Cómo usar el humor para aprender más y mejor
Viernes, 1 de mayo de 2015Mónica Guitart es una profesora que está experimentando con el humor como herramienta para transmitir conocimientos en sus clases de matemáticas, probabilidad y estadística
Por: Martín Rostand

Mónica Guitart es una docente de la Universidad Nacional de Cuyo que está experimentando desde hace ya un tiempo con el humor como vehículo para transmitir conocimientos y para fijarlos con más firmeza a través del tiempo.

En diálogo con SITIO ANDINO, la profesora explicó que "trabajo desde hace mucho tiempo enseñando matemáticas, probabilidad y estadísticas utilizando situaciones humorísticas para transmitir el conocimiento con excelentes resultados porque el humor predispone mucho mejor a los chicos para trabajar en clase y a largo plazo, recuerdan mucho más los conceptos, porque los tienen asociados a un chiste, entonces es mucho más fácil y agradable para ellos recordarlo".

"La matemática y la probabilidad están todos los días con nosotros y se manifiestan a cada instante en mil cosas distintas, entonces utilizar estos recursos es un gran vehículo para transmitir el conocimiento. Por ejemplo, ahora, en tiempos de campaña política, los candidatos nos dan muchísimo material para asociarlo con la ciencia y usando la parte graciosa que toda anécdota tiene, es muy fácil acoplarlo a una fórmula o un proceso matemático que si simplemente lo viéramos desde la aridez que tiene en su aspecto conceptual. Si sólo los viéramos como conceptos matemáticos serían mucho más difíciles de explicar y luego de recordar", expresó.

"Por ejemplo, les hago ver a los varones las probabilidades que tienen de ganar una discusión con sus novias a lo largo de sus vidas, desde que empiezan una amistad, luego pasan a salir, después se ponen de novios y se casan y entonces, al advertir que esas probabilidades son muy bajas y cada vez más bajas a medida que pasa el tiempo, empiezan a jugar con la parte graciosa que estoy tiene y se ríen de ver que “no vamos a ganar nunca” y disfrutan con eso. Pero mientras tanto estamos haciendo todo una análisis del patrón de comportamiento que tiene esa variable probabilística, que empieza alta, pero después inevitablemente termina en cero y eso genera risas y comentarios graciosos", dijo.

Según explica una gacetilla publicada en la UNCuyo, Guitart dice que desde lo conceptual, la investigación indaga los efectos que producen en el aprendizaje y en la enseñanza el uso del humor. Claro está, que gran parte de la investigación está dedicada a la selección cuidadosa de las viñetas, anécdotas y apostillas a presentar en clase, lo cual supone un análisis profundo sobre aspectos muy variados, como son la edad, el lenguaje, la carrera, la cultura de los alumnos con quienes se realizará el estudio, entre otras características específicas, además de estudiar el momento, la forma, quién y cómo se presentarán las situaciones humorísticas, para que éstas reflejen “realmente” lo que este tipo de humor produce en los alumnos y las consecuencias que provocan en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

En este trabajo se parte de un estudio presentando situaciones humorísticas que puedan colaborar a dar ideas de azar, probabilidad y estadística, enfatizando en sus empleos cotidianos y analizándolos con vistas a su confrontación. En este análisis se usa una investigación cualitativa y cuantitativa porque el objetivo es la interpretación y la caracterización del uso del humor en la educación de la Probabilidad y la Estadística, partiendo de la observación y el análisis del aprendizaje con el fin de llegar a dar ciertos asertos. Se parte de un estudio de investigación-acción, sabiendo que éste debe ser paciente, reflexivo, dispuesto a considerar otras versiones del caso.

"El estudio debe ser empático y no intervencionista, por esto, al hacer un estudio cualitativo se pretende lograr una mayor comprensión del humor, apreciando la singularidad y complejidad de su uso, su inserción en los contextos y su interrelación con ellos", dice la profesora.

La selección de las unidades de análisis de este estudio se realiza en base a un criterio coherente con lo que se desea observar, es decir, analizando qué produce el uso del humor en clase, las unidades de análisis que puedan hacerse con los alumnos y de alguna forma, aunque no de manera central, cómo es que los profesores lo aplican.

Finalmente, Guitart anunció que próximamente estará dictando uno de estos cursos en San Rafael y aunque todavía no tiene fecha cierta, aseguró que será a más tardar en el mediano plazo.

“Esto no significa que tengamos que estar haciendo chistes todo el tiempo, sino que implica un fuerte compromiso del profesor en trabajar intensamente en el tema, para encontrar el chiste adecuado y el momento justo de hacerlo dentro de la clase, para que esto pueda ser positivo. Mi intención es ayudar a mucha gente que necesita incorporar estos conocimientos que son realmente arduos y complicados si no se los encara con esta vía que hemos implementado”, concluyó.

¿Estás de acuerdo con el tema?
Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario