Economía en recesión
Brasil cumple meta de inflación en 2016 y promete bajar tasas
Miércoles, 11 de enero de 2017Los precios al consumidor subieron un 6,29% el año pasado. Prometen reactivar la economía.

La inflación en Brasil cerró el año 2016 dentro del rango meta oficial, mostraron el miércoles datos del Gobierno, lo que refuerza los pedidos para que el Banco Central lleve adelante un ciclo agresivo de recorte de las tasas de interés, en momentos en que la mayor economía de Sudamérica sigue en recesión.

Los precios al consumidor subieron un 6,29 por ciento el año pasado, desacelerándose desde un avance del 10,67 por ciento en 2015 y ubicándose por debajo del tope de 6,5 por ciento del rango fijado por el Gobierno.

El referencial Índice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) avanzó un 0,30 por ciento en diciembre frente a noviembre, poco menos de lo proyectado por analistas, según informó el miércoles el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Fue el cuarto mes consecutivo en que los precios subieron a un ritmo menor al previsto por economistas en sondeos de Reuters, y la menor tasa de inflación desde 2008.

Durante la mayor parte del 2016 se proyectó que el Banco Central no lograría cumplir su meta inflacionaria por segundo año consecutivo. La sorpresivamente rápida desaceleración de los precios permitió que desde octubre la entidad empezara a recortar las tasas de interés, que estaban en 14,25 por ciento, para intentar evitar un tercer año de recesión de la economía.

El próximo encuentro del Banco Central es el miércoles por la tarde. La mayoría de los economistas prevé una baja de 50 puntos básicos en la tasa referencial Selic, a 13,25 por ciento.

"Esto refuerza las apuestas a que el Banco Central dará hoy (miércoles) al menos una señal más fuerte de que recortará las tasas más rápido de aquí en adelante", dijo Marcio Milan, economista de la consultora Tendências con sede en São Paulo.

Según un sondeo semanal del Banco Central de Brasil a economistas, la inflación terminaría el 2017 en 4,8 por ciento. Pero podría desacelerarse incluso al 4 por ciento para agosto, debajo del punto medio de 4,5 por ciento de la meta, dijo Leonardo França Costa, economista de MCM en São Paulo.

La inflación constantemente alta ha minado en los últimos años la confianza de los consumidores y los planes de inversión de las compañías en Brasil, mientras que las tasas de interés se mantienen entre las más elevadas de las principales economías.

Parte de la desaceleración de la inflación se debe al desempleo masivo, que ha empujado a una caída de los precios de los servicios. Una medición de la inflación del sector servicios que excluye ítems volátiles subió a 6,27 por ciento en todo el 2016, debajo de 6,54 por ciento en los 12 meses hasta noviembre.

Reactivar la economía

El Banco Central de Brasil probablemente aumentará su ritmo de recortes de las tasas de interés el miércoles, mientras sus funcionarios intentan sacar a la otrora pujante economía de su peor recesión histórica, que amenaza con extenderse a un tercer año.

Cincuenta de 54 analistas consultados en un sondeo de Reuters prevén que el Banco Central recorte la tasa de interés referencial Selic en 50 puntos básicos, a 13,25 por ciento, luego de dos recortes consecutivos de 25 puntos básicos.

Tres economistas consultados esperan un recorte más agresivo de 75 puntos básicos, mientras que uno apuesta por una reducción de 25 puntos básicos.

Una fuerte desaceleración de la inflación, que en 2016 alcanzó los dos dígitos, daría argumentos a los nueve miembros del Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central para cumplir con las exigencias de políticos y del sector empresarial por mayores recortes de tasas.

La recesión histórica ha dejado a millones de brasileños desempleados y a cientos de empresas en la bancarrota, lo que ha aumentado al presión sobre el presidente del Banco Central, Ilan Goldfajn, para reducir la tasa Selic, que es una de las más altas del mundo.

"La economía débil respalda un recorte de 50 puntos básicos, pero la cautela dicta que no se recurra a un recorte más agresivo de 75 puntos básicos", escribieron en una nota economistas de Brown Brothers Harriman.

La recesión y la aprobación de leyes para limitar el gasto público por hasta 20 años han allanado el camino para un ciclo de recortes de tasas más agresivo, que miembros del Gobierno del presidente Michel Temer consideran cruciales para una reactivación económica.

Analistas afirman que Temer probablemente recurra a recortes de las tasas de interés para inyectar vida nueva a la economía, en la medida en que una creciente agitación política y la escasez de dinero público limitan su capacidad para entregar estímulos fiscales.

Muchos economistas dijeron que el Banco Central debería acelerar aún más el ritmo de recortes de tasas este año si el Congreso sigue con una reforma para recortar las pensiones, que representan casi la mitad de los gastos de Brasil antes del pago de deudas.

Analistas consultados en el sondeo estiman en promedio que la tasa Selic se ubicará en un 10 por ciento a fines de 2017, con estimaciones que oscilaron entre un 9 por ciento y un 11,25 por ciento. Fuente: Reuters

Tamaño del texto
Tu comentario: