es considerada como posible desencadenante de los hechos.

La joven permanece internada en un hospital neuropsiquiátrico y está sedada ante la posibilidad que quiera quitarse la vida.

Con el correr de las horas van trascendiendo detalles de esa madrugada irracional. Los pequeños habrían muerto alrededor de las 3 de la mañana del miércoles. Primero mató a su hijo. 

Luego fue por su hija que al parecer habría estado despierta e intentó defenderse por algunas lesiones que presentaba en su cuerpo. A la niña perece que la mató en el dormitorio principal y luego la llevó hasta la habitación donde ya se encontraba el nene, según se desprende de algunos rastros y manchas de sangres encontradas en el lugar.

4
Tamaño del texto