Entrevista
Paula Neder, en la aventura de un segundo disco
Miércoles, 27 de enero de 2016La cantautora está en plena grabación de su próxima placa. Un material con invitados de lujo como Liliana Herrero y el dúo Orozco Barrientos.
Por: Eugenia Cano - en Twitter @EugeCanon

No resulta tan sencillo contactarse por estos días con Paula Neder. Las últimas semanas transitan para ella a un ritmo vertiginoso: está en plena grabación de su segundo disco. Va y viene de Mendoza a Buenos Aires. Comparte con amigos musicales de aquí y de allá, verbaliza sueños que después se concretan como el de compartir con artistas que admira. Es el caso de Liliana Herrero y el dúo Orozco Barrientos. Ya no tiene tanto tiempo para masticar ideas, ahora la intuición y el amor por la canción le van marcando el pulso. Está feliz.

“La verdad que todo el proceso de este segundo disco ha sido una locura y un sueño al mismo tiempo”, comenta por teléfono. El proyecto discográfico que tiene a Neder en ebullición creativa es el premio de la Bienal de Arte Joven de la Ciudad de Buenos Aires en la categoría “bandas y/o solistas”, que ganó en el 2015. El mismo contempla la grabación, edición, reproducción y difusión de un disco. Además de presentaciones en la capital porteña.

“Fue un poco sorpresivo porque la verdad que veníamos trabajando con el lanzamiento de “Caleidoscopio” (su álbum debut) que todavía está fresco. Es muy nuevito, tiene menos de un año y pasó esto de la Bienal y fue empezar de cero con un concepto nuevo, con un sonido nuevo también. Con un productor, con músicos de Buenos Aires. En realidad muchos mendocinos que viven en Buenos Aires. Ha sido una aventura”, dice.

Uno de los coterráneos es el talentoso y versátil Leandro Lacerna, quien ya ganó la Bienal en el 2013. Junto con él y la producción del reconocido arreglador y compositor Luis Gurevich le fueron dando forma a este nuevo hijo musical de la cantautora. 

En diciembre fue la etapa de preproducción “idas y vueltas por Internet donde íbamos haciendo en conjunto el proceso”, cuenta. El 2 de enero viajó para comenzar el proceso de grabación repartido en tres estudios: el de Gurevich, el que tiene Lacerna y "El Santito" que describe como una experiencia “increíble”. Luego de dos intensas semanas ahora le queda trabajar en la mezcla, la parte del diseño de la placa y la realización del videoclip.

“Fue soñarlo un poco. Tener muy poco tiempo para dar vueltas. Algo que es bastante propio de mí”, dice y larga la carcajada. “De dar vueltas en las ideas, de estar segura. Me lleva su tiempo tomar decisiones. Y en este disco no tuve esa posibilidad. Entonces ha sido hacer a mucha conciencia y darle para adelante y tomar decisiones en el camino confiando un poco en mi intuición. La intuición ha estado bastante presente este tiempo. Cuando no tenés tanto tiempo para pensar hay que guiarse un poco por la sensación que te da”.

- ¿Hubo libertad o algún tipo de condicionamiento para realizar disco?

- En la parte artística la libertad ha sido absoluta. Eso estuvo buenísimo porque nos dieron carta blanca para hacer lo que tuviéramos ganas de hacer. Seguramente ellos han confiado en la mirada de Gurevich, que en esa mirada esta todo y en la parte artística mía que tenía que ver con el premio.

- ¿Cómo has concebido este nuevo disco?

- Con respecto a la parte creativa fue componer para el disco, algo que no había hecho antes. 

ALGO LINDO QUE HA TENIDO EL PROCESO ES QUE HAN SIDO COMPOSICIONES EN CONJUNTO, COMPARTIDAS CON OTRAS PERSONAS”.

Caleidoscopio fue como una recopilación de canciones del camino de hace mucho tiempo. En este caso fue componer ‘para’. Componer ya con ideas, con conceptos, con líneas. De decir: "siento que quiero hablar de esto y lo quiero abordar desde este lado". Fueron composiciones más dirigidas o guiadas. Y algo lindo que ha tenido el proceso es que han sido composiciones en conjunto, compartidas con otras personas. Hay solo una canción que es mía la letra y la música que se llama “Elemental”, que quería que estuviera. Es la más antigua de esta nueva camada. Y después el resto son todas composiciones en conjunto.

