Luján de Cuyo
Por irregularidades, peligra una escuela en Luján
Jueves, 20 de abril de 2017Se trata del colegio Juan Salvador. La DGE decidió quitar a la institución el aporte estatal por retraso en el pago de sueldos a docentes y la falta de habilitación municipal del edificio, entre otras cuestiones.
Por: Florencia Rodriguez - En Twitter: @flor_rodz

Por una serie de irregularidades económicas y pedagógicas, el colegio para niños especiales Juan Salvador, de Luján de Cuyo, camina por la cornisa. 

Luego que la DGE quitara, este año, el aporte estatal que brindaba a ese colegio por acumular una serie de irregularidades y no respondiera a las advertencias, la causa salió a la luz. Las autoridades del establecimiento presentaron un recurso de amparo para que se les restituya la suma de dinero pero, el pasado lunes, la jueza a cargo dictó sentencia y falló a favor de la DGE.

Historia de un colegio que incumple

Alumnos y padres, la comunidad educativa en general, están al tanto de lo que sucede puertas adentro de la institución y temen por el cierre de esta escuela a la que asisten entre 80 y 90 alumnos con diferentes discapacidades en los niveles inicial, primario y secundario.

"Los chicos ya están cursando el presente ciclo lectivo. ¿Qué vamos a hacer si cierran la escuela?", se preguntó uno de los papás de un alumno de la institución. Otro, hermano de una estudiante de séptimo año explicó que la niña "viene de otras escuelas en la que fue víctima de bullying, en esta institución se ha sentido contenida. Las maestras están muy presentes y dispuestas siempre a ayudar. Desde que estudia en este colegio, ella mejoró su rendimiento académico. El aprecio y acompañamiento de los docentes de esta institución es excelente", manifestó el joven.

Ahora bien, tanto en la gestión del ex gobernador Francisco Pérez, como en la actual de Alfredo Cornejo, se solicitó a la institución regularizar su situación tanto económica como pedagógica. 

Por si fuera poco, desde la Municipalidad de Luján de Cuyo, confirmaron que la escuela no tiene la habilitación pertinente para el inmueble donde funciona por lo que ya está tomando cartas en el asunto. Con todo, no es ilógico que los papás estén preocupados por lo que ocurra con el establecimiento y sus hijos.

Qué dice el Gobierno

"Esta es una institución con la que la DGE trabaja desde el 2016 tras la detección de algunas irregularidades en materia de rendición del aporte y también de carácter pedagógico. Nada de esto es nuevo. Por ese motivo, esta institución ya había sido sancionada por gestiones anteriores y se le había llamado en otras ocasiones a regularizar su situación", explicó Beatriz Della Savia, titular de la Dirección de Educación Privada de la DGE.

En cuanto a las irregularidades que la escuela presenta en materia económica, la funcionaria señaló que desde el año pasado, la institución no les rinde el aporte estatal para el pago a docentes en tiempo y forma. "Además, pudimos verificar que en una oportunidad, las maestras no cobraron y en otra que lo hicieron con un retraso considerable en relación a la fecha en la que nosotros acreditábamos el dinero del aporte. Ante esto, se procedió finalmente, a fines de noviembre del año pasado, quitarles este subsidio", dijo Della Savia.

Tras esta decisión de la DGE, se abrió un expediente, un sumario administrativo, para investigar otras irregularidades que se habían detectado en el funcionamiento de la institución. Al cortarse el aporte, la institución interpuso un recurso de amparo para que les sea restituido y ese sumario administrativo se vio interrumpido en su proceso porque debía ir como prueba al proceso judicial de amparo.

"Hace dos días, la jueza ha dictado sentencia y, en principio, ha legitimado la actuación de la DGE. Esto quiere decir que el corte que hemos hecho de aporte ha sido acorde a lo que establece la normativa vigente. No ha sido arbitrario ni ilegitimo el proceder de la DGE como habían denunciado", indicó la funcionaria.

Los padres tomaron conocimiento del amparo. Incluso, están al tanto de que, entre las irregularidades pedagógicas de la institución, figura la falta de un director o directora. La anterior dejó su cargo en octubre del año pasado y, a partir de ahí, han postulado personas que no tienen título. Por este motivo, la preocupación principal de los papás es, que ya sabiendo que no van a obtener nuevamente el aporte y que la escuela no ha normalizado en todo este tiempo su situación, si la escuela puede o no continuar.

"Hay dos cosas a considerar: una es que primero debe estar firme la sentencia que falló a favor de la DGE por el quite del aporte. Por su parte, el instructor sumariante deberá determinar si se pedirá una compulsa de ese expediente en sede penal por delitos que pudiéramos presumir que se puedan detectar y en Fiscalía de Estado por los fondos públicos que implica el aporte y que son fondos públicos destinados únicamente al pago de salario docente", explicó la directora de Educación Especial.

Sobre el cierre, o no, de la escuela aún no hay noticias. Para que una escuela deje de funcionar, y basándose en la normativa vigente de la DGE, toda institución privada que va a cerrar tiene que notificar con 180 días de anticipación para que se arbitren todas las medidas idóneas de reubicación y relocalización de los alumnos. "No hemos recibido a la fecha ninguna comunicación formal de cierre de parte de la institución", aclaró la funcionaria.

La otra forma por la cual se puede cerrar una institución es si el instructor sumariante determina que son verídicas las irregularidades que se han detectado. En ese caso, la DGE emite una resolución de caducidad de la incorporación a la enseñanza oficial. Hasta que eso no ocurra, Gobierno tampoco puede proceder formalmente al cierre.

El Estado debe garantizar la escolaridad de los chicos en la escuela de gestión estatal más cercana al domicilio de los niños en caso de que la escuela fuera a cerrar. Por esto, desde Educación Especial se ha dado a los padres la lista de los Equipo de Configuraciones de Apoyo para Personas con Discapacidad (Ecapdi) que hay en toda la provincia. 

"Para los papás que quieran acercarse voluntariamente a los Ecapdi más cercano a su domicilio, que vayan, los van a recibir, van a evaluar a sus hijos y los van a orientar respecto de las escuelas que sean más adecuadas para recibirlos en función de la dificultad que presente cada uno. Nosotros estamos preparados para atender cualquier contingencia que sea necesaria en este sentido", cerró Della Savia.

3
Tamaño del texto
Tu comentario: