Descubrimiento
¿Cuál es la historia detrás del dinosaurio gigante encontrado en Mendoza?
Domingo, 24 de enero de 2016El Notocolossus fue hallado en la provincia y SITIO ANDINO habló con Matthew Lamanna, uno de los autores de la investigación.
Por: Mariano Fiochetta - @mfiochetta

 El sur mendocino se convirtió en el foco de las últimas investigaciones paleontológicas, luego de que se descubriera un especímen del titanosaurio más grande del mundo, conocido ahora como Notocolossus gonzalezparejasi. El hallazgo pertenece a un animal que tenía alrededor de 25-28 metros de largo y pesaba entre 40 a 60 toneladas, es decir entre 9 y 13 elefantes juntos.

El proyecto fue comandado por el paleontólogo Dr. Bernardo González Riga del CONICET-IANIGLA y la UNCuyo, quien explicó que “Argentina era verdaderamente la tierra de los gigantes durante el Cretácico y Notocolossus nos da nuevas evidencias de cómo estos gigantes alcanzaron tamaños colosales”.

Comparación entre el Notocolossus y un humano.

Los otros integrantes de estudio fueron el Dr. Matthew Lammana, del Museo Carnegie de Historia Natural de Pittsburgh, EEUU. y los argentinos Leonardo Ortíz y Juan Coria (CONICET-IANIGLA) y el Dr. Jorge Calvo, de la Universidad del Comahue.

Lammana fue el segundo autor del proyecto, y SITIO ANDINO se comunicó con él para que detalle cuál fue su participación y cuál es la relevancia de este descubrimiento para la prehistoria del planeta y sus habitantes.

 - ¿Cuál fue su participación en el proyecto?

El doctor Bernardo González Riga me invitó en 2010 a participar en el estudio de esqueletos de un titanosaurio, que luego se llamaría Notocolossus. Él y su equipo los habían descubierto y recolectado en el sur de Mendoza, en 2008 y 2009. Su invitación por mail vino justo antes de Navidad, por lo que leerla y ver fotos de los nuevos fósiles fue como un espectacular regalo de Navidad. Naturalmente acepté la invitación de Bernardo, y visité su laboratorio en 2011 y 2014 para estudiar los especímenes en colaboración con él y su equipo.

En resumen, mi rol en el proyecto fue participar en casi todos los aspectos del estudio – desde la descripción anatómica del Notocolossus, pasando por su comparación con otras especies de Titanosaurio, nuestro intento de decifrar sus relaciones evolutivas, hasta escribir y publicar el informe.

El proyecto fue muy divertido, especialmente porque Ber nardo y su equipo son personas grandiosas y científicos excelentes, y también porque Mendoza es una de las mejores ciudades de uno de mis países favoritos. Espero poder trabajar con Bernardo y mis otros colaboradores argentinos ( Rubén Martínez y Gabriel Casal en Comodoro Rivadavia y Juan Porfiri en Neuquén) en nuevos fósiles en los próximos años.

 - ¿Por qué este descubrimiento es importante para entender a las especies de titanosaurios?

A pesar de que su gigantesco tamaño es lo que parece capturar la imaginación de las personas, la principal importancia científica del Notocolossus (por lo menos para mi) es la preservación completa de su tobillo y su pata trasera. Los más grandes titanosaurios (que son un tipo de saurópodos: esos dinosaurios herbívoros grandes y con cuellos largos) fueron muy probablemente los animales terrestres más pesados que han existido.

Y para entender completamente a animales que eran del tamaño de edificios, los científicos necesitamos entender las “bases” de esos “edificios”. Hasta el descubrimiento del Notocolossus, no se había encontrado una pata trasera de ningún titanosaurio gigante, por lo que limitaba el conocimiento que los paleontólogos teníamos de cómo estos dinosaurios se paraban, movían y suportaban sus cuerpos.

Los investigadores, junto con el fósil del titanosaurio. A la derecha, Matthew Lammana.

La pata trasera del Notocolossus muestra que el pie de estas enormes bestias estaban altamente especializadas (aún más que muchas de las de otros saurópodos) para transportar pesos colosales. En comparación con la de otros saurópodos – inclusos los más grandes – la pata trasera del Notocolossus es extraordinariamente corta, robusta, y uniformemente construída de punta a punta; características que parecen ser adaptaciones para soportar grandes masas y para esparcir esa masa en todo el pie.

 - ¿Es factible encontrar más partes de este dinosaurio en la zona?

Pienso que es improbable que agregar más excavaciones a las dos canteras específicas donde se encontraron los especímenes del Notocolossus sirva para hallar más huesos (creo que González Riga y su equipo ya han recolectado todos los fósiles en esos lugares). De todas maneras, hay una virtual certesa que más fósiles de los Notocolossus estan esperando ser descubiertos en esa área geográfica.

 - ¿Hay alguna posibilidad de que estos fósiles sean llevados a algún museo estadounidense? (hace días se llevaron los especímenes de otro titanosaurio al Museo de Historia Natural de Nueva York)

Me encantaría. De hecho, me gustaría si mi propio museo (el Museo Carnegie de Historia Natural en Pittsburgh, Pennsylvania), pudiera tomar prestado y exhibir los fósiles del Notocolossus por un tiempo. Pero hacerlo lleva ciertos permisos gubernamentales y una cantidad de dinero que por el momento ni yo ni Bernardo tenemos, aunque espero que lo podamos hacer algún día.


¿Estás de acuerdo con el tema?
Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario