Sin detenidos
Murió el joven que había recibido un tiro en la nuca en Guaymallén
Miércoles 11 de Enero de 2017Alejandro Oro tenía 26 años y dejó de existir el martes por la noche en el Hospital Central. Lo atacaron el sábado en el barrio Circuito Park.
Por: Hernán Adrover @hernanadrover53

Un joven que había sido gravemente herido el sábado en Guaymallén murió el martes por la noche en el Hospital Central. La víctima sufrió un disparo en la nuca y estuvo agonizando por tres días. Por el hecho no hay detenidos pero esperan por la declaración de testigos para identificarlos. 

Alejandro  Oro tenía 26 años y el sábado pasadas las 16 ingresó al efector público de calle Alem en gravísimo estado de salud. Su estado siempre fue crítico porque un proyectil le ingresó por la nuca y le afectó la cervial y otras arterias vitales. 

Oro estuvo tres días internado en el Hospítal Central. 

De averiguaciones practicadas, la instrucción señala que el individuo fue atacado mientras se encontraba en inmediaciones del barrio Circuito Park, cerca del asentamiento Buena Nueva. Unos individuos habrían pasado en moto y, sin mediar palabras, le dispararon cinco veces. 

Una de las balas lo hirió mortalmente en la nuca y los familiares lo trasladaron en un VW Gol Power hasta el hospital público donde no lograron recuperarlo. 

En cuanto a los autores, aún no están identificados y esperan las declaraciones de un par de testigos para poder avanzar con el expediente que está en manos de la fiscal Claudia Ríos, de Homicidios. 

  


Tamaño del texto
Tu comentario:
Más de Policiales
Jóvenes apedrean a un colectivo y hieren al chofer en El Challao
Un grupo de 50 jóvenes le exigieron a un conductor del Grupo 4 que iniciara antes su recorrido, como se negó, apedrearon la unidad.
Heridos en la entradera de Maipú: las víctimas continúan internadas
El hecho ocurrió este medio día. Si bien las dos víctimas están fuera de peligro, ambas están internadas y una de ellas está siendo intervenida quirúrgicamente.
Recapturan a un prófugo en Luján de Cuyo
Marcos Garro se había fugado del penal provincial hacía dos años. Había sido condenado a cumplir una pena de 6 años por "robo agravado por arma impropia"