violencia de género
Femicidio: a la mujer le dispararon en la nuca cuando intentaba salir de la casa
Martes, 5 de julio de 2016El hecho conmocionó al barrio Santa Cecilia de Lavalle. El hombre, que luego se suicidó, había pedido el arma con la excusa de “espantar patos de su finca”.
Por: Pablo Segura

Las primeras pericias realizadas por el femicidio ocurrido ayer en Lavalle arrojan datos espeluznantes, en cuanto a la mecánica del crimen.

Es que los sabuesos establecieron que la víctima fatal, Patricia Débora Fernández (40), fue asesinada a balazos en la nuca, cuando intentaba abrir, desesperadamente, la puerta de su casa para huir.

Según un adelanto de los peritos, la mujer recibió al menos tres disparos en la cara –algunos roces- y se cree que el agresor, Juan Francisco Acosta (35) realizó al menos cuatro disparos, entre ellos con el que se quitó la vida luego.

El crimen estremeció a todos los vecinos del barrio Santa Cecilia de Lavalle. La pareja, que tenía tres hijos, era querida por todos los habitantes del lugar, quienes aseguraron en forma unánime que “no habían existido antecedentes de violencia”.

Esto fue corroborado por el fiscal Darío Nora, quien confirmó que Acosta no había sido denunciado en ninguna ocasión y que incluso apenas tenía una causa por “coacciones”. Ese expediente había sido elevado a juicio hace poco y el debate ya tenía fecha de realización.

Además, con el relato de algunos testigos, el fiscal pudo reconstruir las últimas horas antes del hecho. El hombre, que trabajaba en una finca de Lavalle, había ido a la casa de otro sujeto, a quien le pidió un revólver calibre 38.

Es para espantar unos patos en la finca”, se excusó Acosta. Además, pidió a un familiar que buscara a sus hijos de la escuela.

Ya en la vivienda, Acosta habría increpado a su mujer porque ella quería terminar la relación. Luego de esto, de acuerdo a un informe preliminar de Científica, la golpeó dos veces en la boca y nariz.

El magistrado cree que en ese momento el hombre sacó su arma y Fernández, sabiendo lo que podía llegar a pasar intentó escapar de la casa.

Corrió hasta la puerta e intentó abrirla, pues estaba cerrada con llave. En ese momento, el hombre le disparó una y otra vez. Acto seguido, se suicidó de un disparo en la sien derecha.

La mujer era preceptora en una escuela de ese departamento, por lo que varias personas mostraron hoy su angustia por lo ocurrido.

“Nadie imaginaba este final. Nunca hubo antecedentes de violencia”, explicaron allegados a la mujer al declarar en la Oficina Fiscal, desde donde remarcaron que el caso está cerrado, pues no hay dudas de que se trató de un homicidio seguido de suicidio.


¿Estás de acuerdo con el tema?
Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario