Crítica
Hasta el Último Hombre: el esperado regreso de Mel Gibson
Viernes 6 de Enero de 2017El director australiano vuelve a la carga con la historia de un soldado que desafió a todo un sistema y fue héroe de guerra sin portar armas.
Por: Leandro Caliri

Diez largos años pasaron para que Mel Gibson volviera a encabezar un proyecto cinematográfico. Basada en hechos reales, Hasta el último hombre (Hacksaw Ridge), narra la historia de Desmond T. Doss, un médico militar que participó en la Segunda Guerra Mundial y obtuvo la Medalla de Honor del Congreso debido a su heroica actuación en la batalla de Okinawa que enfrentó a Estados Unidos con Japón. "No voy a quitar vidas, voy a salvarlas", fue el ideal que guió el accionar de este soldado que debido a sus convicciones religiosas (era adventista del séptimo día) se negó a disparar una sola bala y salvó la vida de 75 hombres.

El director de "Corazón Valiente" se movió en un terreno que le sienta muy bien y el cual conoce casi a la perfección: el de la épica inherente al drama bélico. La vida del soldado Doss es digna de ser inmortalizada en la pantalla grande y el cineasta australiano no defraudó aunque tampoco logró descollar.

El climax del film llega en la segunda mitad de la mano de las escenas de acción. Fiel al estilo de Gibson, las mismas no escatiman en litros y litros de sangre, tripas al aire, cuerpos pulverizados y demás recursos que son utilizados, quizás, en demasía y poniendo en riesgo la credibilidad del relato. He aquí una de las principales contradicciones de una cinta con profundos tintes aleccionadores y moralistas que pone un ojo crítico sobre la violencia haciendo un uso desmedido de la misma.

El encargado de darle vida al soldado Doss es Andrew Garfield . El papel del joven actor británico - estadounidense no pasa desapercibido y se instala como uno de los mejores en su corta carrera. Atrás quedaron las críticas lapidarias después de su participación en dos entregas del Sorprendente Hombre Araña y ahora Garfield sueña con obtener el Globo de Oro al cual está nominado como mejor actor.

Otra actuación que llama la atención es la de Vince Vaughn. Más asiduo a las comedias que a los dramas, el protagonista de Los Rompebodas logra una interpretación cruda y veraz de quien fuera el sargento a cargo de Desmond Doss. A través de los ojos de Vaughn seremos testigos del radical cambio de opinión de todo un pelotón que llegó a detestar al soldado religioso por su negación a portar armas y después lo terminó venerando por su valentía.

El resultado final de Hasta el Último Hombre es aceptable aunque no termina de convencer. El diseño de producción ambientando a la perfección el escenario de la Segunda Guerra Mundial le confiere a la película algunos puntos extra que luego termina perdiendo en una escueta narrativa proclive a los golpes bajos y a la consabida "lágrima fácil".

Camino al Oscar

El próximo martes 24 de enero el mundo entero conocerá a los próximos nominados a la edición número 89 de los premios Oscar. "Hasta el último Hombre" es una de las candidatas a estar presente en la ceremonia que se celebrará el 26 de febrero. Hasta ahora cuenta con tres nominaciones al Globo de Oro: mejor película drama, mejor director (Mel Gibson) y mejor actor (Andrew Garfield).

Tráiler:



Tamaño del texto
Tu comentario:
Más de Cultura
Leo Sujatovich: un músico fundamental en la Argentina
Tocó con Spinetta, Mercedes Sosa, Calamaro, Fito Páez y muchos más. En Mendoza lo hizo con la Filarmónica. Y habló de todo en Radio Andina.
Lita Tancredi homenajeada por el INT: "El teatro es la historia de los pueblos"
La actriz recibió el Premio a la Trayectoria en el marco de la Fiesta Nacional del Teatro que se desarrolla en Mendoza. En exclusiva habló con Sitio Andino.
La acrobacia del tiempo: te mostramos el alma de Soda Cirque
Séptimo Día es la obra de Cirque Du Soleil dedicada a Soda Stéreo y a las varias generaciones de argentinos que crecieron y latieron junto a ellos.