El repertorio incluye cuatro canciones de coautoría con Melisa Gudini, la “poeta increíble de Paraná” como la describe Paula. En esos temas se concentran los artículos con “La”: “La fuerza”, “La sin nombre”, “La Porfiada” y “La cerradura”. La mirada femenina tan presente en su condición de cantautora.

“Hay mucho de eso porque yo he tenido que cantar mucho de eso para sanar cosas mías. Entonces eso está muy presente. Se han generado mensajes lindos, para nosotras. En realidad nadie necesita las canciones, esa es la verdad. Las canciones yo las hago porque a mí me salvan y lo que pasa después si es que a alguien le sirve, lo ayuda, lo hace pensar, lo hace sentir, eso ya es como el regalo, ¿no? Ese es el plus. Lo cierto es que todo esto es en realidad para salvarme yo. Todo lo que pasa después es un regalo de la vida y de la gente. Así lo siento”, explica.

El disco además cuenta con tres composiciones escritas a la par con el cantante y compositor mendocino Sebastián Garay. Una de ellas, la que lleva el nombre “Pecnectao” (que significa Madre Tierra en lengua Huarpe), se le sumó la voz de Liliana Herrero. Otro sueño cumplido para Paula Neder quien desde que le dio vida al tema “Espejo” hace más de 10 años inspirada en la cantante entrerriana albergaba la ilusión de compartir con ella alguna canción. (Foto: Paula Neder, Liliana Herrero y Luis Gurevich. Crédito: Facebook). 

“Me lloré todo y me reí todo. Fue increíble. Liliana es como el verbo, la palabra encarnada. Dice una palabra y toma sentido. La canción con su voz se transformó, fue impresionante. La verdad que muy conmovedora. Ella es pasión, es fuego, es el aquí y ahora. Es el estar presente”, describe Neder sobre la experiencia del intercambio.

El viaje de emociones continúa e incluye una creación musical con Lacerna a la que anexaron su sello cuyano los Orozco Barrientos (Foto derecha) y, una poesía de Neder a la que Gurevich le puso melodía. Esta última representa otra satisfacción para la morocha de voz profunda y conmovedora, porque la canción fue grabada en una sola toma.

“La grabamos como se grababa antes en simultáneo: voz, contrabajo, batería y el piano. Eso también fue un aquí y ahora divino. Estábamos todos juntos, la cantamos, atravesamos la canción y eso es lo que queda. De una toma. Ese va a ser el bonus track del disco”, relata.

El disco también cuenta, entre otras colaboraciones, con la participación de Facundo Guevara en la percusión y de Gonzalo Elizondo, el baterista y cantante de Los Coholins.

“Yo estoy desbordada te juro, pero de alegría. De las cosas lindas que están pasando. Como se han ido sumando cada uno y cada uno va a aportando su granito de arena”, cuenta Paula Neder sin ocultar ni un poco las sensaciones que la embargan.

Aún sin nombre oficial y con planes de que el álbum sea lanzado a finales de mayo, una de las voces femeninas más notables y singulares de la provincia reafirma un camino musical que se expande y teje puentes. Si "Caleidoscopio" es el relato de un viaje largo de búsqueda y descubrimiento, este nuevo proyecto discográfico significa una confirmación de su destino como cantante y compositora: el de abrazarse a la canción para dejarla volar tan lejos como quiera. 

Musicalmente el proyecto la revela en esta dirección: “Hay un poco de todo lo que soy. Hay un poco del rock del cual vengo, del pop también, hay aires folclóricos. Y el hincapié y un poco la luz está puesta sobre la canción, sea cual sea el género que la vista, el foco está puesto en la canción. Eso fue pensado de entrada, desde que hicimos las primeras reuniones con Luis y con Leandro”, cuenta.


  • Mientras aguardamos el nuevo proyecto de Paula Neder compartimos el video de “Todo o soy Reina” de su primer álbum “Caleidoscopio”.

¿Estás de acuerdo con el tema?
Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario