plena vigencia
Aniversario: La intervención de Guillermo Moreno al Indec cumple 5 años
Domingo, 29 de enero de 2012Fue en 2007 cuando el organismo estadístico comenzó a relevar datos disonantes con las consultoras privadas, generando también una permanente controversia.

La intervención del secretario de Comercio, Guillermo Moreno, al INDEC cumplirá esta semana cinco años y la polémica por la "distorisión" de los índices oficiales de precios sigue vigente. 

Moreno sigue al frente del instituto y está más firme que nunca, dado los poderes que la propia jefa de Estado, Cristina Kirchner, le sumó a su función tras la reasunción del Gobierno el 10 de diciembre último.

La inflación que reconoce el organismo nacional sigue estando, como desde febrero de 2007, muy por debajo de los indicadores que relevan las provincias en sus economías locales y las consultoras privadas, multadas por el Gobierno por esa actividad.

Los datos relevados por los institutos provinciales superaron el 23 por ciento promedio en 2011 y duplicaron al indicador del  INDEC, mientras que desde distintos centros de estudios privados dan resultados de hasta el 25 por ciento.

Es que, según las denuncias de la oposición y de los propios economistas, desde que Moreno se hizo cargo del organismo oficial las estadísticas que revelan la inflación sufrieron una "distorsión".

El próximo martes 31 de enero, se cumplirán cinco años del momento en que el Gobierno desplazó a la directora del área de Precios del Instituto Nacional de Estadística y Censos, Graciela Bevacqua, hoy una crítica de la administración nacional.

Tras la salida de Bevacqua se dieron una serie de deserciones casi forzadas: el 24 de febrero, la directora de Condiciones de Vida, Clyde Trabuchi, "pidió ser separada de su cargo" y semanas después renunció el entonces titular del INDEC, Lelio Mármora, y otros que lo sucedieron, recordó hoy el diario Clarin.

En tanto, y sin pausa, hubo decenas de desplazamientos y hasta despidos de funcionarios y empleados opuestos a la "intervención".

El balance de estos cinco años es lapidario por el descrédito del organismo, incluso fuera de la Argentina, y también entre consultoras afines al Gobierno.

El Indice de Precios (IPC) no es utilizado como referencia por ningún agente económico ni actor social ni tampoco por los propios funcionarios que elaboran los presupuestos sobre pautas inflacionarias que duplican y hasta triplican a los números del Instituto.

El INDEC tampoco pasó la prueba de los académicos universitarios designados por el propio Gobierno para auditar las estadísticas oficiales.

A mediados de 2009, a través de un decreto, el Gobierno constituyó el Consejo Académico de Estudio y Seguimiento (CAES) con profesores de las universidades de Buenos Aires (UBA), Mar del Plata, Rosario, Tres de Febrero y Tucumán.

El objetivo era obtener un "certificado de calidad" al cuestionado IPC, pero se transformó en un bumerán.

El CAES concluyó que "la confiabilidad del IPC-GBA está cuestionada", que los precios relevados no guardan relación con los que pagan los consumidores.

En ese sentido, dijo que "es necesario generar acciones para modificar nuevamente el período base y asegurar la calidad de los procedimientos de relevamiento y procesamiento de precios".

Y remarcó que las estadísticas oficiales no adolecen de un problema metodológico sino "de naturaleza fundamentalmente institucional", además de impugnar la calidad técnica del personal incorporado al organismo después de fines de 2006.

Fuente: NA.

¿Estás de acuerdo con el tema?
Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario